“En una tempestad”
José María
Heredia
Poeta Cubano
http://quizlet.com/144027
5/recursos-literarios-flashcards/
Campana:
•Cuando piensas en un huracán, ¿qué
cosas asocias con él? Incluye tanto sus
acciones como sus efectos. ¿Crees que un
huracán puede siginificar algo positivo?
Explica.
Código biográfico
• Heredia luchó por la liberación de
Cuba, y por sus actividades
revolucionarias, tuvo que pasar la
mayor parte de su vida en el
exilio.
Código ideológico
• Parte del pensamiento neoclásico
del siglo XVIII era la noción que el
mundo, como creación del Señor,
era una obra perfecta. Por lo
tanto, todas las manifestaciones
de la naturaleza, por violentas que
fueran, eran parte de esa perfecta
creación de Dios.
Importancia de Heredia
• Representa la fusión de las dos
tendencias de la primera mitad del
siglo XIX, el neoclasicismo y el
romanticismo.
• En este poema el huracán toma,
metonímicamente, matices
de una revolución
de liberación.
Metonimia
• Cuando se substituye un signo por otro
• Designar una cosa o idea con el nombre de otra
basándose en la relación de proximidad
existente entre el objeto real y el objeto
representado. Los casos más frecuentes de
metonimia son las relaciones del tipo causaefecto y las del todo por la parte.
Ejemplos de metonimia
• Juró lealtad a la bandera (jurar lealtad al país)
• La mejor pluma de la literatura universal es
•
Cervantes
Aquel país fue su cuna y su sepulcro
• La media luna dominó España (los
musulmanes)
Vocabulario: En una tempestad
• Abrasado
• Torbellinos
– encendido
• Faz
– Cara, superficie
• Vela
– Oculta, tapa
• Cuál
– cómo
• Parda
– oscura
– remolinos
• Despeñado
– arrojado
• Aterra
– asusta
• Umbría
– sombreada
• Vil
– despreciable
Al escuchar:
• Escucharán “En una
tempestad”. Al escuchar
vayan resumiendo el
tema de cada estrofa y
hagan una lista de todos
los signos relacionados
con la muerte “X” y con
esplendor o sublimidad
“!”
• Haz un inventario de
todas la manifestaciones
de la tempestad por
medio de la metonimia.
El huracán como móvil:
• La tempestad es un móvil del que
se vale el poeta para evocar una
realidad humana. La actitud del
poeta ante la tempestad es su
actitud ante la realidad humana.
Campana: Especifica si las oraciones o frases
de abajo son metáforas o metonimias.
•
1. Sus manos eran sarmientos.
2. Me encanta el rioja.
3. Lleva sus canas muy dignamente.
4. La muchacha era un tren.
5. Le encantan las faldas.
6. ¡Qué bien vive el rico!
7. Ayer me regalaron un Goya.
8. Dientes de marfil.
9. Fuego ardiente de pasión sentía en mi
interior.
10. Teme al Maligno.
Soluciones:
• 1. metáfora
2. metonimia
3. metonimia
4. metáfora
5. metonimia
6. metonimia
7. metonimia
8. metáfora
9. metáfora
10. metonimia
“En una tempestad”
Huracán, huracán, venir te siento,
y en tu soplo abrasado
respiro entusiasmado
del señor de los aires el aliento.
• Notar el doble estado de ánimo
que el huracán despierta en el
poeta; revela el signo central.
En las alas del viento suspendido
Vedle rodar por el espacio inmenso,
Silencioso, tremendo, irresistible
En su curso veloz. La tierra en calma
Siniestra; misteriosa,
Contempla con pavor su faz terrible.
¿Al toro no miráis? El suelo escarban,
De insoportable ardor sus pies heridos:
La frente poderosa levantando,
Y en la hinchada nariz fuego aspirando,
Llama la tempestad con sus bramidos.
¡Qué nubes! ¡qué furor! El sol temblando
Vela en triste vapor su faz gloriosa,
Y su disco nublado sólo vierte
Luz fúnebre y sombría,
Que no es noche ni día...
¡Pavoroso calor, velo de muerte!
Los pajarillos tiemblan y se esconden
Al acercarse el huracán bramando,
Y en los lejanos montes retumbando
Le oyen los bosques, y a su voz responden.
• La inquietud empieza como la
“faz terrible, siniestra,
misteriosa” del huracán, “velo
de muerte”, un sol que tiembla
y oculta su propia “faz
gloriosa” – dando “luz fúnebre
y sombría” - la inquietud.
Llega ya... ¿No le veis? ¡Cuál desenvuelve
Su manto aterrador y majestuoso...!
¡Gigante de los aires, te saludo...!
En fiera confusión el viento agita
Las orlas de su parda vestidura...
¡Ved...! ¡En el horizonte
Los brazos rapidísimos enarca,
Y con ellos abarca
Cuanto alcanzó a mirar de monte a monte!
• El tono del poeta es de reverencia
transformada en éxtasis; gozo sublime; a
un encuentro inefable con Dios
¡Oscuridad universal!... ¡Su soplo
Levanta en torbellinos
El polvo de los campos agitado...!
En las nubes retumba despeñado
El carro del Señor, y de sus ruedas
Brota el rayo veloz, se precipita,
Hiere y aterra a suelo,
Y su lívida luz inunda el cielo.
• Conciencia de su pequeñez ante la
grandeza de las fuerzas naturales.
¿Qué rumor? ¿Es la lluvia...?Desatada
Cae a torrentes, oscurece el mundo,
Y todo es confusión, horror profundo.
Cielo, nubes, colinas, caro bosque,
¿Dó estáis...? Os busco en vano:
Desparecisteis... La tormenta umbría
En los aires revuelve un oceano
Que todo lo sepulta...
Al fin, mundo fatal, nos separamos:
El huracán y yo solos estamos.
• relación poeta-tempestad y el éxtasis
que causa la amada y el amante
¡Sublime tempestad! ¡Cómo en tu seno,
De tu solemne inspiración henchido,
Al mundo vil y miserable olvido,
Y alzo la frente, de delicia lleno!
¿Dó está el alma cobarde
Que teme tu rugir...? Yo en ti me elevo
Al trono del Señor: oigo en las nubes
El eco de su voz; siento a la tierra
Escucharle y temblar. Ferviente lloro
Desciende por mis pálidas mejillas,
Y su alta majestad trémulo adoro.
•Una intensidad de emoción pero también
un curso análogo al de un enamoramiento.
• Se palpa la gratitud del poeta por la
emoción que ella libra en su alma,
elevándolo a conciencia de la majestad de
Dios y del lugar (y privilegio) de ser
humano en la tierra.
Estructura métrica
• Hay un total de siete estrofas en el
•
poema, y la primera tiene sólo cuatro
versos; la segunda, once; la tercera,
diez; la cuarta, nueve; la quinta, ocho; la
sexta, diez; y la séptima, once.
Ante una situación como ésta, se puede
afirmar simplemente que el poema no
tiene forma estrófica regular.
Versificación
• La mayoría de los versos son
endecasílabos, pero hay algunos
heptasílabos
• Se trata de la forma poética llamada silva,
poema formado por versos endecasílabos
y heptasílabos distribuidos al capricho del
poeta. Puede tener rima consonante o
asonante, o puede dejar algunos versos
sueltos, es decir, sin rima.
Estructura
• Tiene rima consonante cuando la
hay y cuando no rima son versos
libres
–No hay asonancia, y muchos versos se
dejan libres, es decir, sin consonancia ni
asonancia. El esquema de la rima es
bastante irregular, lo cual es
completamente permitido dentro de la
estructura de una silva.
Tropos
• Repetido uso del hipérbaton, o
sea, de la inversión del orden
normal de las frases.
• Apóstrofe o invocación
• Hipérbole o exageración
• Prosopopeya o personificación
Descargar

En una tempestad” - Chandler Unified School