TEXTO ORIGINAL: Cuento “¿A qué sabe la luna?”
(Michael Grejniec)
VERSIÓN DEL TEXTO ORIGINAL EN VERSO
Fátima Batista Pérez
En la noche oscura
más allá de la espesura
se alza majestuosa la luna
luciendo su blancura.
La sagaz tortuga
caminando un día va.
En la montaña más alta
cerquita de la luna está.
Redonda luna, luna redonda
¿a qué sabe tu oronda panza?
¿A caramelo de turrón
o a papas fritas con limón?
Luna, lunera, cascabelera
¿sabes a pera?
Queremos saber
si es dulzón tu sabor
o salado,
como el mar de Japón.
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito
Animales del lugar
con esfuerzo sin igual,
al satélite sabrosón
no pudieron alcanzar.
Mas no pudiéndola tocar
al elefante ayuda rogó
la trompa levantó
y a su caparazón se subió
Luna, lunita, cascabelita
¿sabes a pizza?
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito
La traviesa luna
jugar quería
Cuanto más se alejaba
más se divertía.
¡Ay, que me da la risa!
Elefante, date prisa
Voy a ganarte
a las cogiditas.
Una vez más
Luna se alejaba
cuando jirafa con su cuello
casi alcanzaba.
A doña Jirafa Cuellilarga
elefante llamó
y con mucho cuidado
a su espalda se subió.
A doña Cebra rayada
Jirafa llamó
y con mucho cuidado
a su espalda se subió.
Luna, lunota, cascabelosa
¿sabes a flan de rosas?
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito
Luna, lunata, cascabelasa
¿sabes a pastel de calabaza?
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito
Aunque Cebra se esforzó
a Luna no alcanzó.
No quiso desistir
y al melenudo león llamó
Muy intrépido el león
a su lomo se subió
y con su olfato leonino
a la luna casi olió.
Luna, luneta, cascabeleta
¿sabes a mermelada de fresa?
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito.
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito.
Poquito faltaba
para los dientes hincar
pero Zorro no pudo
tampoco alcanzar.
Mas alcanzarla no podía
porque Luna traviesa
con su juego
se movía.
De un árbol bajó
el mono trepador
y de dos brincos
al zorro se subió.
Raudo y cauto
el zorro subió
a la espalda del león
cuando al momento rugió
Luna, lunoso, cascabeloso
¿sabes a chocolate o a bizcocho?
Luna, lunusa, cascabelusa
¿sabes a ensaladilla rusa?
Dame un cachito
muy chiquitito
para saborearlo
aunque sea un poquito
La plateada piel
casi rozaba
cuando luna
un paso atrás daba.
Al ratón
el mono llamó
que como era chiquitín
casi ninguno lo vio.
Luna quieta quedó
aburrida del juego
que la valiente tortuga
inició.
A la cima de la torre
rápido llegó el ratón
y de un mordisco
un trozo lunático arrancó
¡uummm...
esta luna
está más buena
que la aceituna!
Del ratón al mono
del mono al zorro
del zorro al león
del león a la cebra
de la cebra a la jirafa
de la jirafa al elefante
del elefante a la tortuga
va paseando el trocito de luna.
El gusto animal
contento quedó
al comprobar
su rico sabor.
El pez que todo lo vio
asombrado quedó
del esfuerzo animal
por la luna alcanzar.
¡Qué necios,
qué ignorantes!
Si tú Luna en el agua
estás al alcance.
Aletudo animal.
¡qué errado estás!
mirando en el espejo acuático
nunca me saborearás.
Dulce o salado
¡qué más da!
Si felices fueron
los que quisieron llegar.
Si saborearme tú quisieras
esfuerzo te costará
mas si ayuda tu pidieras
más feliz te sentirás.
Este cuento
en fábula convertido
con dulce sabor
el final alcanzó.
Descargar

Diapositiva 1