Andar en la luz:
Renunciar a la
mundanalidad
Resumen de la Guía de Estudio para la Escuela Sabática del 01 de agosto del 2009.
Visite: http://www.davidchacon.tk
1 Juan 2: 15.
Texto clave
““No améis al
mundo, ni las
cosas que están
en el mundo. Si
alguno ama al
mundo, el amor
del Padre no está
en él”.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
Estructura
El privilegio cristiano.
La lucha cristiana.
Nuestra mirada, nuestra felicidad.
Preguntas claves:
• ¿Cuán importante para ti es saber que has sido
perdonado sólo en el nombre de Jesucristo?
• ¿Qué significa conocer a Dios?
• ¿Qué cosas amas del mundo más que de Dios?
• ¿Cuál es el problema del mundo que te tiene
sosegado: pasiones, malos pensamientos u
orgullo? ¿Qué te impide seguir plenamente a
Cristo?
• ¿Es correcto disfrutar de la vida en el mundo?
¿Cómo disfrutas de la vida temporaria en el
mundo?
El privilegio cristiano
1 Juan 2: 12.
“Hijitos, les escribo a ustedes porque Dios,
haciendo honor a su nombre, les ha
perdonado sus pecados”.
1 Juan 2: 14.
“Les he escrito a ustedes, hijitos, porque
han conocido al Padre. Les he escrito a
ustedes, padres, porque han conocido al
que ya existía desde el principio. Les he
escrito también a ustedes, jóvenes,
porque son fuertes y han aceptado la
palabra de Dios en su corazón, y porque
han vencido al maligno”.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
El privilegio cristiano
¿A quiénes está dirigiendo Juan su mensaje?
• Juan dirige su mensaje a:
– Los hijos, que se considera a todos los miembros de la iglesia.
– Los padres, que se considera a las personas mayores de la iglesia.
– Los jóvenes, que se considera a aquellos que son miembros recientes.
¿Qué debe considerar el cristiano respecto a su
condición?
• El cristiano debe considerar tres cosas respecto a su
condición:
– Tener certeza de la salvación.
– No negar su pecaminosidad.
– Ser cristiano significa tener perdón.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
El privilegio cristiano
¿Cuál fue el mensaje de Juan a los hijos, padres y jóvenes
de su tiempo?
• Juan enfatiza:
– Que los hijos conocen al Padre.
– Que los padres conocen a Jesús (el que era desde el principio).
– Que los jóvenes han aceptado la Palabra de Dios, cuyo autor es el
Espíritu Santo (2 Pedro 1: 21).
¿Cuál es la esencia de la vida cristiana?
• Existen cuatro aspectos a considerar como esencia de la
vida cristiana (4 P):
– Perdón de los pecados.
– Permanecer o conocer a la Deidad.
– Pecado está vencido.
– Palabra de Dios como fundamento de nuestra vida.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
La lucha cristiana
1 Juan 2: 15.
“No amen al mundo, ni lo que hay en
el mundo. Si alguno ama al mundo,
no ama al Padre”.
1 Juan 2: 16.
“Porque nada de lo que hay en el
mundo —los malos deseos del
cuerpo, la codicia de los ojos y la
arrogancia de la vida— proviene del
Padre sino del mundo”. (NVI).
Salmo 100: 3.
“Reconozcan que el Señor es Dios;
él nos hizo y somos suyos...”
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
La lucha cristiana
¿A qué se refiere con la palabra “mundo” en las epístolas
de Juan?
• Mundo significa rebeldía hacia Dios.
¿Cuál es la solución al conflicto sobre amar al mundo?
• Dios nos pide:
– No amar al mundo (cosas negativas que ofrece), pero amar a los que
están en el mundo (Cristo dio su vida por el mundo).
– Alejarnos de todo aquello que nos debilitará nuestra relación con Dios.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
La lucha cristiana
¿Qué aspectos considera Juan como parte del mundo?
• Para Juan, el mundo está formado por:
– Los deseos de la carne: pasiones humanas.
– Los deseos de los ojos: los pensamientos.
– La vanagloria de la vida: orgullo.
¿Por qué es tan fundamental evitar la vanagloria de la
vida?
• La vanagloria de la vida es considerarse superior a nuestro
creador; es decir, vivir independiente de Dios.
• Cuando creemos que todo lo que tenemos depende de Dios,
no existirá orgullo en nuestra vida.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
Nuestra mirada, nuestra
felicidad
1 Juan 2: 17.
“Pero el mundo se va acabando, con
todos sus malos deseos; en cambio,
el que hace la voluntad de Dios vive
para siempre”.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
Nuestra mirada, nuestra felicidad
¿En qué debemos apoyar nuestra mirada?
• Pablo nos recomienda:
– Poner nuestra mirada en las cosas de arriba (Colosenses 3: 1 – 4).
– Mirar lo que no se ve, pues eso es eterno (2 Corintios 4: 18).
• Todo cristiano tiene la promesa divina de vivir eternamente.
¿Cómo nos mantenemos en Cristo en esta vida temporal?
• Según Juan, para sobrevivir en el mundo, debemos:
– Mirar siempre nuestra meta eterna.
– Hacer la voluntad de Dios.
– Tener una vida de obediencia.
• La confianza en Dios se sustenta en el cumplimiento de sus
promesas: Ejemplo: El cumplimiento de las profecías.
• El mundo terminará (2 Pedro 3: 10 – 12), entonces no
debemos apoyarnos en decisiones humanas.
Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad
Conclusiones
• El perdón de los pecados sólo se da
en el nombre de Cristo.
• Al conocer a Dios, vencemos al
maligno.
• Debemos rechazar y odiar lo que
ofrece el mundo: pasiones, malos
pensamientos y orgullo.
• Nuestra meta es eterna y el mundo
es pasajero.
Descargar

Andar en la luz: Renunciar a la mundanalidad El privilegio cristiano