El plan de Dios para tu vida es ser el
ganador más grande que ese mundo ha
visto. El lo cree, y tú tienes que creerlo.
Proverbios 23:7 “Pues como piensa dentro
de sí, así es”.
I. Si tu crees que tu destino es para ganar,
vivirás como un campeón y no como un
champiñón.
a. Vivirías tu vida al nivel de tus pensamientos.
1. Cuando crees que eres digno de algo
mayor, te impulsaras a ti mismo para
alcanzar algo mayor.
2. Filipenses 1:27 “Solamente compórtense de
una manera digna del evangelio de
Cristo, de modo que ya sea que vaya a
verlos, o que permanezca ausente, pueda
oír que ustedes están firmes en un mismo
espíritu, luchando unánimes por la fe del
evangelio”.
b. A lo que me someto crece más fuerte, y
lo que resisto crece más débil.
1) Compórtate dignamente - Vive distinto.
2) Estés firme - Que nada mueva tu
confianza.
3) Luchando - Que tu vida cuente por
algo grande.
c. 2 Corintios 5:21 "Se hizo pecado por
nosotros, para que fuéramos hechos
justicia de Dios en Él”.
1. Como Cristo venció y gano , tu también
2. Como Cristo le es dada la autoridad para
ganar, a ti también
II. ¿Como alcanzarías tu destino como
campeón?
a. Efesios 6:13 "Tomad toda la armadura de
Dios, para que podáis resistir en el día
malo, y habiéndolo hecho todo, estar
firmes”.
b. Un Campeón fracasa, pero nunca tira la
toalla.
1. Aplica la disciplina de escudriñar a
las Escrituras.
2. Soporta fuertemente frente a los
desafíos.
3. Anda en el poder del Espíritu Santo
4. Nunca te rindas bajo ninguna
circunstancia.
Josué 6:16 "¡Grita! Pues el SEÑOR te ha dado
la ciudad”. Tu destino es ser ganador.
Existe para promover unidad entre ministerios y
proveer una amistad espiritual, moral y si es
necesario una cobertura legal.
Descargar

DESTINADO PARA GANAR