WWW.GRUPOVERDIGUEL.COM
WWW.GRUPOVERDIGUEL.COM
DELITO DE PORTACIÓN DE ARMA DE FUEGO RESERVADA
PARA
USO
EXCLUSIVO
DEL
EJÉRCITO
Y
FUERZAS
ARMADAS.
USO DE ARMAS PROHIBIDAS PARA EL EJERCICIO DE LA
CAZA.
TRANSMISIÓN DE PROPIEDAD DE ARMA DE FUEGO POR
COMPRAVENTA.
WWW.GRUPOVERDIGUEL.COM
POSESIÓN Y PORTACIÓN DE ARMA DE FUEGO
La posesión y portación de armas de fuego, de
acuerdo a los antecedentes históricos y
constitucionales, se convirtió en el derecho de
una persona a contar con una forma de
defenderse ante cualquier riesgo en el que
estuviera en peligro su seguridad personal,
atendiendo a la violencia existente en el país; sin
embargo, desde el inicio de ese derecho hubo
limitaciones ya que no se podían poseer y/o
portar cualquier tipo de armas, como se analiza a
continuación:
ANTECEDENTES
Dadas las condiciones de inseguridad que
prevalecían en México en 1857, el Congreso
Extraordinario, atendiendo a que se consideró la
necesidad de todo hombre de contar con medios
para defender su seguridad en legítima defensa,
estableció en la Constitución de 1857, en el
artículo 10° que:
“Todo hombre tiene derecho de poseer y portar
armas para su seguridad y legítima defensa. La
ley señalará cuáles son las prohibidas y las penas
en que incurren los que la portaren.”
Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos
Este derecho, con algunas modificaciones, también se
plasmó en la Constitución General de la República de
1917, aun cuando eran distintas las condiciones
políticas, sociales y económicas del país, a las
imperantes en 1857. Se mantuvo en el artículo 10°,
condicionándolo a la seguridad y legítima defensa de
las personas y estableciendo la limitación a que no
se trataran de las reservadas para uso exclusivo del
Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Guardia Nacional.
En la actualidad, después de haber sufrido varias
reformas, este precepto constitucional establece que:
Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos
“Artículo 10. Los habitantes de los Estados
Unidos Mexicanos tienen derecho a poseer armas
en su domicilio, para su seguridad y legítima
defensa, con excepción de las prohibidas por la
ley federal y de las reservadas para el uso
exclusivo del Ejército, Armada, Fuerza Aérea y
Guardia Nacional. La ley federal determinará los
casos, condiciones, requisitos y lugares en que se
podrá autorizar a los habitantes la portación de
armas”.
Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos
Del análisis a la actual disposición jurídica se
desprende que, a diferencia de la prevista en la
Constitución de 1857, se ha limitado ese derecho
en razón de que actualmente sólo se autoriza a la
posesión de armas en su domicilio, sin
contemplar a la portación como parte de este
derecho constitucional. El ejercicio de esta acción
implica la tenencia concreta, circunstancial y
constante del individuo sobre estos objetos. A
diferencia de la posesión que es una figura
jurídica de carácter continuo, la portación es un
hecho discontinuo, en el sentido de que sólo
tiene lugar cuando la persona toma o aprehende
una arma.
Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos
Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos
La ley que regula la
posesión y la portación de
las
armas,
así
como
determina cuales son las
del uso exclusivo del
Ejército y de las Fuerzas
Armadas,
es
la
“Ley
Federal de Armas de Fuego
y
Explosivos”,
reglamentaria del artículo
13 de la Constitución
Política de los Estados
Unidos Mexicanos.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
En esta ley se regula la posesión, portación, las
autorizaciones, la clasificación de las armas de
fuego de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas
Armadas, así como los delitos, entre otros.
En el título segundo, establece que la posesión
de toda arma de fuego debe ser informada a la
SEDENA, a efecto de que se inscriba el arma en
el Registro Federal de Armas.
En ese mismo título, en el artículo 9°, determina
que armas y en que calibres pueden portarse o
poseerse, excepciones y otras consideraciones,
estableciendo textualmente lo siguiente:
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Artículo 9o.- Pueden poseerse o portarse, en
los términos y con las limitaciones establecidas
por esta ley, armas de las características
siguientes:
I.- Pistolas de funcionamiento semi-automático
de calibre no superior al .380 (9mm.),
quedando exceptuadas las pistolas calibres
.38 Super y .38 Comando, y también en
calibres 9 mm. las Mausser, Luger,
Parabellum y Comando, así como los
modelos similares del mismo calibre de las
exceptuadas, de otras marcas.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
II.- Revólveres en calibres no superiores al .38
Especial, quedando exceptuado el calibre .357
Magnum.
Los ejidatarios, comuneros y jornaleros del
campo, fuera de las zonas urbanas, podrán
poseer y portar con la sola manifestación, un
arma de las ya mencionadas, o un rifle de calibre
.22, o una escopeta de cualquier calibre,
excepto de las de cañón de longitud inferior
a 635 mm. (25), y las de calibre superior al
12 (.729 ó 18. 5 mm.).
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
III.- Las que menciona el artículo 10 de esta
Ley.
IV.- Las que integren colecciones de armas, en
los términos de los artículos 21 y 22.”
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Asimismo, esta ley prevé lo referente a las
autorizaciones relativas a los deportistas de tiro
o cacería, estableciendo en el artículo 10:
“Artículo
10.Las
armas
que
podrán
autorizarse a los deportistas de tiro o cacería,
para poseer en su domicilio y portar con licencia,
son las siguientes:
I.- Pistolas, revólveres y rifles calibre .22, de
fuego circular.
II.- Pistolas de calibre .38 con fines de tiro
olímpico o de competencia.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
III.- Escopetas en todos sus calibres y modelos,
excepto las de cañón de longitud inferior a 635
mm. (25), y las de calibre superior al 12 (.729 ó
18. 5 mm.).
IV.- Escopetas de 3 cañones en los calibres
autorizados en la fracción anterior, con un cañón
para cartuchos metálicos de distinto calibre.
V.- Rifles de alto poder, de repetición o de
funcionamiento semi-automático, no convertibles
en automáticos, con la excepción de carabinas
calibre, 30, fusil, mosquetones y carabinas
calibre .223, 7 y 7. 62 mm. y fusiles Garand
calibre .30.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
VI.- Rifles de alto poder de calibres superiores a
los señalados en el inciso anterior, con permiso
especial para su empleo en el extranjero, en
cacería de piezas mayores no existentes en la
fauna nacional.
VII.- Las demás armas de características
deportivas de acuerdo con las normas legales de
cacería, aplicables por las Secretarías de Estado u
Organismos que tengan injerencia, así como los
reglamentos nacionales e internacionales para
tiro de competencia.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
A las personas que practiquen el deporte de la
charrería podrá autorizárseles revólveres de
mayor calibre que el de los señalados en el
artículo 9o. de ésta ley, únicamente como
complemento del atuendo charro, debiendo
llevarlos descargados.”
El ordenamiento legal en comento clasifica las
armas que son de uso exclusivo del Ejército y
Fuerzas Armadas, precisando en su artículo 11
los tipos de ellas y los calibres, de la siguiente
manera:
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
“Artículo 11.- Las armas, municiones y materia
para el uso exclusivo del Ejército, Armada y
Fuerza Aérea, son las siguientes:
a).- Revólveres calibre .357 Magnum y los
superiores a .38 Especial.
b).- Pistolas calibre 9 mm. Parabellum, Luger y
similares, las .38 Super y Comando, y las de
calibres superiores.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
c).- Fusiles, mosquetones, carabinas y tercerolas
en calibre .223, 7 mm., 7. 62 mm. y carabinas
calibre .30 en todos sus modelos.
d).- Pistolas, carabinas y fusiles con sistema de
ráfaga,
subametralladoras,
metralletas
y
ametralladoras en todos sus calibres.
e).- Escopetas con cañón de longitud inferior a
635 mm. (25), las de calibre superior al 12 (.729
ó 18. 5 mm) y las lanzagases, con excepción de
las de uso industrial.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
f).- Municiones para las armas anteriores y
cartuchos
con
artificios
especiales
como
trazadores, incendiarios, perforantes, fumígenos,
expansivos de gases y los cargados con postas
superiores al 00 (.84 cms. de diámetro) para
escopeta.
g).- Cañones, piezas de artillería, morteros y
carros de combate con sus aditamentos,
accesorios, proyectiles y municiones.
h).- Proyectiles-cohete, torpedos, granadas,
bombas,
minas,
cargas
de
profundidad,
lanzallamas y similares, así como los aparatos,
artificios y máquinas para su lanzamiento.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
i).- Bayonetas, sables y lanzas.
j).- Navíos, submarinos, embarcaciones e
hidroaviones para la guerra naval y su
armamento.
k).- Aeronaves de guerra y su armamento.
l).- Artificios de guerra, gases y substancias
químicas de aplicación exclusivamente militar, y
los ingenios diversos para su uso por las fuerzas
armadas.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
En general, todas las armas, municiones y
materiales destinados exclusivamente para la
guerra.
Las de este destino, mediante la justificación de
la necesidad, podrán autorizarse por la Secretaría
de la Defensa Nacional, individualmente o como
corporación, a quienes desempeñen empleos o
cargos de la Federación, del Distrito Federal, de
los Estados o de los Municipios.”
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
De la posesión de armas en el domicilio
En cuanto a la posesión de armas en el domicilio para
la seguridad y defensa legítima de sus moradores,
además de la obligación de registrarlas ante la
SEDENA, esta Ley establece que las personas físicas
deberán manifestar un único domicilio permanente
para sí y sus familiares.
El reglamento de la Ley Federal de Armas de Fuego y
Explosivos establece a su vez en el artículo 21 que si
se manifiestan más de dos armas para seguridad y
legítima defensa de los moradores de un solo
domicilio, los interesados deberán justificar esa
necesidad.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
De las autorizaciones para portar armas
La SEDENA es la única que puede autorizar,
mediante licencia, la portación de armas en
determinadas condiciones y bajo los requisitos
que esta ley determina, siendo así que se
contemplan las siguientes:
Licencias particulares, previstas en los
artículos 25 y 26, mismas que deben revalidarse
cada 2 años, éstas serán individuales para
personas físicas o colectivas cuando se cumplan
con los siguientes requisitos:
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Si se trata de persona física deberán: tener un
modo honesto de vivir haber cumplido con el
servicio militar; no tener impedimento físico o
mental para el manejo de armas; no haber sido
condenado por delito cometido con empleo de
armas; no consumir drogas; acreditar la
necesidad de portar armas debido a la naturaleza
de si empleo, las circunstancias del lugar donde
viva o cualquier otro motivo justificado.
También se prevé la expedición de licencias
particulares por una o varias armas para
actividades deportivas, de tiro o cacería, sólo si
las personas pertenecen
a algún club o
asociación debidamente registrados y que
cumplan con los primeros 5 requisitos señalados
anteriormente.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
El reglamento de esta ley establece además que
las autorizaciones para que los miembros de
clubes o asociaciones deportivas de caza y tiro,
posean armas, así como para colecciones o
museos, serán expedidas si los interesados
aceptan
expresamente
que
permitirán
inspecciones por representantes debidamente
acreditados, cuando la Secretaría lo considere
necesario.
Licencias oficiales éstas sólo tendrán validez
mientras se desempeñe cargo o empleo que las
motivó.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
También se prevén las licencias colectivas para
personas morales, mismas que deberán cumplir
con los requisitos de: estar legalmente
constituidas; tratarse de servicios privados de
seguridad con la debida autorización para ese
funcionamiento, que cuente con la opinión
favorable de la Secretaría de Gobernación;
finalmente acreditar que quienes portarán las
armas reúnen los primero cinco requisitos
previstos para las personas físicas.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
De la venta de armas de fuego y municiones
La SEDENA establece mediante disposiciones
administrativas los términos relativos a la
adquisición, venta y cantidad de armas y
municiones de calibres permitidos a los
particulares, para el caso de las armas de uso
exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea
también lo determinará la Secretaría de Marina.
Para el caso de la compra-venta, donación o
permuta de armas, municiones y explosivos
entre
particulares,
requerirá
un
permiso
extraordinario expedido por la SEDENA.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Sanciones
En esta ley se contemplan de los artículos 77 a
91, genéricamente como sanciones las conductas
que infringen las disposiciones de la misma,
señalando aquellas que ameritan desde multa
hasta pena de prisión, encontrándose como una
de ellas al Delito de portación de arma de fuego
de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas
al previsto en el numeral 83, que establece:
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Artículo
83.Al
que
sin
el
permiso
correspondiente porte un arma de uso exclusivo
del Ejército, Armada o Fuerza Aérea, se le
sancionará:
I. Con prisión de tres meses a un año y de
uno a diez días multa, cuando se trate de las
armas comprendidas en el inciso i) del
artículo 11 de esta Ley; (Bayonetas, sables y
lanzas)
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
II. Con prisión de tres a diez años y de
cincuenta a doscientos días multa, cuando se
trate de armas comprendidas en los incisos a) y
b) del artículo 11 de esta Ley, y (Revólveres
calibre .357 Magnum y los superiores a .38 Especial.
Pistolas calibre 9 mm. Parabellum, Luger y similares,
las .38 Super y Comando, y las de calibres
superiores.)
III. Con prisión de cuatro a quince años y de
cien a quinientos días multa, cuando se trate de
cualquiera de las otras armas comprendidas en
el artículo 11 de esta Ley. (ametralladoras,
cañones, fusiles, carabinas, metralletas, etc.)
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Cuando tres o más personas, integrantes de un
grupo, porten armas de las comprendidas en la
fracción III del presente artículo, la pena
correspondiente a cada una de ellas se
aumentará al doble.
Así como también en los artículos 84 y 84 bis, se
prevé la sanción para la introducción clandestina
al territorio nacional de armas, municiones,
cartuchos y otros de uso exclusivo y los de no
uso exclusivo, estableciendo las penas de prisión
siguientes:
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
“Artículo 84.- Se impondrá de cinco a treinta
años de prisión y de veinte a quinientos días
multa:
I. Al que participe en la introducción al territorio
nacional, en forma clandestina, de armas,
municiones, cartuchos, explosivos y materiales
de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza
Aérea o sujetos a control, de acuerdo con esta
ley;
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
II. Al servidor público, que estando obligado por
sus funciones a impedir esta introducción, no lo
haga. Además, se le impondrá la destitución del
empleo o cargo e inhabilitación para desempeñar
cualquier cargo o comisión públicos, y
III. A quien adquiera los objetos a que se refiere
la fracción I para fines mercantiles.”
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
“Artículo 84 Bis.- Al que introduzca al territorio
nacional en forma clandestina armas de fuego
de las que no están reservadas para el uso del
Ejército, Armada y Fuerza Aérea, se le impondrá
de tres a diez años de prisión.
Al residente en el extranjero que por primera
ocasión introduzca una sola arma de las referidas
en el párrafo anterior, únicamente se le impondrá
sanción administrativa de doscientos días multa
y se le recogerá el arma previa expedición del
recibo correspondiente. Cuando a la persona a
quien se le haya recogido el arma salga del país,
se le devolverá el arma previa entrega del recibo
correspondiente.”
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
“Artículo 84 Ter.- Las penas a que se refieren
los artículos 82, 83, 83 Bis, 83 Ter, 83 Quat, 84 y
84 Bis de esta ley se aumentarán hasta en una
mitad cuando el responsable sea o haya sido
servidor público de alguna corporación policial,
miembro de algún servicio privado de seguridad
o miembro del Ejército, Armada o Fuerza Aérea
en situación de retiro, de reserva o en activo.”
Los delitos previstos por la Ley Federal de Armas
de Fuego y Explosivos son considerados como
del fuero federal.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS


Finalmente,
para
quienes
transmitan
la
propiedad de un arma de fuego sin el
correspondiente permiso, se les impondrá una
sanción de uno a seis años de prisión y de cien a
quinientos días multa. (Art. 82)
La transmisión de la propiedad de dos o más
armas, sin permiso, o la reincidencia en la
conducta señalada en el párrafo anterior, se
sancionará conforme al artículo 85 Bis de esta
Ley, que será de cinco a quince años de prisión y
de cien a quinientos días multa.
LEY FEDERAL DE ARMAS DE
FUEGO Y EXPLOSIVOS
Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos (1857).
 Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos (1917).
 Ley Federal de Armas de Fuego y
Explosivos.
 Reglamento de la Ley Federal de Armas
de Fuego y Explosivos.

Bibliografía

GRACIAS
Descargar

FACULTAD DE DERECHO DE LA BARRA NACIONAL DE