El aparato circulatorio
El aparato circulatorio está
formado por el corazón y
los vasos sanguíneos,
denominados arterias y
venas. Las arterias llevan
la sangre que sale del
corazón a todo tu
organismo. Las venas
recogen la sangre de todo
tu organismo y la llevan al
corazón.
Tipos de vasos sanguíneos
Las arterias, las venas y los
capilares son vasos sanguíneos
que transportan la sangre por todo
el cuerpo. Las arterias se dividen
en ramas más pequeñas que se
llaman arteriolas. Las venas se
dividen en ramas más pequeñas
que se llaman vénulas. Los
capilares conectan las arterias con
las venas. En los capilares se
produce el intercambio de
sustancias entre la sangre y las
células. Si se pusieran todos los
vasos sanguíneos de tu cuerpo
uno a continuación del otro
medirían más de 100.000
kilómetros.
El corazón
El corazón es un órgano muscular
del tamaño aproximado de un
puño. Está formado por cuatro
cavidades, dos aurículas y dos
ventrículos. La aurícula derecha
recibe la sangre que procede de
todo el organismo. El ventrículo
derecho envía la sangre hacia los
pulmones. La aurícula izquierda
recibe la sangre que llega de los
pulmones. El ventrículo izquierdo
envía esta sangre al resto del
organismo.
¿CÓMO FUNCIONA EL CORAZÓN?
La sangre entra en el corazón, pasa de una
cavidad a otra y sale del corazón. Las
paredes que forman las cavidades del
corazón están constituidas por un músculo
muy potente, el músculo cardiaco.
La contracción del corazón se llama sístole.
La relajación del corazón se llama diástole.
Cada vez que tu corazón late, se produce
la contracción y la relajación de sus
paredes.
Para que la sangre pase de una cavidad a
otra o para que salga del corazón, las
paredes se contraen y empujan la sangre
con fuerza. Al mismo tiempo que las
paredes se contraen o se relajan, las
puertas entre las cavidades se abren o se
cierran para dejar entrar o salir la sangre.
Estas puertas se llaman válvulas cardiacas.
Cada puerta recibe un nombre (válvula
mitral, tricúspide, aórtica y pulmonar).
¿QUÉ CAMINO RECORRE LA
SANGRE DENTRO DEL CORAZÓN?
La sangre entra en
la aurícula derecha
del corazón. Pasa
de la aurícula
derecha al
ventrículo derecho.
La sangre entra en la
aurícula izquierda del
corazón. Pasa de la
aurícula izquierda al
ventrículo izquierdo.
La sangre tiene que salir de
los ventrículos.
¿Sabías que tienes entre 1 y 3 litros de sangre que recorren sin parar todos los rincones de
tu cuerpo?
¿QUÉ ES LA SANGRE?
Cuando te das un golpe fuerte en la nariz o te haces una herida sale sangre. La sangre es un
líquido de color rojo que siempre está en movimiento. Si miraras una gota de sangre con un
microscopio te darías cuenta de que no sólo es un líquido, sino que en él “nadan” también
otras muchas cosas.
Un poco más de la mitad de la sangre está formada por un líquido claro, de color
amarillento, que se llama plasma. El plasma contiene proteínas, hidratos de carbono,
grasas, vitaminas, minerales y otras sustancias, pero sobre todo una gran cantidad de agua.
La otra mitad de la sangre está formada por células que flotan en el plasma. Existen tres
tipos diferentes de células de la sangre: leucocitos, eritrocitos y plaquetas.
Cuando nos sacan sangre para analizarla en el laboratorio decimos que nos han hecho un
análisis de sangre. Los análisis de sangre nos permiten conocer el número de células y la
cantidad de las sustancias que forman el plasma.
Eritrocitos
Los eritrocitos también se llaman
glóbulos rojos o hematíes. Son las
células de la sangre que transportan el
oxígeno.
Leucocito
En esta imagen puedes ver dos tipos de células de la sangre, unas
de color rojo y otra de color blanco. Las células de color rojo son
eritrocitos o glóbulos rojos. La función de los eritrocitos es
transportar el oxígeno. La célula de color blanco es un leucocito o
glóbulo blanco. La función de los leucocitos es defendernos de la
infecciones.
Plaquetas
Las plaquetas se llaman también
trombocitos. Son las células más
pequeñas de la sangre. Su función
es taponar la pared de los vasos
sanguíneos dañados. Cuando se
lesiona un vaso, las plaquetas se
acumulan y forman un tapón
(coágulo), junto a otras
sustancias de la sangre. Este
tapón impide que la sangre salga
del vaso sanguíneo.
Grupos sanguíneos
COMPATIBILIDAD ENTRE TRANSFUSIONES
Donante
Receptor
1
A
B
AB
O
A
Sí
No
Sí
No
B
No
Sí
Sí
No
AB
No
No
Sí
No
Sí
Sí
Sí
Sí
2
O
Sí: compatible
No: incompatible
1 Receptor universal
2 Donante universal
ENFERMEDADES DEL CORAZÓN
Ahora tu corazón late unas 100 veces cada minuto, pero, cuando crezcas, lo hará un
poquito más despacio, entre 60 y 80 veces por minuto. Cada hora latirá unas 4.200
veces; cada día, unas 100.800 veces; cada año, unas 37 millones de veces. ¡Imagina el
número de veces que lo hará a lo largo de toda tu vida! Es muy importante que cuides tu
corazón, ¡su trabajo es agotador!
Algunos niños nacen con un defecto en el corazón que puede curarse con cirugía. Sin
embargo, la gran mayoría de las enfermedades del corazón afectan a las personas
mayores. Con el tiempo, igual que sucede con el resto de nuestro cuerpo, el corazón
también envejece.
Por esta razón, puede suceder que las paredes del corazón pierdan fuerza para
contraerse y bombear la sangre (insuficiencia cardiaca); puede que alguna zona no
reciba el oxígeno suficiente y deje de funcionar (infarto de miocardio); puede que las
válvulas cardiacas ya no abran ni cierren bien (ensanchamiento o estrechez de las
válvulas del corazón); o puede que el ritmo con el que el corazón se contrae se altere
(arritmias).
Para cuidar el corazón, es muy importante llevar una vida sana, hacer deporte con
moderación y alimentarte de forma equilibrada. También debes saber que el tabaco y el
alcohol pueden hacer mucho daño a tu corazón, a tus pulmones y a tus arterias. ¡Una
vida sana es imprescindible para que tu corazón se mantenga fuerte durante muchos
años!
LA DONACIÓN Y LAS TRANSFUSIONES DE SANGRE
Puede que alguna vez hayas leído u oído que se necesitan donantes de sangre, o que en un hospital
falta sangre. Cuando una persona dice que ha donado sangre significa que ha dado parte de su
sangre. Para poder donar sangre hay que ser mayor de edad y estar sano. Se extrae casi medio litro
de sangre, se analiza para comprobar que no tiene sustancias perjudiciales y se guarda en unas
bolsas especiales en un lugar llamado banco de sangre. Donar sangre no es peligroso, nuestro cuerpo
es capaz de recuperar con rapidez la cantidad de sangre que hemos dado.
¿Pero para qué se necesita esa sangre y por qué es tan importante donarla? Si una persona pierde
mucha sangre, por ejemplo en un accidente grave, su vida puede estar en peligro. Sin embargo, se
puede salvar si recibe una transfusión, es decir si se repone la sangre que ha perdido. Para ello, los
médicos utilizan las bolsas con la sangre que la gente ha donado. ¡Donar sangre puede salvar mucha
vidas!
LAS ENFERMEDADES DE LA SANGRE
Las enfermedades de la sangre pueden aparecer a todas las edades y algunas son hereditarias.
Pueden afectar a las células sanguíneas o al plasma. Las causas son el aumento o disminución del
número de algún tipo de sustancia o de célula, o la alteración de su forma o de su contenido. Así por
ejemplo, las leucemias, una forma de cáncer, son enfermedades debidas a un aumento del número d
leucocitos en la sangre. Las anemias son enfermedades relacionadas con los defectos en el número o
la forma de los eritrocitos de la sangre. En una hemorragia grave se produce una anemia por la
pérdida de sangre y por tanto de eritrocitos. Otra causa de anemia se debe a que la cantidad de
hierro que se toma con los alimentos es demasiado escasa para formar la hemoglobina de los
eritrocitos. Este tipo de anemia se puede evitar tomando alimentos ricos en hierro y vitaminas, como
legumbres, carne, huevos, pollo o pescado. Otras enfermedades afectan a la coagulación, como la
hemofilia, una enfermedad hereditaria en la que se sangra con facilidad.
inicio
final
anterior