Con urgencia
Se necesita...
Hombres, mujeres y niños...
• Dispuestos a pensar y actuar diferente y a
dar lo mejor de sí.
• Ansiosos por trazarse metas y cumplirlas.
• Con tanto amor al país, que trabajar más y
mejor sea un gran pretexto.
• Capaces de asumir retos y probarse a sí
mismos de lo que son capaces.
• Con una visión tal que se atrevan siempre a
dar soluciones antes que presentar
problemas.
Guatemala necesita
cambiar.
¿Estás tú
dispuesta(o) a
cambiar?
Este mensaje, como otros, tiene la
intención de impactar la conciencia
de los guatemaltecos.
La idea es muy simple: comparte este
archivo con 20 guatemaltecos, lee las
características que se describen y si
estás dispuesto a asumir el reto,
vívelas y pide a otros lo mismo.
Inténtalo y vuelve a intentarlo hasta
que el resultado sea crear una
Guatelinda más grande, poderosa,
con más riqueza, más entusiasmo y
mejor actitud; con el deseo de
devolverle a nuestros hijos el amor a
nuestro país y la confianza que un
día nos arrebataron.
Siempre nos quejamos de nuestra
situación pero no hacemos NADA por
cambiarla. Esta es la oportunidad de
hacer algo, no sólo por ti, sino por
nuestra Guatelinda.
Si no reenvías este mensaje NO tendrás
maldiciones sobre ti, tampoco tendrás
mala suerte. NO PASARÁ NADA. Y,
desgraciadamente seguiremos igual.
Gracias por apoyar esta campaña.
La intención es cambiar hábitos y actitudes que
nos ayuden a coincidir con el perfil que se
necesita. Es muy probable que tu mente te
traicione y, en el intento, tengas la sensación de
que esto no dará resultado; te aseguro que se
darán.
Cuando vayas a reenviarlo no olvides
escribir en el texto, “YO AMO A MI PAÍS
¿Y TÚ?”. Por amor a Guatemala,
comprométete y hazlo.
¿Estás preparada (o)…?
Se puntual
• Eliminemos de una vez por todas la
tristemente famosa “hora chapina”.
• El guatemalteco que se necesita debe
cultivar la idea de que el tiempo es
valioso y que no es recuperable.
Cuando nos dedicamos a desperdiciar
el tiempo, lo que realmente
desperdiciamos es a nosotros mismos.
Trabaja en equipo
Nuestra historia nos ha dirigido por
caminos de división y egoísmo, no nos
cabe en la cabeza que podemos
complementarnos y ayudarnos unos a
otros.
El guatemalteco que se necesita debe
estar dispuesto en todo momento, a
trabajar hombro con hombro y
anteponer el bien común al propio.
Disposición al cambio
Siempre estamos a la defensiva. Si
hay cambios, que sean para los
demás, no para mí.
El guatemalteco que se necesita debe
tener como característica una
predisposición al cambio, una
adaptabilidad enorme y actitud de
búsqueda incansable de lo mejor para
él y su país.
No más desidia
Todo lo dejamos para último momento, sea
lo que sea. No dejes para mañana lo que
puedes hacer hoy; da 15 minutos más de tu
tiempo.
El guatemalteco que se necesita deberá tener
grabado en la mente “HOY”, y aplicarlo
en todas las acciones de su vida. Mañana
será muy tarde.
Sé ordenada(o)
Te das cuenta que nunca puedes hallar
las cosas donde y como deberían estar,
en casa o en el trabajo.
El guatemalteco que se necesita debe
asumir el orden y limpieza como regla de
vida y estar tan compenetrado con ella
que aunque se trate de sí mismo, tenga el
valor para denunciarlo.
Sé constante
Tener una visión significa “soñar
con llegar a”. No hay manera de
alcanzar algo sin antes haberlo
imaginado. Persevera.
El guatemalteco que se necesita
debe ser tenaz pero paciente y
sobre todo decidida(o) a
convertirse en actor principal de
cualquier intento por cambiar la
historia del país de una vez por
todas.
Sé responsable
Tomar conciencia de la responsabilidad
de tus actos en todo momento.
Tenemos el país y los gobernantes que
nos merecemos.
El guatemalteco que se necesita debe
tener tal sentido del honor y la
responsabilidad que pueda sentirse
orgulloso de sí mismo y de ser
“guatemalteco.”
Sé educada(o)
Sin excluir palabras soeces y gestos
vulgares, esto se refiere a instrucción.
El guatemalteco que se necesita debe
tener y fomentar el hábito de leer e
investigar y estar predispuesto a
aprender. Comprender en definitiva que
es difícil engañar, someter y manipular a
un pueblo educado.
Sé honrada(o)
Nuestra cultura acepta sin dificultad
la corrupción, el engaño, la mentira,
la simulación, entre otros.
El guatemalteco que se necesita
debe poseer un alto sentido de la
moral y tener claro que la honradez
no es un defecto sino una virtud.
Sé proactiva (o)
Estamos tan acostumbrados a recibir
órdenes, que no vemos más allá de las
palabras de nuestros superiores.
El guatemalteco que se necesita debe
tener iniciativa y ser capaz de
anticiparse, sin esperar que alguien
le diga qué, cuándo y cómo hacer. Y
hacerlo bien siempre.
Sé respetuosa(o)
Tendemos a irrespetar personas,
medio ambiente, casa, calle, trabajo,
etc.
El guatemalteco que se necesita
debe ser capaz de respetar el medio
ambiente, a sus semejantes, sus
ideas, opiniones e intereses.
Aprender a discutir con fundamentos
y datos.
Se generosa(o)
Desechar la tendencia a envidiar a
todo el que sobresale por encima de
los demás.
El guatemalteco que se necesita debe
estar dispuesto a apoyar, y en
ocasiones, hasta abrir paso a aquellos
que tienen el coraje y empuje para
salir adelante, sin criticar, juzgar o
etiquetarlos con compadrazgos que
opaquen sus logros.
Comprometida(o) con
Guatemala
Sin compromiso no hay cambio. El
cambio es impostergable, el futuro
será lo que decidamos hoy.
El guatemalteco que se necesita debe
estar decididamente dispuesto a
cambiar para sacar adelante al país en
que nacimos. Sin compromiso todo lo
demás sobra.
Responsabilidad social
Consiste en lograr una mejor sociedad, ser
más solidarios y rechazar la corrupción.
El guatemalteco que se necesita debe buscar
afanosamente que sus semejantes tengan
acceso a las oportunidades, que tengan la
instrucción para que las aprovechen y que
disfruten de los beneficios que obtengan de
ellas y que recuerden compartirlos con otros
menos afortunados.
Sé un Emprendedor
Acostumbrados a no llegar más allá por
temor a perder lo poco que tenemos.
El guatemalteco que se necesita debe
buscar oportunidades todos los días,
actuar con emoción, determinación y
mucha pasión. Pasión, eso que nos hace
brillar los ojos cuando hacemos algo en
lo que creemos.
Confía en ti
Es triste darse cuenta que nos
sentimos insignificantes respecto
del resto de países, teniendo tanto
que dar.
El guatemalteco que se necesita
debe sentirse un hombre de maíz,
caminar con la cara en alto y con la
seguridad de que logrará lo que se
ha propuesto, porque se lo merece.
Si siempre hacemos LO MISMO, no es
raro que siempre obtengamos LO
MISMO, si queremos una Guatemala
diferente, tenemos que hacer todo
diferente.
Hasta la próxima entrega.
¡recibe un fuerte abrazo!
El equipo de:
Descargar

SE NECESITA CON URGENCIA