“Y al ver las multitudes, tuvo
compasión de ellas; porque
estaban desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen pastor”
Mateo 9:36
1. Saber que Jesús fue muy compasivo
en su relación con la gente que lo
rodeaba.
2. Sentir que la compasión del Señor en
tu propia vida.
3. Hacer el esfuerzo de reflejar la bondad
del Salvador en tu propia relación con
la gente.
En la vida y el ministerio de Cristo
tenemos el ejemplo perfecto de la
bondad y la compasión, mientras
Jesús procuraba salvar a tantos
como quisieran salvarse.
Además de la mujer adúltera ¿hubo
otras personas beneficiadas por la
compasión de Jesus??
•
•
•
•
•
Los que tenían malas intenciones.
Los pecadores.
Sus propios enemigos.
Los integrantes de su familia
Su iglesia.
“Todos eran preciosos a sus
ojos. Se conducía con divina
dignidad; se inclinaba, sin
embargo, con de más tierna
compasión y respeto para todo
miembro de la familia de Dios.
Vía en todos, personas a quién
tenía la misión de salvar.” OE, p.
122
• Jesús veía la expansión de su
Reino a través de las diversas
generaciones. Por eso
dedicaba tiempo, amor y
respeto los niños. Y se eso no
bastara dijo que el “Reino de
los Cielos” es para quienes
sean como “un niño”.
Si el Reino de Dios ya es de ellos,
¿Será que nosotros, los adultos,
tenemos chances? ¿En qué
debemos ser iguales a los niños, si
anhelamos el cielo?
•Dependencia
•Pureza
•Perdón
•Sinceridad
•Fe real
Reprendiendo a sus
discípulos, Jesús dijo: «Dejen
que los niños vengan a mí, y
no se lo impidan, porque el
reino de los cielos es de
quienes son como ellos.» Mt
19:14, NVI
¿Hemos hecho eso como iglesia?
¿Con los oficios del hogar o con
Cristo?
•Marta estaba sirviendo. ¿La censurarías
“Si todos estuvieran sentados únicamente
meditando, no se acabaría haciéndose
nada” o “alguien necesita hacer el trabajo”
•¿Jesús está elogiando las manos de Marta
o las nuestras?
•El desagrado de Jesús tiene que ver con lo
que es la actitud o con nuestra relación
hacia Él.
¿Será que no tenemos tiempo
para el Señor, porque ahora
estamos tan ocupados, dejando
todo listo para su venida?
Jesús corrige esta distorsión
explicando la importancia del
ser por encima del hacer
Por eso es por lo que defendemos Marta
hasta la muerte. Nunca dude: la muerte
es el término del desempeño para
Cristo. El desempeño para Cristo va, en
último análisis, matar la libertad, la
gracia y la alegría de servir Cristo
personalmente o en grupo.
II Reforma
•Si usted quiere hacer sin ser, el ejemplo de
Marta y María en Lucas 10:38-42 te ayudará
a entender que este no es el mejor camino.
• ”Hay un amplio campo para las Martas
con su celo por la obra religiosa activa.
Pero deben sentarse primero con María a
los pies de Jesús. Sean la diligencia, la
presteza y la energía santificadas por la
gracia de Cristo; y entonces la vida será un
irresistible poder para el bien.” DTG 483
•Una cosa es decir que usted debe
amar sus enemigos; otra cosa es
saber cómo hacer eso. ¿Cual es la
llave para manifestar en su propia vida,
esa calidad ?
•Únicamente un estrecha relación con
Cristo hace posible que amemos a
nuestros enemigos.
•Hay que desarrollar una predisposición a perdonar incondicionalmente.
•Saber separar a la persona de su
pecado o error.
•Mirar a todos desde la óptica del
Calvario y la salvación eterna.
¿Cuán dispuesto estamos a
hacer los cambios necesarios a
fin de poder amar a nuestros
enemigos?
La misericordia divina acompañó
a Israel durante cuatro mil años.
»¡Jerusalén, Jerusalén, que matas
a los profetas y apedreas a los
que se te envían! ¡Cuántas veces
quise reunir a tus hijos, como
reúne la gallina a sus pollitos
debajo de sus alas, pero no
quisiste! Mt 23:37
¿Qué nos dice este pasaje sobre el
amor y el carácter de Dios para con
su pueblo?
•Una paciencia ilimitada
•Ternura.
•Su propósito es siempre ha sido salvar a
sus hijos, incluyendo a quienes lo rechazan
•Esperanza de que algunas de esas
personas se retracten de su error.
1. Usted es el blanco de toda esta compasión,
resumida en la lección de esta semana.
2. No somos ni mejores ni peores que los
ejemplos bíblicos de esta semana. Tampoco
somos más amados, ni menos amados por
Dios de lo ellos fueron.
3. Todo el Cielo espera que reproduzcamos con
todos la misma compasión que hemos recibido
de Dios.
“¡La paz sea con ustedes! —repitió Jesús—. Como
el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes”
Juan 20:21
Descargar

PowerPoint USM