El conducto que comunica el volcán con las profundidades
generales, forma una reservatorio de magma en el interior de la
corteza sólida. Esta cámara acumula grandes cantidades de
materia presión que es capaz de levantar el terreno. El
conducto que comunica esta cámara con la superficie se denomina
chimenea. Se comunica directamente con la cima del edificio
volcánico, donde está el cráter.
La Tierra no es el único planeta del Sistema Solar que tiene
actividad volcánica. Venus tiene un intenso vulcanismo con
unos 500.000 volcanes. Marte tiene la cumbre más alta de
sistema solar: el MONTE OLIMPO, un volcán dado por apagado con
una base de unos 600 km de altura y más de 27 km de altura. No
obstante, este planeta parece ya no tener actividad volcánica
apreciable.
Nuestra Luna está cubierta de inmensos campos de basalto, lo
que sugiere que tuvo una corta pero considerable actividad
volcánica que hoy muy probablemente está extinta.
Son volcanes formados por el hielo y bajas temperaturas que actúa
como roca, mientras que su agua fría y liquida interna simula el
magma de los volcanes de lava de verdad, pongo una imagen:
La VOYAGER 2 descubrió en Agosto de 1989, sobre
Tritón, rastros de criovulcanismo y géiseres.
Volcanes activos:
Los volcanes activos son aquellos que entran en actividad eruptiva. La
mayoría de los volcanes ocasionalmente entran en actividad y permanecen
en reposo la mayor parte del tiempo. Para bienestar de la humanidad
solamente unos pocos están en erupción continua.
Volcanes durmientes:
Son aquellos que mantienen ciertos signos de actividad como lo con las
aguas termales y han entrado en actividad esporádicamente. Dentro de esta
categoría suelen incluirse las fumarolas y los volcanes con largos
períodos en inactividad entre erupción. Un volcán se considera activo si
su última erupción fue antes de 25.000años.
Volcanes extintos:
Son aquellos que estuvieron en actividad durante períodos muy lejanos y no muestran indicios de
que puedan reactivarse en el futuro. Son muy frecuentes, aunque la inactividad que las describe
puede reactivarse nuevamente en muy raras veces, estos volcanes generalmente han dejado de
mostrar actividad desde hace muchos siglos antes de ser considerados extintos.
Cuando la lava expulsada por el volcán es fluida, de tipo hawaiano, el volcán adquiere una
forma de una estructura amplia y abovedada, que por su apariencia se los denomina en
escudo.
Un volcán en escudo está formado principalmente por lavas basálticas (ricas en hierro) y
poco material piroclastico. El mayor volcán de la Tierra es el MAUNA LOA, un volcán en
escudo en las islas Hawái. El MAUNA LOA nace en las profundidades del mar, a unos 5 km y se
eleva sobre el nivel del mar por unos 4.170 m.
secado
Calderas:
La mayoría de los volcanes en su cima un cráter de paredes empinadas, por
el interior. Cuando el cráter supera 1 km de diámetro se denomina caldera
volcánica.
Las calderas son estructuras de formas circular y la mayoría se forma
cuando la estructura volcánica se hunde sobre la cámara magmática
parcialmente vacía que se sitúa por debajo.
Domo de lava:
La lava rica en sílice es viscosa y por lo tanto, apenas fluye; cuando es
extruida fuera de la chimenea puede producir una masa bulbosa de lava
solidificada que se denominada domo de lava. Debido a su viscosidad, la
mayoría está compuesto por riolistas y otros por obsidianas. La mayoría de
los domos volcánicos se desarrollan a partir de una erupción explosiva de
un magma rico en gases. Tal es el caso de la línea de domos riolíticos y
de obsidiana en los cráteres Mono en California.
Hawaiano o efusivo:
Sus lavas son bastante fluidas, estas lavas se desbordan cuando rebasan el cráter
y se deslizan con facilidad por la ladera del volcán, formando verdaderas
corrientes que recorren grandes distancias. Por esta razón, los volcanes de tipo
hawaiano son de pendiente suave. Algunas partículas de lava, al ser arrastradas
por el viento, forman hilos cristalinos que los nativos llaman cabellos de la
diosa Pelé (diosa del fuego).
Estromboliano o mixto:
Este tipo de volcán recibe el nombre del Strómboli, volcán de las islas Lípari
(mar Tirreno), al Norte de Sicilia. La lava es fluida, desprendiendo gases
abundantes y violentos, con proyecciones de escorias, bombas y lapilli. Debido a
que los gases pueden desprenderse con facilidad, no se producen pulverizaciones o
cenizas. Cuando la lava rebosa por los bordes del cráter, desciende por sus
laderas y barrancos, pero no alcanza tanta extensión como en las erupciones de
tipo hawaiano.
Pliniano o vesubiano :
Nombrado así en honor a Plinio el Joven, defiere del vulcaniano en que la
presión de los gases en muy fuerte y produce explosiones muy violentas. Forma
nubes ardientes que, al enfriarse, producen precipitaciones de cenizas, que
pueden llegar a sepultar ciudades, como ocurrió en Pompeya y Herculano y el
volcán Vesubio.
Freato-magmático o surtseyano:
Los volcanes de tipo freato-magmático se encuentran en aguas someras, o
presentan un lago en el interior del cráter, o en ocasiones forman atolones.
Sus explosiones, son extraordinariamente violentas ya que a la energía propia
del volcán se le suma la expansión del vapor de agua súbitamente calentado.
Algunas de las mayores explosiones freáticas son las del Krakatoa, el Kilauea
y la Isla de Surtsey.
Peleano:
La lava es extremadamente viscosa y se consolida con gran rapidez, llegando a
tapar por completo el cráter formando un pitón o aguja; la enorme presión de
los gases, sin salida, provoca una enorme explosión que levanta el pitón, o
bien destroza la parte superior de la ladera. Así ocurrió el 8 de mayo de
1.902, cuando las paredes del volcán cedieron a tan enorme empuje, abriéndose
un conducto por el que salieron con extraordinaria fuerza los gases acumulados
a elevada temperatura y que, mezclados con cenizas, formaron la nube ardiente
que ocasionó 28.000 víctimas.
Mario Encinar Blanco
1ºB E.S.O.
Descargar

Los volcanes MARIO ENCINAR - Ciencias Sociales Colegio El Valle