FACTORES MADURATIVOS
Y LECTOESCRITURA
1º E.P.
SAFA CHICLANA
SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
¿QUÉ ES LA RESPONSABILIDAD?
• Educar es ayudar a la persona a alcanzar la capacidad de ser
independiente, de valerse por sí misma, de tomar decisiones, de
hacer uso de la libertad desde el conocimiento de sus posibilidades,
y esto no se improvisa: es un proceso largo y costoso, que se inicia
en la familia y tiene su continuidad en la escuela y otros ambientes
sociales.
• La responsabilidad es la capacidad de asumir las consecuencias de
las acciones y decisiones buscando el bien propio junto al de los
demás.
• Los niños deben aprender a aceptar las consecuencias de lo que
hacen, piensan o deciden. Nadie nace responsable. La
responsabilidad se va adquiriendo, por imitación del adulto y por
la aprobación social, que le sirve de refuerzo.
• Educar en la responsabilidad no es tarea fácil. Se consigue solo
MEDIANTE EL ESFUERZO DIARIO de padres y educadores, pero la
recompensa es grande: educar adultos responsables.
¿POR QUÉ FOMENTAR LA RESPONSABILIDAD?
RELACIÓN ENTRE MADUREZ Y
LECTOESCRITURA
• EL APRENDIZAJE DE LA LECTURA Y LA ESCRITURA ES
UNO DE LOS APRENDIZAJES MÁS DIFÍCILES a que se va
a someter el escolar de seis años, POR LO QUE
NECESITA DE CIERTA MADUREZ EN DIFERENTES ÁREAS
para llevar a cabo dicho aprendizaje.
• Si no existen las condiciones necesarias para
enfrentarlo el escolar estará expuesto al fracaso,
miedo, ansiedad, frustración que atentarán contra el
éxito de su aprendizaje; no solo de la lectoescritura
sino en el resto de las áreas de conocimientos.
¿ CUÁLES SON LOS FACTORES QUE SE DEBEN DESARROLLAR
PARA ALCANZAR LA MADUREZ
PARA APRENDER A LEER Y ESCRIBIR?
5 son los factores
- Lenguaje.
- Nivel mental.
- Perceptivo (temporal, visual, auditivo,…)
- Psicomotriz (conciencia del cuerpo, lateralidad,
visomotricidad,…)
- Factores emocionales (autonomía, seguridad, autoestima,…)
“La afectividad es el motor de la inteligencia” (Piaget)
Cuando exista un desarrollo adecuado de estos factores, se esta en presencia
del nivel madurativo necesario para la adquisición de estos procesos.
Ninguna enseñanza deberá comenzar antes de haberse conseguido dicha
madurez, ya que supondría un esfuerzo por encima de las posibilidades
reales del escolar, lo que podría provocar frustraciones, así como rechazo a
las tareas escolares.
¿QUÉ RESPONSABILIDADES
ENSEÑAR?
Como norma general todo aquello que el niño pueda hacer solo, siempre que no
entrañe peligro, debe hacerlo él mismo.
Listado de hábitos de autonomía 6-8 años.
Comida
• Come más o menos de todo aunque no le guste. Le gusta probar alimentos
nuevos.
• Colabora al poner la mesa colocando el pan, los vasos y los cubiertos.
• Ayuda a recoger la mesa.
• Hace un desayuno adecuado en casa, y toma un tentempié a media-mañana en el
cole.
• Le gusta colaborar en la preparación de comidas; tartas, pizzas, ensalada,…
Baño y aseo
Se baña solo (aunque necesite algo de supervisión).
Se peina solo, si tiene el pelo corto.
Se lava los dientes (apenas hay que recordárselo).
¿QUÉ RESPONSABILIDADES ENSEÑAR?
Responsabilidades.
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Se viste solo y puede preparar la ropa con ayuda al principio y poco a poco solo.
Le cuesta mucho ordenar y cuidar sus cosas (hay que ayudarlo y estar pendiente), lo irá
consiguiendo a medida que vaya alcanzando los 8 años.
Recoge sus juguetes sin ayuda, pero le gusta que le alaben cuando hace las cosas bien.
Prepara su mochila para ir al cole al día siguiente (necesita que lo supervisen)
Le gusta colaborar en tareas de la casa: hacer su cama, regar las plantas, limpiar sus zapatos,…
Acepta un castigo en su cuarto, sin pataletas.
Realiza pequeños recados solo (comprar el pan, comprar chuches,…)
Cede el asiento en el autobús a personas mayores (si se le ha enseñado que eso es valioso)
Se prepara un sandwich, pero no se le deja abrir la nevera para servirse lo que desea sin
permiso.
Puede ayudar muy activamente a preparar algunas comidas: una tarta, una pizza, una
ensalada,…
Toma decisiones si se le limita el campo de elección. por ejemplo si quiere apuntarse a
baloncesto o natación. Se le exige ser coherente con la decisión tomada y no se le permite
elegir entre cosas que no se le han planteado.
Anota sus exámenes en la agenda (necesita supervisión).
Hábitos de autonomía para 5 años recomendado
¿QUÉ RESPONSABILIDADES
ENSEÑAR?
por el Servicio Andaluz de Salud.
Autonomía emocional
• Duerme SOLO toda la noche. Se acuesta y levanta solo.
• Se enfrenta bien a los miedos.
• Realiza actividades solo en su cuarto durante más de una hora sin
buscarnos constantemente, si de vez en cuando nos interesamos
por lo que hace.
• Realiza desplazamientos cortos muy próximos y conocidos.
• Se queda a dormir sin problemas en casa de amigos.
ESTABLECIMIENTO DE LÍMITES
• Uno de los objetivos principales que debemos plantearnos
las madres y los padres es que nuestros hijos e hijas vayan
integrándose en los diversos ámbitos de la vida,
conociendo sus deberes y derechos, alcanzando una
madurez y responsabilidad progresivas.
• Librar a nuestras hijos/as de las dificultades o de los
sinsabores, hacerles las cosas que por su edad debieran
hacer ellos es una manera segura de hacerlos débiles,
indecisos y, en definitiva, de frenar su proceso natural de
crecimiento personal.
• Las normas de nuestro hogar tienen que ser pocas, claras y
bien comprendidas.
ESTABLECIMIENTO DE LÍMITES
• El niño/a tiene que saber lo que debe o no debe hacer, así como
las consecuencias de incumplir lo acordado. Asimismo, las madres
y los padres deben EVITAR ACTITUDES PERMISIVAS y educar
gradualmente en la capacidad de esfuerzo y responsabilidad.
• Es imprescindible dictar las normas desde el afecto y no dejándose
llevar por el nerviosismo del momento, el capricho o el interés por
dominar al niño/a. Deben formularse de manera positiva, no a
modo de decálogo de prohibiciones y deben ser razonadas, para
que nuestros hijos e hijas comprendan los motivos de éstas y para
que piensen y decidan por sí mismos sin necesidad de órdenes
impositivas.
• Es importante que estemos atentos a las buenas conductas para
reforzarlas y alabarlas con frecuencia. A veces, les reprendemos y
nos olvidamos de reconocer las cosas bien hechas, motivo por el
cual se encuentran con escasa ilusión por hacer nuevas tareas y se
produce el consiguiente y lamentable descenso de su autoestima.
PARA INSTAURAR NORMAS PODEMOS
USAR VARIOS MÉTODOS…
•
•
•
•
•
PREMIAR-REFORZAR
RETIRAR REFORZADORES
CASTIGAR
IGNORAR
….
CONCLUSIONES
• El aprendizaje de la lectoescritura constituye un proceso de aprendizaje de
la educación que mayor trascendencia tendrá para la vida de un niño. No
aprender a leer o tener dificultad tiene un efecto negativo no solo sobre el
aprendizaje del resto de las materias, sino también sobre el desarrollo
integral, pues le impide apropiarse del conocimiento y la cultura que están
plasmados
en
las
mismas.
Contar para ello de las condiciones necesarias para su adquisición, es
condición indispensable para lograr éxito en su desarrollo. Estos factores
deben ser desarrollados en períodos anteriores, que permita alcanzar un
nivel madurativo, para llevar a cabo dicho aprendizaje.
• ES importante desarrollar todos estos aspectos en global, no algunos
sueltos, o aislados, pero sobre todo y lo que más va a condicionar son los
factores emocionales, la seguridad/inseguridad que ejerza la familia
favorecerá o no la motivación y la disposición hacia nuevas situaciones
de aprendizaje.
ACTIVIDADES PARA FAVORECER EL
DESARROLLO SOCIOEMOCIOAL
“La afectividad es el motor de la inteligencia” (Piaget)
• Favorecer la autonomía, que se desenvuelva entre adultos y con
otros niños.
• Favorecer la responsabilidad.
• Ser capaces del quedarse al cuidado de otras personas, de dormir
en casa de tíos, abuelos,….
• Equilibrio emocional: no hacer niños miedosos, inseguros,
agresivos,… (que no duerman en la habitación de sus padres, que
sus madres no se lo “hagan todo”, que tengan unas normas y
límites claros en casa,…)
• Fomentar la Motivación hacia el aprendizaje: despertarle su
curiosidad, hablarle y contarle historias y sucesos que están
ocurriendo, llevarlo a lugares (museos, espectáculos, teatros,
atracciones,…), contarles acontecimientos interesantes e
importantes que están ocurriendo en la actualidad,..
ACTIVIDADES PARA FAVORECER LA
ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE
• Leerles y contarles cuentos (enriquece el
vocabulario, escucha cómo se pronuncian
correctamente las palabras,…)
• Memorizar poemas, canciones, adivinanzas,…
• Nombrarles y enriquecer su vocabulario,
ACTIVIDADES PARA FAVORECER EL
DESARROLLO FÍSICO-PERCEPTIVO
E INTELECTUAL
• Conocer su cuerpo y reconocer su cuerpo: partes de su cuerpo,
lateralidad (derecha, izquierda), reconocer derecha/izquierda en el
espejo, en otra persona,…
• Completar partes de una figura humana, dibujar la figura humana
(cuantos más detalles mejor).
• Fomentar actividades que desarrollen el equilibrio (utilizar patines,
monopatines, bicicletas, trepar, …
• Lanzar y botar balones con las distintas manos, saltar con uno y otro
pie, actividades de destrezas motrices finas (atornillas y
desatornillar, picar, recortar,…)
• Jugar a actividades: dentro de, fuera de, juntos, separados,
alrededor,…
• Contar objetos, hacer construcciones.
• Discriminar sonidos (lluvia, pajarito, campanas,…).
¿POR QUÉ ENSEÑAR HÁBITOS DE
AUTONOMÍA?
• El desarrollo de la autonomía personal es un objetivo
prioritario en la educación de un niño, ya que es la BASE
DEL APRENDIZAJE durante toda su vida.
• Un niño autónomo es aquel que es capaz de realizar por sí
mismo aquellas tareas y actividades propias de los niños
de su edad y de su entorno socio cultural.
• Un niño poco autónomo es un niño dependiente, que
requiere ayuda continua, con poca iniciativa, de alguna
manera sobre protegido.
• ES IMPORTANTE TRABAJAR LOS HÁBITOS DE AUTONOMÍA
EN CASA PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA DEL NIÑO/A Y SE
ENFRENTE ASÍ MEJOR A LAS SITUACIONES NUEVAS QUE SE
LE PRESENTE.
¿QUÉ HÁBITOS ENSEÑAR?
Como norma general todo aquello que el niño pueda hacer solo,
siempre que no entrañe peligro, debe hacerlo él mismo.
Listado de hábitos de autonomía para 3 años recomendado por el
Servicio Andaluz de Salud.
Comida
• Come él solo yogures, purés, carne cortada, patatas fritas y su sopa
con algún que otro accidente.
• No necesita pedir agua si se le pone un banquito o un vaso de
plástico en el lavabo del baño.
• Coge su babero y se lo pone (si lleva velero o una goma) cuando
llega la hora de cenar. Lo deja en su cajón cuando termina.
• Cuando todos ponen la mesa colabora llevando pan, las servilletas,
aunque todavía no como una responsabilidad diaria.
Hábitos de autonomía para 3 años recomendado
por el Servicio Andaluz de Salud.
Vestido
• Se desviste solo, menos la camiseta y los calcetines,
mientras mamá o papá prepara el baño.
• No se viste solo, pero colabora activamente.
• Sabe colocar el abrigo invertido en el suelo, meter las
manos por las mangas y ponérselo solo, habiéndolo
volar por encima de su cabeza.
• Cuelga su abrigo en una percha pequeña a su altura (en
su cuarto) cuando llega del colegio, pero se lo tiene
que recordar mamá o papá.
• Coge su mochila solo y la lleva puesta hasta el colegio.
Hábitos de autonomía para 3 años recomendado
por el Servicio Andaluz de Salud.
Control de esfínteres
* Se controla perfectamente de día. Si no lo hace puede querer llamar la atención. Se
le ayuda a cambiarse sin la más mínima atención. Si puede hacerlo solo, se le permite
hacerlo.
* Por la noche puede tener todavía dificultades. Si esto sucede no le prestamos más
atención de la necesaria.
Baño y aseo
* Colabora en frotarse la tripa y las rodillas en el baño.
Mamá o papá le baña y debe sacarlo del agua, no siempre contento. Pero no monta
pataletas para salir. Si se le acostumbra, quita el tapón y accede de buen grado a salir
cuando el agua ha desaparecido.
* Se frota los dientes con el cepillo más o menos bien mientras imita a mamá o papá
cuando se lava los suyos.
* No se peina solo, se deja peinar y no se le permite que decida siempre qué coletero
va a ponerse.
Hábitos de autonomía para 3 años recomendado
por el Servicio Andaluz de Salud.
Dormir
• Se va a dormir sin problemas después de un ritual de
despedida: hacer pis, beber, dar un beso y escuchar un
cuento breve. De vez en cuando intenta llamar la
atención, pero si se le ignora no se repite.
• Tras estar malito, quiere seguir durmiendo con mamá y
papá, pero después de 3 días de firmeza, vuelve a sus
antiguas costumbres.
• Puede dormir a oscuras, pero en ocasiones necesita
una pequeña(muy pequeña) luz de referencia por la
noche.
Hábitos de autonomía para 3 años recomendado
por el Servicio Andaluz de Salud.
Autonomía emocional
• Prefiere jugar con alguien a estar solo.
• Juega solo en su cuarto 15 minutos o más si mamá o papá acude muy a
menudo a verle, le sonríe, se interesa por su juego, entra en la habitación
y coloca la ropa mientras conversa con él, etc.
• Se queda tranquilo con gente conocida tras despedirse personalmente de
mamá y papá, pero necesita que éstos le digan cuánto tiempo van a estar
fuera. Necesita poder prever la separaciones. Cuando sus padres se han
ido pregunta por ellos de vez en cuando.
• Cuando papá o mamá llegan de trabajar necesita que le dediquen media
hora de atención exclusiva. Si es así, después acepta bien que ellos se
dediquen a otras cosas.
• Hace mucho tiempo que dejó el chupete, aunque si tiene hermanos
pequeños disfruta mucho si le permitimos que juegue a ser bebé sólo un
rato.
¿CÓMO SE ENSEÑAN LOS HÁBITOS?
La mayoría de los niños funcionan muy bien con rutinas, luego lo ideal será
conseguir que esos hábitos se conviertan en rutinarios. Con una práctica
adecuada, los hábitos se adquieren de 20 a 30 días.
1.- DECIDID QUE LE VAMOS A EXIGIR Y CUANDO:
Lo primero es decidir lo que razonadamente le vamos
a exigir, evitando pensamientos como: “prefiero
hacerlo yo, lo hago antes y mejor”. Comenzar cuanto
antes.
Que le exijamos algo adecuado a su edad.
Hacedlo siempre y en todo lugar: todos los días.
Todos a una: no vale: “con papá tengo que hacerlo,
pero con mamá no”.
Preparad lo necesario: si le vamos a exigir guardar sus
juguetes, hay que prepararle un lugar adecuado.
¿CÓMO SE ENSEÑAN LOS HÁBITOS?
2.- EXPLICARLE QUÉ TIENE QUE HACER Y CÓMO:
• Hay que explicarle muy clarito y con pocas palabras qué es lo que
queremos que haga, dándole seguridad: “Desde hoy vas a ser un
chico mayor y te vas a lavar la cabeza tú solito, sé que lo vas a hacer
muy bien”. Enseñadle realizándolo vosotros primero.
• Pensad en voz alta mientras lo hacéis: “Primero me mojo bien la
cabeza, después me echo un poco de champú en la
mano...” Aseguraos de que comprende las instrucciones: pedidle
que os la repita.
• Hay que revisar cómo va realizando lo que se le encomienda. Si un
niño está aprendiendo a peinarse tenemos que revisar que ha
quedado bien.
¿CÓMO SE ENSEÑAN LOS HÁBITOS?
3.-PRACTICAR:
• Ponedlo a practicar. Al principio hay que ofrecedle
muchas ocasiones de práctica.
• Recordadle los pasos de lo que tiene que hacer: “Primero
mojarte la cabeza, después el champú...”
• Elogiadle los primeros avances.
• Poco a poco disminuir la ayuda.
• Las prisas no son buenas: preparad el tiempo necesario,
al menos al principio.
4.-SUPERVISAR:
¿QUÉ HACEMOS CUANDO NO
QUIERE?
• Valorar si no quiere porque no está a su alcance o por
comodidad.
• Por lo general si se lo ofrecemos como un privilegio (“Ya eres
mayor...”) lo aceptará mejor que si lo hacemos como un
mandato sin más.
• Si no lo hace por comodidad, decidle que ya es mayor, que
debe hacerlo por sí sólo e ignorar las quejas.
• Si todavía se sigue negando podéis adoptar varias medidas:
sufrir las consecuencias (por ejemplo si no quiere prepararse
la merienda), retirarle algún privilegio (algún juguete o
actividad) o utilizar la sobrecorrección: practicar y practicar la
conducta adecuada.
RECOMENDACIONES FINALES:
• Ofrecerles alternativas para que elija.
• Dejarle actuar reconociendo su esfuerzo cuando se enfrenta a
dificultades.
• No atosigarlo con preguntas.
• Mas que darle respuestas hacerle pensar.
• Enseñarle a buscar soluciones fuera.
• No desanimarle.
Descargar

attachment_id=273 - Ni