ROSH HASHANA
‫ראש השנה‬
El año nuevo se basa en una tradición que
atribuye el acontecimiento de la creación del
hombre, al primero de Tishrei. Este día santo,
constituye el punto de partida para contar los
años, tanto los ordinarios, como los sabáticos y
los del jubileo.
Rosh hashana es el Año Nuevo espiritual judío y se
celebra el primero y el segundo día de tishrei (primer mes
del calendario hebreo). Según la Torá, el mes de nisán
(por marzo-abril) será el primero de los meses del año
(Shemot Éxodo 12.2). Pero posteriormente la tradición
judía ha establecido el comienzo del año en el mes
hebreo de tishrei (por septiembre-octubre), cuando se
festeja el Año Nuevo Judío o Rosh Hashaná, por
considerárselo el mes en que Dios creó el mundo y es a
partir de esta celebración cuando se cuentan los años. En
este día fue creado el primer hombre: Adán.
Encontramos en la liturgia tres nombres
para Rosh Hashaná: Iom Terúa, o sea día
en que se debe hacer sonar el Shofar.
Iom Hasicarón, día del recuerdo. Dos clases
de remembranzas acuden a la mente del
judío: la de su responsabilidad como hijo
de Israel, y la de sus actos personales en el
año transcurrido.
Iom Hadin, el día del juicio. El sentido de la
responsabilidad que cada ser humano
tiene por sus acciones.
El shofár se toca durante la plegaria
matutina. El sonido de este cuerno, casi
siempre de carnero, llama a los judíos a la
meditación, al autoanálisis y al
arrepentimiento.
También se conoce como el Día del Toque
del Shofar y como el Día del
Juicio porque, según la tradición, ese día
Dios juzga a los hombres, abriendo tres
libros: uno, con los malos (quienes
quedan inscritos y sellados para la
muerte); otro, con los buenos (quienes
quedan inscritos y sellados para la vida),
y el tercero, para quienes serán juzgados
en el Iom Kipur.
El 1º de tishrei no es sólo el
primer día del año, sino
también su "Cabeza". Así como
la cabeza comanda al resto del
cuerpo, del mismo modo en
este día se predestinan todos
los hechos que ocurrirán
durante el año.
Orando en la sinagoga, donde
se toca el shofár. Comidas
festivas con jalá. Suelen
ingerirse auspiciosos alimentos
como manzanas bañadas
en miel, pescado y granadas, así
como nuevos frutos en la
segunda noche. Abstención de
trabajo.
En Rosh Hashaná es costumbre comer
alimentos que simbolizan dulzura,
bendiciones y abundancia. En la
primera noche se moja la Jalá (pan
trenzado) en miel, se dicen
bendiciones y, luego, se come un trozo
de manzana que también se remoja
en miel. Otras costumbres incluyen
comer la cabeza de un pescado,
granadas y zanahorias.
TRABAJO HECHO POR:
Lara cohen y
Nicole Abigador
Descargar

Diapositiva 1