Mi Biblia es la mejor semilla, mi corazón
es el mejor terreno y hoy daré el mejor y
más abundante fruto para la Gloria de
Dios, la bendición de familia, mi Iglesia,
mi país y las naciones y juntos
declaramos
(AÑO PARA CAMINAT DE LA MANO DEL
SEÑOR)
Cita Bíblica:
2ª Timoteo 4:6-8. “Porque yo ya estoy para ser
sacrificado, y el tiempo de mi partida (no se
estaba acabando la vida) está cercano. 7He
peleado la buena batalla, he acabado la carrera,
he guardado la fe. 8Por lo demás, me está
guardada la corona de justicia, la cual me dará el
Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí,
sino también a todos los que aman su venida”.
Cuando solo nos quedan 30 días
de vida esto es lo que ocurre.
1. Aprendemos a valorar el tiempo. Vivimos
apasionadamente.
2. Amamos a los que nos rodean.
Restauramos la relación con las personas.
3. Aprendemos humildemente. El orgullo, la
altivez, la pretensión se van.
4. Dejamos un legado.
Introducción:
El apóstol Pablo dejó un gran legado.
En el vemos su convicción, entrega,
pasión y deseos de deshacer su vida por
la causa de Cristo. Se ha dicho que es el
hombre más grande, después de Cristo
que se dedicó a dejar un legado.
Si sólo te quedara un mes
de vida, podrías hacer algunos cambios
que mejorarían lo que dejas a tu paso.
Pero es mucho mejor saber que
contribuyes a tu legado cada día a lo
largo de muchos meses y años, y que
todo aquello por lo que trabajas durará
una eternidad. La única manera de crear
ese legado duradero es invertir tus
mejores recursos en las personas.
Algunos pasos para que
puedas construir un
legado:
Decide dejar una herencia.
Quiero ser recordado por algo.
Mateo 28:18-20. No existe Mateo 29. “Y Jesús
se acercó y les habló diciendo: Toda potestad
me es dada en el cielo y en la tierra. 19Por
tanto, id, y haced discípulos a todas las
naciones, bautizándolos en el nombre del
Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
20enseñándoles que guarden todas las cosas
que os he mandado; y he aquí yo estoy con
vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.
Amén”.
•Jesús dejo establecido su legado y por
eso eres un discípulo de Cristo. Lo
mejor que cada persona puede hacer
con su vida es darle la mejor utilidad
posible, disfrutar su propósito
establecido por Dios, dejando un buen
legado a futuras generaciones. Para
dejar un legado duradero tomemos en
cuenta lo siguiente:
•Inyecta lo mejor de ti en las
personas.
• Al inyectar tus recursos más valiosos en
las personas, tus relaciones son la única
inversión que no puede destruir un incendio
o un desastre natural, o perderse en los
bancos del sistema. Vaciarse en ellos.
•Administra correctamente tus
bienes.
•Otro elemento a considerar es la
administración correcta de los bienes
que te han sido confiados. Nadie ha
hecho el testamento a los 40 años.
Dejamos en problemas a la familia.
•Actúa con obediencia.
•La obediencia es el secreto más
grande para saber cómo dejar un
legado sólido, es decir, ser obediente a
Dios, a tus autoridades, a tus padres,
etc. Es entender lo que Dios quiere que
hagas y decidir hacer lo correcto.
2. Decide plantar
semillas para el futuro.
Job 8:5-7
“Si tú de mañana buscares a Dios y rogares
al Todopoderoso; si fueres limpio y recto,
ciertamente luego se despertara por ti y
hará próspera la morada de tu justicia. Y
aunque tu principio haya sido pequeño Tu
postrer estado será muy grande”.
Debes ser amable, generoso y
misericordioso. Esto trae como resultado
un legado basado en principios y valores
que pondrán muy en alto a tus siguientes
generaciones. Cada acción, cada palabra,
cada acto de amor, generosidad y
misericordia cuenta como preciosa semilla
para tu futuro.
Waldo Emerson dijo:
“La creación de mil bosques
depende de una sola bellota”.
2° Tim.1:5.
Trayendo a la memoria la fe no
fingida que hay en ti, la cual habitó
primero en tu abuela Loida y en tu
madre Eunice y estoy seguro que en
Ti también.
Dt.6:6-8.
6Y
estas palabras que yo te mando hoy,
estarán sobre tu corazón; 7y las repetirás a
tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu
casa, y andando por el camino, y al
acostarte, y cuando te levantes. 8Y las atarás
como una señal en tu mano, y estarán como
frontales entre tus ojos; 9y las escribirás en
los postes de tu casa, y en tus puertas.
Yo no quiero que mis nietos se pierdan.
Decide construir con
materiales eternos.
San Juan 17:26. “Y les he dado a
conocer tu nombre, y lo daré a conocer
aún, para que el amor con que me has
amado, esté en ellos, y yo en ellos”.
•Los materiales con los cuales debes
construir son tus convicciones, tu carácter y
tus relaciones. Tus convicciones deben
estar basadas en la Palabra de Dios, tu
carácter debe ser pulido y desarrollado con
el tiempo, y tus relaciones deben estar
basadas en el amor, la verdad, la
misericordia, la paciencia etc.
Conclusión:
¿Cuál es el recuerdo que quieres
dejar? Yo quiero que mis nietos digan,
mi abuelo amó a Dios. El mejor legado
que puedes dejar, es el que se
fundamenta en Cristo y en su Palabra.