Santificación
Renovación
Poder
-Conectados con Dios-
-Conectados con Dios-
Poder
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 1
Día 1 – Semana 3
Arrancamos la tercer semana de los 21 días de ayuno. En estos últimos siete días
cambiamos la modalidad de estudio devocional a reunirnos todas las noches en el auditorio
de la iglesia. Las reuniones darán inicio a las 21 Hs. de lunes a viernes, donde el pastor dará
el enfoque y desarrollo al tema del día.
Si no podés estar presente en la reunión por motivos de fuerza mayor te invitamos a que
sintonices la 104.9 FM Logos, allí podrás disfrutar de las reuniones en vivo desde las 21 Hs.
También podés escucharnos desde nuestra web www.iglesiadelafamilia.com
Esta Semana de Poder buscaremos el rostro de Dios, su voluntad y por sobre todo llenarnos
de su poder para enfrentar un año cargado de desafíos.
Te esperamos.
Tema del día - El poder de Dios en los amigos
Marcos 2:1-12 - Jesús sana a un paralítico
2 Unos días después, cuando Jesús entró de nuevo en Capernaúm, corrió la voz de que
estaba en casa. 2 Se aglomeraron tantos que ya no quedaba sitio ni siquiera frente a la
puerta mientras él les predicaba la palabra. 3 Entonces llegaron cuatro hombres que le
llevaban un paralítico. 4 Como no podían acercarlo a Jesús por causa de la multitud, quitaron
parte del techo encima de donde estaba Jesús y, luego de hacer una abertura, bajaron la
camilla en la que estaba acostado el paralítico. 5 Al ver Jesús la fe de ellos, le dijo al
paralítico:
—Hijo, tus pecados quedan perdonados.
6 Estaban sentados allí algunos maestros de la ley, que pensaban: 7 «¿Por qué habla éste
así? ¡Está blasfemando! ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?»
8 En ese mismo instante supo Jesús en su espíritu que esto era lo que estaban pensando.
—¿Por qué razonan así? —les dijo—. 9 ¿Qué es más fácil, decirle al paralítico: “Tus pecados
son perdonados”, o decirle: “Levántate, toma tu camilla y anda”?10 Pues para que sepan que
el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados —se dirigió entonces al
paralítico—: 11 A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa.
12 Él se levantó, tomó su camilla en seguida y salió caminando a la vista de todos. Ellos se
quedaron asombrados y comenzaron a alabar a Dios.
—Jamás habíamos visto cosa igual —decían.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 2
Día 2– Semana 3
2- El Poder de Dios a través del proceso
El hijo prodigo ilustra el viaje espiritual que el ser humano lleva a acabo desde la rebelión
hacia el conocimiento de Dios.
Parábola del hijo pródigo
11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos;
12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me
corresponde; y les repartió los bienes.
13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia
apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.
14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó
a faltarle.
15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda
para que apacentase cerdos.
16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba.
17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de
pan, y yo aquí perezco de hambre!
18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.
19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.
20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido
a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó.
21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser
llamado tu hijo.
22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su
mano, y calzado en sus pies.
23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y
comenzaron a regocijarse.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 2
25 Y
su hijo mayor estaba en el campo; y cuando vino, y llegó cerca de la casa, oyó la música
y las danzas;
26 y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
27 Él le dijo: Tu hermano ha venido; y tu padre ha hecho matar el becerro gordo, por haberle
recibido bueno y sano.
28 Entonces se enojó, y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrase.
29 Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote
desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos.
30 Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar
para él el becerro gordo.
31 Él entonces le dijo: Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas.
32 Mas era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano era muerto, y ha
revivido; se había perdido, y es hallado.
Recordá que el desarrollo del devocional diario es en la iglesia, todos los días a las 21 Hs. Si
no podés estar presente te invitamos a escuchar la transmisión por Radio FM Logos 104.9 o
en vivo desde www.iglesiadelafamilia.com
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
_______________________________________________________________
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 3
Día 3 – Semana 3
El poder de Dios en una mujer de fe
La fe y la confianza nos llevan a experimentar el poder de Dios en nuestras vidas.
Marcos 5:21-34
21 Pasando otra vez Jesús en una barca a la otra orilla, se reunió alrededor de él una gran
multitud; y él estaba junto al mar.
22 Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a
sus pies,
23 y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella
para que sea salva, y vivirá.
24 Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.
25 Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre,
26 y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había
aprovechado, antes le iba peor,
27 cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto.
28 Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva.
29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de
aquel azote.
30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la
multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos?
31 Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado?
32 Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto.
33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino
y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad.
34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote.
Recordá que el desarrollo del devocional diario es en la iglesia, todos los días a las 21 Hs. Si
no podés estar presente te invitamos a escuchar la transmisión por Radio FM Logos 104.9 o
en vivo desde www.iglesiadelafamilia.com
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 4
Día 4 – Semana 3
El poder de Dios a través de la compasión
El cumplimiento de los deberes del servicio no deben alejarnos de la tarea prioritaria de
ayudar al prójimo
Lucas 10: 25-37
25 Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué
cosa heredaré la vida eterna?
26 Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees?
27 Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo.
28 Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás.
29 Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo?
30 Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos
de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto.
31 Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo.
32 Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo.
33 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a
misericordia;
34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su
cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él.
35 Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo
que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese.
36 ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los
ladrones?
37 Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.
Recordá que el desarrollo del devocional diario es en la iglesia, todos los días a las 21 Hs. Si
no podés estar presente te invitamos a escuchar la transmisión por Radio FM Logos 104.9 o
en vivo desde www.iglesiadelafamilia.com
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 5
Día 5– Semana 3
El poder de Dios se hace gracia
Las bendiciones de Dios no son un derecho que poseemos, sino una muestra del amor y la
gracia del Señor
Lucas 17:11-19
11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.
12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se
pararon de lejos
13 y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!
14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban,
fueron limpiados.
15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran
voz,
16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.
17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde
están?
18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?
19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.
Recordá que el desarrollo del devocional diario es en la iglesia, todos los días a las 21 Hs. Si
no podés estar presente te invitamos a escuchar la transmisión por Radio FM Logos 104.9 o
en vivo desde www.iglesiadelafamilia.com
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 6
Día 6– Semana 3
El poder de Dios a través de tu testimonio
En el mundo que vivimos la verdad de Cristo nunca es una idea o concepto, sino una
experiencia personal que nadie puede refutar.
Juan 9
1 Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.
2 Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que
haya nacido ciego?
3 Respondió Jesús: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se
manifiesten en él.
4 Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche
viene, cuando nadie puede trabajar.
5 Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.
6 Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva, y untó con el lodo los ojos del ciego,
7 y le dijo: Ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, Enviado). Fue entonces, y
se lavó, y regresó viendo.
8 Entonces los vecinos, y los que antes le habían visto que era ciego, decían: ¿No es éste el
que se sentaba y mendigaba?
9 Unos decían: El es; y otros: A él se parece. El decía: Yo soy.
10 Y le dijeron: ¿Cómo te fueron abiertos los ojos?
11 Respondió él y dijo: Aquel hombre que se llama Jesús hizo lodo, me untó los ojos, y me
dijo: Ve al Siloé, y lávate; y fui, y me lavé, y recibí la vista.
12 Entonces le dijeron: ¿Dónde está él? El dijo: No sé.
13 Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego.
14 Y era día de reposo[a] cuando Jesús había hecho el lodo, y le había abierto los ojos.
15 Volvieron, pues, a preguntarle también los fariseos cómo había recibido la vista. El les
dijo: Me puso lodo sobre los ojos, y me lavé, y veo.
16 Entonces algunos de los fariseos decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no
guarda el día de reposo.[b] Otros decían: ¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas
señales? Y había disensión entre ellos.
17 Entonces volvieron a decirle al ciego: ¿Qué dices tú del que te abrió los ojos? Y él dijo:
Que es profeta.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 6
18 Pero los judíos no creían que él había sido ciego, y que había recibido la vista, hasta que
llamaron a los padres del que había recibido la vista,
19 y les preguntaron, diciendo: ¿Es éste vuestro hijo, el que vosotros decís que nació ciego?
¿Cómo, pues, ve ahora?
20 Sus padres respondieron y les dijeron: Sabemos que éste es nuestro hijo, y que nació
ciego;
21 pero cómo vea ahora, no lo sabemos; o quién le haya abierto los ojos, nosotros tampoco
lo sabemos; edad tiene, preguntadle a él; él hablará por sí mismo.
22 Esto dijeron sus padres, porque tenían miedo de los judíos, por cuanto los judíos ya
habían acordado que si alguno confesase que Jesús era el Mesías, fuera expulsado de la
sinagoga.
23 Por eso dijeron sus padres: Edad tiene, preguntadle a él.
24 Entonces volvieron a llamar al hombre que había sido ciego, y le dijeron: Da gloria a Dios;
nosotros sabemos que ese hombre es pecador.
25 Entonces él respondió y dijo: Si es pecador, no lo sé; una cosa sé, que habiendo yo sido
ciego, ahora veo.
26 Le volvieron a decir: ¿Qué te hizo? ¿Cómo te abrió los ojos?
27 El les respondió: Ya os lo he dicho, y no habéis querido oír; ¿por qué lo queréis oír otra
vez? ¿Queréis también vosotros haceros sus discípulos?
28 Y le injuriaron, y dijeron: Tú eres su discípulo; pero nosotros, discípulos de Moisés somos.
29 Nosotros sabemos que Dios ha hablado a Moisés; pero respecto a ése, no sabemos de
dónde sea.
30 Respondió el hombre, y les dijo: Pues esto es lo maravilloso, que vosotros no sepáis de
dónde sea, y a mí me abrió los ojos.
31 Y sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguno es temeroso de Dios, y hace
su voluntad, a ése oye.
www.iglesiadelafamilia.com
Semana de
Poder
día 6
32 Desde el principio no se ha oído decir que alguno abriese los ojos a uno que nació ciego.
33 Si éste no viniera de Dios, nada podría hacer.
34 Respondieron y le dijeron: Tú naciste del todo en pecado, ¿y nos enseñas a nosotros? Y
le expulsaron.
35 Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿Crees tú en el Hijo de Dios?
36 Respondió él y dijo: ¿Quién es, Señor, para que crea en él?
37 Le dijo Jesús: Pues le has visto, y el que habla contigo, él es.
38 Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró.
39 Dijo Jesús: Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los
que ven, sean cegados.
40 Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso
nosotros somos también ciegos?
41 Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís:
Vemos, vuestro pecado permanece.
Recordá que el desarrollo del devocional diario es en la iglesia, todos los días a las 21 Hs. Si
no podés estar presente te invitamos a escuchar la transmisión por Radio FM Logos 104.9 o
en vivo desde www.iglesiadelafamilia.com
www.iglesiadelafamilia.com
Descargar

Presentación de PowerPoint