VERDAD CENTRAL.
OBJETIVOS.
• El creyente debe vivir
una fe perseverante,
ha de vencer los
obstáculos que
intentan minar su
confianza en el
Creador,
fortaleciéndose en la
palabra de Dios para
lograrlo.
• El alumno conocerá el
valor de permanecer
firme en lo que ha
creído, arraigara con
firmeza su corazón en
la palabra de Dios, y
producirá fruto en
abundancia.
El ser perseverante es más que una fórmula de
confesión positiva, “yo puedo” o un “yo lo haré” se
requiere del ejemplo, uno digno de imitar.
1. El sembrador. El sembrador usa el método en que
se emplea solo su mano para sembrar en un gran
terreno, tirando puñados a medida que recorre el
campo.
2. El terreno infértil.
Los diferentes terrenos tipifican los corazones que
reciben el evangelio y la fe con la que responden:
3. El terreno fértil. La biblia Dios habla hoy expresa:
…después de oír la palabra con un corazón excelente y
bueno, la retienen y llevan fruto con aguante (Lucas 8:15).
El suelo bueno lleva fruto, es un corazón que al oír la
palabra de Dios la atiende (Mateo 13:23), la recibe (Marcos
4:20), y la retiene (8:15). Vemos pues que cada uno de los
tres evangelistas expresa un aspecto complementario dela
misma verdad: entender, recibir y retener la palabra.
1. El misterio del reino de Dios. Esta constituye una de
los ocho parábolas mayores sobre el reino de Dios. Su
mensaje central es que el evangelio del reino llegara
con diverso grado de éxito al corazón humano.
2. La eficacia de la palabra.
En la escritura leemos: esto es lo que quiere decir la
historia: la semilla es el mensaje de Dios. (Lucas 8:11,
Palabra de Dios para todos).
3. La salvación es por fe. El
principal motivo de esta
parábola es que cristo reine
en el corazón y su fe no se
desvanezca, así como
semilla en tierra fértil
1. Venciendo los obstáculos
1. El apóstol Pablo fue un
hombre de fe que venció toda
adversidad, y llego a la meta
con las manos en alto; expreso:
He peleado la buena batalla,
he acabado la carrera, he
guardado la fe (2 Timoteo 4:7).
Al igual que la parábola del
sembrador, la semilla que
plantó el apóstol de los gentiles
en los diferentes viajes
misioneros no fue en vano, sino
que trajo gran cosecha de
almas.
2. Produciendo fruto en abundancia.
• Los diferentes evangelios hablan de la importancia
de dar fruto (Mateo 7:20), pues así como cae la
semilla en buena tierra, la consecuencia natural
tiene que ser producir buen fruto.
DEVOCIONAL
• El apóstol Juan declara con todo firmeza: Y esta es la
victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe (1 Juan 5:4).
Esta fe es comparada con el oro refinado, el cual tuvo
que pasar por el fuego para resaltar su brillo. Cuando
pasamos por duras pruebas que intentan provocar que
tiremos la toalla, o que retrocedamos al mundo donde
no hay esperanza, es entonces que debemos
perseverar. No importa lo difícil que parezca la situación,
aferrémonos a las promesas de nuestro Creador y
pongamos nuestra mirada en Cristo.
• Complete la frase
• 1. El suelo bueno
lleva fruto maduro,
es…
Descargar

Descarga - CE Torre Fuerte