Generalidades de
Postes
Intraradiculares
Retención:
habilidad de un poste en resistir las
fuerzas verticales de desalojo. La
retención es influenciada por la
longitud del poste, diámetro y
conicidad, cemento sellador usado,
y si el poste es activo o pasivo.
Resistencia:
habilidad del poste y del diente de evitar
las fuerzas laterales y rotacionales. Esto es
influenciado por la estructura dental
remanente, la longitud del poste y la
rigidez, la presencia de antirotación, y la
presencia de un ferrule.
La preservación de
estructura dental
coronal y radicular
debe ser conservada.
Efecto ferrule: éxito a largo plazo. Es definido
como una banda vertical de la estructura dental
en el aspecto gingival de una preparación para
corona, este ayuda a la retención.
Primariamente provee resistencia y aumenta la
longevidad. Un ferrule con 1 mm de altura
vertical ha demostrado tener doble resistencia a
la fractura versus dientes restaurados sin ferrule.
CUANDO USAR UN POSTE
Hay que tener en cuenta que los postes no
fortalecen el diente tratado endodónticamente y
no deben ser usados rutinariamente.
La principal función de un poste es la retención
de un muñón si hay una insuficiente sustancia
dental que pudiese lograr soportar la
restauración coronal final.
Dependiendo del diente se determina si
estos necesitan o no la colocación de un
poste. Dientes anteriores, si hay poca
perdida de estructura dentaria, un poste
no es necesario y se puede restaurar con
materiales adhesivos, pero si este es
tratado endodonticamente y va a recibir
una corona lo indicado es colocar un poste.
Los molares por lo general no es necesario
la utilización de un poste, debido a que su
cámara pulpar ofrece una buena retención,
en algunos casos donde la perdida de
estructura dentaria es severa, se pueden
utilizar conductos rectos como el palatino
en superiores y el distal en los inferiores.
Por lo general con la sola colocación de un
solo poste es necesario.
Descargar

Generalidades de Postes Intraradiculares