2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
 Punto de partida
 Mensaje Cristiano
 El Catecismo nos recuerda
 El Youcat nos recuerda
 Expresión de la fe: Oración
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
A lo largo de nuestra vida, hemos escuchado muchas recomendaciones
que nos dicen cómo hemos de obrar
Estudia para aprobar
Come para crecer
Haz deporte para estar sano
Tómate la medicina para curarte
Pórtate bien
No te pegues con tus hermanos
ni con tus amigos
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
A lo largo de nuestra vida, hemos escuchado muchas recomendaciones
que nos dicen cómo hemos de obrar
Estudia para aprobar
Come para crecer
Haz deporte para estar sano
Aprende a compartir tus cosas
No copies en los exámenes
Tómate la medicina para curarte
Pórtate bien
No te pegues con tus hermanos
ni con tus amigos
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
A lo largo de nuestra vida, hemos escuchado muchas recomendaciones
que nos dicen cómo hemos de obrar
Estudia para aprobar
Come para crecer
No hagas trampas en los juegos
Ayuda a los demás
Tómate la medicina para curarte
Haz deporte para estar sano
Pórtate bien
No te rías de los defectos del prójimo
No te pegues con tus hermanos
Respeta a las personas mayores
ni con tus amigos
Aprende a compartir tus cosas
Obedece a tus padres
No copies en los exámenes
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
A lo largo de nuestra vida, hemos escuchado muchas recomendaciones
que nos dicen cómo hemos de obrar
Estudia para aprobar
No hagas trampas en los juegos
Come para crecer
Ayuda a los demás
Haz deporte para estar sano
No te rías de los defectos del prójimo
Tómate la medicina para curarte
Respeta a las personas mayores
Pórtate bien
No te pegues con tus hermanos
ni con tus amigos
Aprende a compartir tus cosas
Obedece a tus padres
No copies en los exámenes
Respeta siempre a cualquier persona,
no te rías de ella
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
A lo largo de nuestra vida, hemos escuchado muchas recomendaciones
que nos dicen cómo hemos de obrar
Estudia para aprobar
Come para crecer
No hagas trampas en los juegos
Ayuda a los demás
Haz deporte para estar sano
No te rías de los defectos del prójimo
Tómate la medicina para curarte
Respeta a las personas mayores
Pórtate bien
No te pegues con tus hermanos
ni con tus amigos
Aprende a compartir tus cosas
Obedece a tus padres
Respeta siempre a cualquier persona,
no te rías de ella
No copies en los exámenes
No tengas envidia ni seas egoísta
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
A lo largo de nuestra vida, hemos escuchado muchas recomendaciones
que nos dicen cómo hemos de obrar
Estudia para aprobar
Come para crecer
No hagas trampas en los juegos
Ayuda a los demás
Haz deporte para estar sano
No te rías de los defectos del prójimo
Tómate la medicina para curarte
Respeta a las personas mayores
Pórtate bien
No te pegues con tus hermanos
ni con tus amigos
Aprende a compartir tus cosas
Obedece a tus padres
Respeta siempre a cualquier persona,
no te rías de ella
No tengas envidia ni seas egoísta
No copies en los exámenes
No ambiciones lo que no es tuyo
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Tus padres?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Tus abuelos?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Tus hermanos mayores?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Tus profesores?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿El Director del Colegio?
¿Le sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Los que cuidan en el comedor
y prestan otros servicios:
secretaría, limpieza, etc.?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Los agentes de
la autoridad?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Tus catequistas?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Quién o quiénes nos pueden imponer normas?
En tu vida cotidiana ¿quiénes son los que te imponen normas?
¿Los sacerdotes de la parroquia?
¿Les sueles obedecer? ¿Por qué?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿A quién te es más fácil o más difícil obedecer?
¿Por qué?
¿A ¿Padres?
los sacerdotes y
¿A ¿Abuelos?
las personas que
¿A
quéde
otras
personas?
¿Hermanos
mayores?
personas
la Iglesia?
tienen¿Profesores?
una autoridad
¿Catequistas?
pública?¿Director y demás
personas del colegio?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Estudiar?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Ayudar en casa?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Tener ordenadas tus cosas?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Llevarte bien con tus hermanos y amigos?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Atender y obedecer a los profesores?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Respetar a las personas mayores?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Cumplir las normas puestas por
las personas que tiene autoridad?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Seguir lo que te enseña tu catequista ?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Hacer caso a lo que dicen tus padres?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
¿Qué cosas de las que te mandan te son más fáciles de cumplir
y cuáles más difíciles?
¿Hacer caso a lo que dicen tus padres?
¿Seguir lo que te enseña tu catequista ?
¿Cumplir las normas puestas por
las personas que tiene autoridad?
¿Llevarte bien con tus hermanos
y amigos?
¿Tener ordenadas tus cosas?
¿Ayudar en casa?
¿Respetar a las personas mayores?
¿Estudiar?
¿Atender y obedecer a los profesores?
¿Qué otras cosas?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
Es de sabios obedecer a las personas que realmente nos
quieren y buscan nuestro bien.
Cuando has hecho caso a tus padres, abuelos,
profesores, catequistas, sacerdotes, ¿alguna vez
te ha ido mal o te ha creado algún problema?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
Es absurda nuestra cabezonería y rebeldía ante nuestros padres,
profesores y educadores.
Cuando te has puesto cabezota y no has
querido escuchar ni obedecer a lo que te
mandaban ¿qué complicaciones ha traído
consigo tu actitud?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Punto de partida
Las normas en nuestra vida
No hemos de seguir como borregos todo aquello que hacen y
dicen nuestros compañeros y amigos.
¿Cuántas veces, has de reconocer, que te has
equivocado por hacer las cosas que todos
hacen, sin pensar en las consecuencias que eso
pueda tener y los problemas que se te pueden
crear?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Jesús nos enseña
cómo comportarnos con Dios y con el prójimo
El Decálogo: Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios
Moisés entregó a los israelitas,
de parte de Dios,
los Diez Mandamientos o el Decálogo,
para que fuesen fieles a la Alianza y
ordenasen su vida como un pueblo santo y
justo.
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
El Decálogo: Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios
La Alianza de Dios con Israel fue establecida tras la liberación de la esclavitud
de Egipto y en el camino hacia la tierra prometida.
Los israelitas reconocieron la singularidad con Dios les había tratado y el amor
que les había manifestado tanto en la salida de Egipto como a lo largo del
camino que llevaban recorrido.
El Señor quería conducir a los israelitas hasta Él. Pues Dios, lo que quiere es
hacernos partícipes de su vida y por eso nos llama a estar con Él.
Ser el pueblo de Dios supone obedecerle y aceptar que somos la propiedad
del Señor, o sea, saber que somos lo que Dios más ama, quiere y cuida.
Solo si estamos dispuestos a amar a Dios y a fiarnos de su amor, podremos
obedecer sus mandamientos.
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Los Mandamientos de la Ley de Dios
A los tres meses justos de haber salido de Egipto, los israelitas
llegaron al desierto del Sinaí y allí acamparon, frente a
la montaña.
Moisés subió al encuentro de Dios y el Señor lo llamó desde
el monte y le dijo:
Así hablarás a los hijos de Israel:
Ya habéis visto lo que he hecho con los egipcios.
Si me obedecéis y guardáis mi alianza, vosotros seréis el pueblo
de mi propiedad entre todos los pueblos, porque toda la tierra
es mía; seréis para mí un reino de sacerdotes, una nación santa.
Esto es lo que dirás a los hijos de Israel.
2
La Iglesia, nuestra madre,
Nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Los Mandamientos de la Ley de Dios
Y Dios pronunció estas palabras:
«Yo soy el Señor, tu Dios, el que te sacó de Egipto, de aquel lugar de esclavitud.
― No tendrás otros dioses fuera de mí.
― No te harás escultura, ni imagen alguna de nada de lo que hay arriba en el cielo,
aquí abajo en la tierra, o en el agua debajo de la tierra.
― No te postrarás ante ellas, ni les darás culto...
― No tomarás en vano el nombre del Señor, porque el Señor no deja sin castigo
al que toma su nombre en vano.
―Acuérdate del sábado para santificarlo.
Durante seis días trabajarás y harás todas tus faenas. Pero el séptimo, es día de
descanso en honor del Señor tu Dios».
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Los Mandamientos de la Ley de Dios
―Honra a tu padre y a tu madre para que vivas muchos años en la tierra que
el Señor tu Dios te va a dar.
―No matarás.
―No cometerás adulterio.
―No robarás.
―No darás falso testimonio contra tu prójimo.
―No codiciarás la casa de tu prójimo, ni su mujer, ni su siervo, ni su sierva,
ni su buey, ni su asno, ni nada de lo que le pertenezca.
Éx 19,1-6; 20,1-17
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Los Diez Mandamientos
«Yo soy el Señor tu Dios:
1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.
2. No tomarás el nombre de Dios en vano.
3. Santificarás las fiestas.
4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
5. No matarás.
6. No cometerás actos impuros.
7. No robarás.
8. No darás falso testimonio ni mentirás.
9. No consentirás pensamientos ni deseo impuros.
10. No codiciarás los bienes ajenos.»
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
La Ley nueva del amor. La ley de la gracia
Jesús, además de recordarnos la necesidad de
cumplir todos y cada uno de
los mandamientos,
vino para darnos la capacidad de vivirlos en
toda su plenitud, que consiste en amar a Dios y
al prójimo:
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
La Ley nueva del amor. La ley de la gracia
Jesús nos enseñó muchas cosas sobre cómo debíamos comportarnos
con respecto a Dios y al prójimo, y las resumió de este modo:
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
La Ley nueva del amor. La ley de la gracia
Y antes de morir, Jesús dejó a sus discípulos este otro mandamiento:
el mandato nuevo del amor:
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Jesús nos enseña a amar
Jesús nos dio ejemplo concreto de cómo amar y nos envió su Espíritu
para poder amar como él ama al Padre y a los hombres.
Jesucristo, con su obediencia a la voluntad del Padre, consumada en
el momento de su muerte en la cruz, sanó nuestro corazón rebelde y nos
dio un corazón nuevo, capaz de amar a Dios y de obedecerle.
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Jesús nos enseña a amar
Jesús nos dio ejemplo concreto de cómo amar y nos envió su Espíritu
para poder amar como él ama al Padre y a los hombres.
Jesús nos dio su mismo Espíritu, el Espíritu Santo, que es quien nos
da fuerzas para obrar de un modo nuevo.
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Jesús nos enseña a amar
Jesús nos dio ejemplo concreto de cómo amar y nos envió su Espíritu
para poder amar como él ama al Padre y a los hombres.
La Iglesia, como madre y maestra, nos recuerda
los mandamientos del Señor y mediante
los sacramentos nos comunica la gracia de Dios y
sus dones, para que seamos capaces de obrar según
la voluntad del Padre.
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Mensaje cristiano
Jesús nos enseña a amar
Jesús nos dio ejemplo concreto de cómo amar y nos envió su Espíritu
para poder amar como él ama al Padre y a los hombres.
La Iglesia, con sus propios mandamientos, nos señala los mínimos de nuestra
vida sacramental y eclesial.
1. Oír Misa entera todos los domingos y fiestas de guardar.
2. Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en peligro de
muerte, y si se ha de comulgar.
3. Comulgar al menos por Pascua de Resurrección.
4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre
Iglesia.
5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.
Si no lo hacemos así, ¿de dónde vamos a sacar la fuerza para cumplir
el mandamiento del amor?
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Catecismo nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
«El hombre, llamado a la bienaventuranza, pero herido por el pecado,
necesita la salvación de Dios. La ayuda divina le viene en Cristo por
la ley que lo dirige y en la gracia que lo sostiene.» (CCE 1949)
«La ley moral es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en
el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de
Dios. Ordena al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan
a la bienaventuranza prometida; y prohíbe los caminos del mal que
apartan de Dios y de su amor.» (CCE 1950)
«La gracia es el favor, el auxilio gratuito que Dios nos da para
responder a su llamada.» (CCE 1996). «La gracia santificante es un don
habitual, una disposición estable y sobrenatural que perfecciona al
alma para hacerla capaz de vivir con Dios y de obrar por su amor.»
(CCE 2000)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Catecismo nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
«El cristiano de la Iglesia recibe la Palabra de Dios, que contiene
las enseñanzas de la ley de Cristo (cf. Gál 6,2). De la Iglesia recibe
la gracia de los sacramentos que le sostienen en el camino.
De la Iglesia aprende el camino de la santidad...» (CCE 2030)
«Compete siempre y en todo lugar a la Iglesia proclamar los principios
morales, incluso los referentes al orden social, así como dar su juicio
sobre cualesquiera asuntos humanos, en la medida que lo exijan
los derechos fundamentales de la persona humana o la salvación de
las almas.» (CCE 2032)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Youcat nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
¿Qué es la gracia?
Llamamos gracia al acercamiento gratuito y amoroso de
Dios a nosotros, a su bondad que nos ayuda, a la fuerza
para la vida que procede de él.
Por la Cruz y la Resurrección Dios se acerca
completamente a nosotros y nos hace participar de su vida
mediante la gracia.
Gracia es todo lo que Dios nos otorga sin que
lo merezcamos lo más mínimo. (Youcat 338)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Youcat nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
El hombre está profundamente herido por el pecado
original y tiende a pecar. Sin embargo, con la ayuda de
Dios, es capaz de hacer el bien. (Youcat 69)
Dado que el conocimiento natural está a menudo
oscurecido por el pecado y la debilidad humana,
el hombre necesita la ayuda de Dios y su revelación para
mantenerse en el buen camino (Youcat 333)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Youcat nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
Jesús, que experimentó él mismo la tentación, sabe que
somos hombres débiles, que por nuestras propias fuerzas
podemos oponer poca resistencia al mal. Él nos enseña
[a pedir a Dios “no nos dejes caer en la tentación” y
también nos enseña] a confiar en la ayuda de Dios en
la hora de la prueba. (Youcat 525)
Cristo quiere que nosotros, «liberados para la libertad»
(Gál 5,1), seamos capaces de amar fraternalmente.
Por eso nos da el Espíritu Santo, que nos hace libres e
independientes de los poderes de este mundo, y nos
fortalece para una vida de amor y de responsabilidad.
(Youcat 290)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Youcat nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
Jesucristo habla del Espíritu Santo como ayuda,
consolador, maestro y espíritu de la verdad.
En los Sacramentos de la Iglesia se otorga el Espíritu
mediante la imposición de las manos y la unción con óleo.
(Youcat 115)
El Espíritu Santo me abre a Dios; me enseña a orar y me
ayuda a estar disponible para los demás (Youcat 120)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Youcat nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
¿Cómo nos ayuda la Iglesia a llevar una vida buena y
responsable?
La Iglesia, con la ayuda del Espíritu Santo y de la Escritura,
ha acumulado en su larga historia mucho conocimiento
acerca del buen obrar; pertenece a su misión enseñar a
las personas y darles también directrices (Youcat 297)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
El Youcat nos recuerda
Recibimos de la Iglesia la Palabra de Dios y los sacramentos
 En la Iglesia somos bautizados.
 En la Iglesia recibimos la fe que ella ha conservado íntegra a través
de los siglos.
 En la Iglesia escuchamos la Palabra viva de Dios y aprendemos
cómo debemos vivir si queremos agradar a Dios.
 Mediante los Sacramentos, que Jesús ha confiado a sus discípulos,
la Iglesia nos edifica, conforta y consuela.
 En la Iglesia arde el fuego de los santos, para que nos dejemos
encender en él.
 En la Iglesia se celebra la sagrada Eucaristía en la que la entrega y el
poder de Cristo se renueva de tal modo para nosotros que, unidos
a él, nos convertimos en su cuerpo y vivimos por su fuerza.
 Nadie puede ser cristiano al margen de la Iglesia, a pesar de las
debilidades humanas que hay en ella. (Youcat 343)
2
La Iglesia, nuestra madre,
nos guía en el camino de la felicidad
Expresión de la fe
Oración
Te damos gracias
Te damos gracias, Padre, porque quieres
hacernos felices y por eso nos enseñas
el camino del bien.
Te damos gracias, Señor Jesús, que viniste
a enseñarnos a amar a Dios y al prójimo,
y has dado tu vida para que tengamos un corazón nuevo.
Te damos gracias, Espíritu Santo, pues con tu fuerza podemos hacer
el bien y rechazar el mal.
Te damos gracias, Dios, Padre bueno, por la Iglesia, que nos enseña
los mandamientos y, mediante los sacramentos, nos comunica la gracia
divina, para que obremos según la voluntad del Padre y no seamos
engañados cuando vienen las tentaciones.
Descargar

la iglesia, nuestra madre, nos guía en el camino de la felicidad