EXTRATERRESTRES
Prof. TUANAMA ALBARRÁN, José Jesús
• En la cultura popular y en la ufología, se denomina
extraterrestre a todo ser vivo originario de algún sitio
del Cosmos ajeno a la Tierra o a su atmósfera. Aunque
la palabra extraterrestre se emplea para todo aquello
que es ajeno a la Tierra, la mayor parte de las
personas sólo la tiene en cuenta al referirse a los seres
provenientes del espacio exterior. Por lo general, la
vida extraterrestre inteligente se asocia al fenómeno
ovni.
• Con respecto a las definiciones de “alíen” y “extraterrestre” es
necesario denotar que existe una diferencia entre sus
definiciones. Extraterrestre, claramente, es una palabra creada
para explicar en términos simples la procedencia de estos
seres. En cambio la palabra “alíen” es de origen ingles y su
significado más común es de “extranjero”, “extraño” o “ajeno”
(aquí coincide con la etimología latina –alienare– del verbo
castellano “alienar”), aunque tanto en inglés como en español
es popular el uso de la palabra alíen para referirse a seres
extraterrestres, aunque ese no haya sido el significado original
y exclusivo de la palabra.
• Los enfoques de la ufología acientífica y salidos del ocultismo son tan
variados, como variadas son las opiniones de los que proponen las
teorías. Sobra decir que dichos enfoques no gozan de ninguna
aceptación científica, y solamente la astrobiología y la ufología pro
científica se acercan a la noción de ciencia, sin llegar a ser aceptadas
por completo.
• En el contexto de la astrobiología, existen esfuerzos de investigación
para intentar demostrar la presencia de vida en el cosmos, por
ejemplo el llamado proyecto SETI, dedicado a rastrear el espacio con
radiotelescopios, a la espera de captar alguna señal no natural o
mensaje proveniente de seres inteligentes.
• Según los escépticos, a pesar de que mucha gente afirme
supuestamente haberlos conocido o, incluso, ser uno de ellos,
no existe en la actualidad ninguna prueba fiable que confirme la
existencia de vida extraterrestre. Sostienen que la mayoría de
las pruebas aportadas son supuestos testimonios de
avistamientos o abducciones, o fotografías que no representan
por sí mismas evidencia irrefutable; con todo, un sector variable
de la población (cambiante en función del país y la cultura) a lo
largo del mundo cree en la veracidad de las afirmaciones de
muchos de los llamados testigos.
• Una imagen frecuente en la cultura popular, el cine y
las historietas es una de la de alienígenas de
apariencia humanoide, como los hombrecillos verdes
de la ciencia ficción clásica o los grises popularizados
por Encuentros en la tercera fase y The X-Files.
• Varias razones propician que en la cultura popular se le
asocie frecuentemente una representación humanoide
a una forma alienígena inteligente, pese a que no haya
razón científica para suponerla probable.
• Ejemplo de ello es que en el caso de las películas, esta
representación simplifica el proceso de vestuario y
maquillaje necesario para la representación de un
alienígena; además, el diseño basado en rasgos y
expresiones humanas reconocibles favorece la
estimulación de reacciones emocionales en el espectador.
En este sentido la reacción humana tiene similitudes con la
que se experimenta ante los robots en cuyo caso una
mayor similitud física con el ser humano genera una mayor
empatía tal como demuestra la teoría del valle inexplicable.
Descargar

Extraterrestres