Integrantes
Dairon Dubier Ramírez Castañeda
Grado 6*5 Fecha 04 de octubre 2012
O
Joaquín y Armando, dos niños de la
calle, se encontraron en la plaza. Los
dos gamines caminaban en por la
plaza central hasta encontrar algo
bueno. En el camino se apareció un
doctor al que pidieron: ¡ Centavito por
favor!, No hemos comido ni un
bocadillo señor. Dramatizando su
historia triste. El señor saco de su
chaqueta y dijo: -repártanse entre los
dos.
O
Buen trabajo Joaquín, hacemos tres de
estos y podremos almorzar. Ganaron
treinta pesos entre sus historias.
Tenían mucha hambre y fueron a una
casa. Les atendió la sirvienta de la
casa, muy grosera y les dio un
absoluto: NO.
O Aventuras de un niño
de la calle Julia
Mercedes Castilla
Joaquín y Armando son
dos niños ...
Desarrollo: En la
página 183 del libro,
Joaquín y Armando se
duermen.
O se encuentran en el
Parque Nacional de
Bogotá para
conversar sobre las
aventuras de sus
largas jornadas en
las calles.
O Los dos gamines
iban por la calle
pidiendo limosna,
utilizando un
discurso repetitivo,
entonces Joaquín
decía: “Dotorcito,
aquí mi mano está
enfermo”.
O
O
Joaquín y Armando, dos niños de la
calle, se encontraron en la plaza. Los
dos gamines caminaban en por la
plaza central hasta encontrar algo
bueno. En el camino se apareció un
doctor al que pidieron: ¡ Centavito por
favor!, No hemos comido ni un
bocadillo señor. Dramatizando su
historia triste. El señor saco de su
chaqueta y dijo: -repártanse entre los
dos.
Buen trabajo Joaquín, hacemos tres de
estos y podremos almorzar. Ganaron
treinta pesos entre sus historias.
Tenían mucha hambre y fueron a una
casa. Les atendió la sirvienta de la
casa, muy grosera y les dio un
absoluto: NO.
O Caminaron llegaron a
una casa, de la cual
salió una linda niña,
dándoles mucha
comida. Ellos
agradecieron y se
marcharon muy felices.
Siguieron su rumbo
hasta un terreno, en el
cual saborearon la
comida que la dulce
niña les había dado
O Al día siguiente fueron a
trabajar limpiando y cuidando
autos. Cuando les hubieran
dado unos pesitos por su
trabajo, ambos corrieron a
una fonda a servirse un
platillo. El mesero de la fonda
los trato muy mal y los quiso
echar. Ellos desistieron y por
esto los hicieron comer en la
cocina. Luego de esperar
veinte minutos les trajeron la
sopa y los gamines
saborearon hasta él ultimo
bocado
O
Más tarde hicieron unas pasadas
a las personas de un restaurante,
mas la mes erra les ordeno salir y
llamo al señor Rojas (el gerente).
El señor Rojas les dio una buena
paliza y Joaquín lo engaño y
pudieron escapar. Al día siguiente
fueron a dormir a un patio donde
no llegaba la lluvia, ya que llovía
mucho. Al despertar una pequeña
niña los observaba con mucha
tristeza y por ello los niños
pidieron alimentos y trabajo ala
niña. Su madre lo acepto. Los
gamines se marcharon muy
felices
O
por la ayuda recibida, y así
iniciaron el trabajo en la
fabrica, acomodando las
cajas y empacando. A la hora
de almuerzo descansaron, ya
que no tenían dinero. Al
terminar de trabajar el tercer
día, estaban muy cansados y
pidieron que les dieran los
pesos que les debían. Y
nunca más volvieron a
trabajar. Más tarde Joaquín y
Armando tomaron un vaso de
cerveza y fumaron
O un cigarrillo. Al salir del
restaurante, a Armando
lo atropellaron. Muy
asustado Joaquín grito ¡Armando, Armando ¡, el
señor bajo del auto y les
dio unos pesos y les
ordenó que llamaran a
una ambulancia. Y dejo a
Joaquín solo en la
oscuridad de la noche,
llega la ambulancia y
llevaron a Joaquín
Armando se quedó muy
O Escritora colombiana
nacida en Bogotá ,donde
creció observando la vida
de los génesis de la
ciudad .viajado con su
familia por ciudades de
Colombia tuvo la
oportunidad de ver de
cerca las escenas que
escriben sus novelas ,las
cuales se caracterizan por
un hondo contenido social.
O Que hay que hacer
compartidos con las
demás personas por
que muy pronto no
se puede saber que
será de mi o de las
personas que amo
de a aquellos que un
día me a poyaron
Descargar

Descarga