Preexistencia
TEJIDO A PARTIR
DE LO COTIDIANO
Proceso
EMULSIÓN
¿Cómo consolidar un
tejido urbano que
genere nuevas
relaciones tanto
físicas como sociales
entre distintos
fragmentos de
ciudad?
Acción
SUTURAR
Sutura Urbana
Herramienta
ESPACIO INTERSTICIAL
Sistema
NÓDOS DE
ACTIVIDAD
Propuesta para generar una
transición entre el Centro Histórico
de Bogotá y los barrios de Lourdes y
Las Cruces, al sur de la ciudad.
Valerie López Gracia – 201023113
Octubre 20, 2014
1. Tejido a partir de lo cotidiano
¿Cómo tejer una ciudad que responda tanto a necesidades físicas
como sociales del lugar?
Cuando se hace una intervención, es importante entender los elementos constitutivos de la ciudad, en
ese momento particular, para proponer soluciones que den respuesta tanto a lo físico, como a lo social.
Un tejido comprende organización y sistemas, el primero se refriere a un orden estático y el segundo a
una relación entre componentes, por lo que el tejido es un conjunto de sistemas que soporta las
actividades y por lo tanto debe responder a las necesidades de sus habitantes. Por esta razón, no se
pueden aplicar patrones prefigurados basados en estereotipos. Por el contrario, se debe entender y
respetar las preexistencias y las prácticas cotidianas, pues los individuos tejen su territorio a partir de su
cotidianeidad y la cotidianeidad de quienes los rodean. Este tipo de prácticas son reconocidas a través
de desplazamientos, prácticas permanentes y rutinas, por lo que se puede entender el sistema de
espacio público como el elemento estructurador del tejido, pues es el sistema que propicia el encuentro
y reunión entre ciudadanos.
2. Suturar
¿Cómo lograr una conexión entre dos partes de ciudad para que
éstas funcionen como un conjunto?
Gausa (2003) plantea que la ciudad se manifiesta hoy como un sistema complejo, producto de la
acumulación de acciones y experiencias simultaneas a menudo contradictorias. Por ejemplo, al sur del
Centro Histórico de Bogotá, se construyó la Avenida Comuneros en 2006, intervención que favoreció la
movilidad vehicular, pero que deterioró los barrios de los bordes, pues su trazado fragmentó las
manzanas, lo que tuvo como resultado una serie de culatas y espacios residuales en el borde de la vía.
Aún cuando es necesario introducir nueva infraestructura en la ciudad, Gausa (2003) destaca la
importancia de una infraestructura, mallada y elástica y la incidencia del ‘espacio negativo’, no como
residual, sino como engranaje estructurador. Entonces aparece el espacio público como un subsistema
capaz de entrelazar y encadenar, capaz de fomentar nuevas relaciones, nuevos desplazamientos y
nuevas actividades para el disfrute del ciudadano. De manera que, es indispensable introducir un
subsistema de espacio público y una definición de los bordes de la Avenida Comuneros para generar
nuevas relaciones espaciales y sociales en el tejido y conectar los barrios ubicados en los costados de
la vía.
3. Nodos de Actividad
¿Cómo introducir nuevas actividades para revitalizar la ciudad?
Es indispensable seleccionar espacios con potencial de cambio para llevar a cabo proyectos
específicos que sirvan como detonantes de futuros desarrollos e incidan positivamente en la ciudad.
Gausa (2003) afirma que “Los focos nodales locales, bien planteados, permiten orientar el sistema
reorientándolo constantemente, pues polarizan y jerarquizan el espacio.” Por ejemplo, en el eje de la
Avenida Comuneros se debe introducir nodos de actividad en las manzanas deterioradas para generar
relaciones tanto longitudinales sobre el eje, como transversales entre dos partes de ciudad. De manera
que, la introducción de un sistema de puntos en la ciudad propicia nuevas dinámicas y uniones entre
sus partes. Por ende, “sin nodos no hay red, sólo líneas conductoras hacia la nada. Si no hay
comunicación entre los nodos, éstos ya no son parte de una red, sino puntos aislados en un entorno
desconocido.” Guallart (2003)
4. Espacio Intersticial
¿Cómo establecer transiciones entre lo público, privado y colectivo de tal
forma que se fomente el encuentro entre ciudadanos y se respete los grados
de intimidad?
Si se incluyen espacios intersticiales, los cuales tienen un carácter intermedio, en el que lo público,
privado y colectivo se entremezcla, es posible establecer transiciones entre los distintos tipos de
espacio. Dado que el espacio intersticial denota un cambio en la espacialidad, éste articula dos partes y
genera gradación entre público y privado. De ahí que, esto se asemeja al concepto de límite, aunque
señala bordes que no son definidos, pues se mezclan características de los elementos limítrofes. Por
ejemplo, el umbral tiene una condición tanto interior, como exterior, que con variaciones se podría
especializar para realizar una actividad específica, o permanecer como un lugar ambiguo. Ballesteros
(2003) afirma que “los lugares intermedios tienen condiciones parecidas a los demás pero añaden una
condición de inestabilidad que les caracteriza, que es, tal vez, la más emocionante.” Por esta razón son
espacios dinámicos, que son recorridos mientras se pasa de un lugar a otro, que por lo tanto,
promueven el encuentro.
5. Emulsión
¿Cómo lograr una ciudad que se lea y funcione como un conjunto y
no como la suma de elementos independientes?
Se busca unificar, manteniendo las características de los componentes, esto se puede lograr a través
del establecimiento de bordes permeables y espacios intermedios, en los que el espacio público y
privado dialogue para generar el entendimiento de la ciudad como conjunto. El establecimiento de un
límite difuso o perceptual, que permite la integración de la arquitectura con el espacio exterior, actúa
como emulsionante. Por esta razón se busca generar una arquitectura en la que a partir del
establecimiento del límite, se mantienen relaciones físicas y visuales con la ciudad y el paisaje. De
manera que, se genera una arquitectura que se integra al espacio exterior y corresponde a una idea de
ciudad con múltiples espacios para el disfrute del ciudadano.
Morales (2003) afirma que “El espacio de la ciudad se configura hoy, más por el espacio de ‘lo demás’
que por la propia y justa presencia de aquello que entendíamos por espacio urbano, la idea de límite ha
perdido precisión, es algo difuso”. De tal forma que “la ciudad aparece como una amalgama, un
conglomerado de elementos naturales, artificiales e inmateriales, al mismo tiempo poroso y fibroso, con
áreas densas y estables, constituido por elementos que han roto con la precisión de los limites
tradicionales. Ábalos y Herreros. (2003)
Bibliografía
Ábalos, I., & Herreros, J. (2003). Diccionario Metápolis de Aquitectura Avanzada. Barcelona: Acar.
Ballesteros, J. A. (2003). Diccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada. Barcelona: Acar.
Guallart, V. (2003). DIccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada. Barelona: Actar.
Gausa, M. (2003). Diccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada. Barcelona: Acar.
Instituto Metápolis de Arquitectura Avanzada. (2003). Diccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada. Barcelona : Actar.
Morales, J. (2003). Diccionario Metápolis de Arquitectura Avanzada . Barcelona: Actar.
Imágenes:
Tejido a partir de lo cotidiano:
Collage de:
http://www.pinterest.com/pin/459367230716227893/
Corporación la Candelaria (2007). Atlas Histórico de Bogotá. Bogotá: Nomos S.A
Suturar:
Collage de:
http://www.pinterest.com/pin/459367230716227317/
http://innocentbydesign.tumblr.com/post/9596485441/sketchbook
Nodos de actividad:
http://www.pinterest.com/pin/459367230716225319/
Espacio intersticial:
Collage de:
http://www.pinterest.com/pin/459367230716225738/
http://www.pinterest.com/pin/459367230716235459/
http://www.pinterest.com/pin/301881981245933021/
Emulsión:
Collage de:
http://www.pinterest.com/pin/459367230716225825/
Corporación la Candelaria (2007). Atlas Histórico de Bogotá. Bogotá: Nomos S.A
Descargar

5Párrafos_ValerieLopez_C