El Faro
By:
Austin King
En el ano 1853, alli vivian dos personas de los nombres de Maria y Leonardo.
Unfortunalmente, ellos estan muy deprimidos. Sus trabajo es el razon para que. Ellos tenian ver
muchos boques entre de el mar atraves de El Estrecho de Gibraltar. Muchos sin peligro, pero,
otras….. Tu puedes buscar los restos destruidos en la costa. Por encima los anos, este tenia
mucho effecto a los personalitdads de Leonardo y Maria. Despacio, Leonardo se converte en un
persona demente. El ajuste por el comienzo por nuestra cuenta es la noche, en el faro, donde
Maria y Leonardo vivan. Es ironico en esta cuenta, porque despues de brillando luz en boques, la
mas importe luz ellos necisitan es en sus corazons.
Leonardo despertó, "¿Qué fue eso?" le gritó a María, que estaba ocupado observando
la costa. No hubo respuesta. Con un gemido, se fue a ver a María. Estaba sentada en una silla
dormido, con un libro en la mano. Él llamó por su nombre, y ella se despertó de repente,
sobresaltado. "Te dije que no a dormir cuando te vea!", Gritó. "La luna me engañó otra vez." -dijo,
evidentemente molesto. Después de todo, esta era la tercera vez que se ha quedado dormido.
Leonardo sabía que a la noche siguiente iba a ser más conscientes de María. Y a 12 de
la noche, todavía mantienen un ojo firme fuera, vigilando la costa. Sin embargo, empezó a oír un
leve susurro a su izquierda. Cuando se volvió a dirección la voz, no encontró a nadie allí. Pensó
que no importa y continuó su labor. Pero sin embargo, el susurro volvía, cada vez más fuerte y
también.
A la mañana siguiente Leonardo era una persona diferente. Los susurros nunca se fue.
Leonardo no podía oírse pensar, sólo oyó las voces. Todavía no entendía lo que decían, sólo que
ellos estaban allí. "¡Basta!" gritó. María lo miró sorprendido, asustado. Estaba comiendo en la
cocina. No recordaba levantarse de la cama.
Esa noche, María observaba la costa. Esta vez no se durmió, no, no, no esta vez. Pero
la luna sigue la distrajo. Ella lo miró y lo vio, hasta que el brillo de sus ojos le picaron. Todavía
miraba embargo, y poco a poco las nubes alrededor de la luna parecía manos. La Luna estaba
diciendo hola. Ella miró hacia otro lado y de vuelta de nuevo, y ella di cuenta ... que era una
noche de luna nueva.
Voces de Leonardo seguían hablando con él todos los días, y se encontró a hablando a
ellos también. Luego llegó la noche en que se dio cuenta de que las voces venían. Fue desde el
mar, las olas llamó por su nombre. No tenía miedo de las olas más, y él saltó de la casa de la luz
para saludarlos. Unfortunalmente, lo único que estaba saludando era su muerte.
María se despertó al escuchar un ruido fuerte fuera y estaba corriendo a ver. Ella
comenzó a llorar cuando vio el cuerpo del hombre que una vez amó. Otra vez la luna
comenzó a decir su nombre, "María .... María .... María", dijo. "¿Qué?", Dijo, molesto. "Yo lo
maté". Entonces empezó a truenos y relámpagos, y los ruidos de la tormenta reían.
María entró en el faro. Ella puso la luz en la costa, y cogió una foto de ella y Leonardo.
Ella salió corriendo del faro y miró hacia la costa. La luna todavía la llama "María, María, ven a
mí.“ La luna dijo, “Nada para mi, y tu estas libre.”
María se salto al mar y comenzó a nadar hacia la costa, hacia la luna, hacia el
renacimiento. Ella nunca miró hacia atrás, sólo hacia adelante. Pensó en Leonardo, y esto
sólo se hacía nadar más rápido. Ella nadó en dirección a la luna, el mar comiendo ella en su
costa, nunca se volvió a ver.
Descargar

El Faro