Como Hablar con
Nuestro Padre
Clase No. 6
Introducción:

En la Clase anterior encontrábamos la
importancia que tiene la oración en la
vida de los hijos de Dios. Reconocemos
que es el medio para reclamar nuestra
herencia y que también debemos
aprender los buenos hábitos que para
nosotros quiere nuestro Padre: La lectura
de la Biblia y la Oración.
Como ha sido mi Oración desde mi
encuentro personal con Jesús?
 Ha
sido constante?
 Hemos encontrado respuesta del
Señor?
 Ha sido fría o de mala gana?
 La hacemos de vez en cuando, solo
porque nos recomiendan hacerla o
solo por cumplir?
Oración y Rezo

Rezo: Repetición de formas
establecidas, impersonales y en
determinado
momento
mecánicas.

Oración: Hablar
espontáneamente y libremente
con Dios, dialogar con El, como
un amigo, es la expresión de
nuestra alma y la aspiración de
nuestro ser.
La Oración es el dialogo directo con Dios,
y requiere que escuchemos también
atentamente a lo que quiere decirnos El
porque si no se convertiría en Monologo.
 Dios está siempre dispuesto a dialogar
con
nosotros, a
escucharnos
y
respondernos, si nuestra comunicación
con El es frecuente, podemos tener la
garantía de que nos conoceremos mejor y
aceptaremos su voluntad.

Elementos indispensables de la Oración:
FE: Debemos tener Fe en que Dios esta
presente, en que El es nuestra mejor
recompensa, si pedimos algo no vacilar
que lo recibiremos.
 Hebreos 11, 1 y 6: La fe es aferrarse a lo
que se espera, es la certeza de cosas que no
se pueden ver. pero sin la fe es imposible
agradarle, pues nadie se acerca a Dios si
antes no cree que existe y que recompensa a
los que lo buscan.

Compromiso: Este implica una alianza
de Amor, un enlace que no depende de
nuestro estado de ánimo (Hoy tengo
flojera, Hoy me siento indigno o poco
espiritual); Tampoco de nuestro tiempo
libre (Si tengo chance me pondré a orar,
Hoy no tuve tiempo); Tampoco depende
de nuestro trabajo aunque sea para el
Señor.
 Nuestro compromiso de oración no
puede sustituirse con nada.

Perseverancia en lo que se pide:

No desanimarnos cuando alguna petición
que hacemos a Dios no es respondida de
inmediato, la perseverancia en esta
petición y la acción de gracias por ella,
seguros de que el Señor nos lo concederá,
hará que la respuesta se apresure.

Santiago 05,11: Fíjense que llamamos felices
a aquellos que fueron capaces de perseverar.
Han oído hablar de la constancia de Job y
saben lo que al final el Señor hizo por él,
pues el Señor es compasivo y misericordioso.
No tener Barreras:


Es decir, sin rencores, sin odios, ni
resentimientos o celos hacia nuestro
prójimo, presentando al Señor nuestras fallas
y pidiéndole nos ayude a quitarlas.
Dios nos pide especialmente que demos los
pasos necesarios para que perdonemos,
seamos perdonados y tener el deseo sincero
de no ofender más a nadie.
Honradez:

Ser sinceros con nosotros mismos, sin
querer disfrazar ante el Señor lo que
somos espiritualmente reconociendo
nuestra miseria y las veces que caemos
ofendiéndolo,
analizando
nuestra
pequeñez y debilidad, nuestros motivos
humanos aun en las cosas de Dios
(Querer quedar bien, que piensen bien de
nosotros, etc.)
Ser Concisa:

Sin palabras inútiles, no buscando adornar
nuestra oración para que parezca más
espiritual o para que «Suene bien», sino
poniendo con claridad y con sencillez
nuestra necesidad ante Dios, aceptando la
posibilidad de que la respuesta divina sea
mejor que lo que nosotros estamos
pidiendo.

Mateo 6, 6-8: Pero tú, cuando reces, entra en tu
pieza, cierra la puerta y ora a tu Padre que está
allí, a solas contigo. Y tu Padre, que ve en lo
secreto, te premiará. Cuando pidan a Dios, no
imiten a los paganos con sus letanías
interminables: ellos creen que un bombardeo de
palabras hará que se los oiga. No hagan como
ellos, pues antes de que ustedes pidan, su Padre
ya sabe lo que necesitan.
Descargar

Como Hablar con Nuestro Padre - Comunidad Catolica Carismatica