CONOCERNOS MEJOR
Para que un noviazgo sea auténtico y satisfactorio, tiene que fundamentarse en la roca sólida de la
realidad de cada una de las dos personas. Esta realidad, ha de ser descubierta a la luz de la verdad.
La verdad de la pareja depende de cada una de las personas que la forman. En esta sesión, la
finalidad será aprender a escuchar a la otra persona con el corazón para descubrir la verdad acerca
de su personalidad, de su familia y de sus amigos.
El precio de este conocimiento suele ser alto… Aceptación de diferencias,
debilidades, fallos, limitaciones. También, sus metas, opciones y prioridades.
Pero la aceptación mutua es prometedora ya que conduce a la comprensión del otro
y a ser comprendido en cuanto a sus necesidades, valores y planes personales.
Entonces se establece un espíritu de honestidad y veracidad y se desarrolla el sentido
de una comunicación muy buena, siendo esta la mejor garantía en el futuro de una
relación sana, exitosa, unida y abierta.
“1y1” llamados al Amor
APRENDIENDO EL UNO DEL OTRO
Para conocerse mutuamente y a fondo, hace falta escucharse recíprocamente y con el corazón.
Esto facilita compartir desde lo profundo de uno mismo y, además descubrir las dimensiones
fundamentales de cada uno:
“1y1” llamados al Amor
INFLUENCIAS DE OTRAS PERSONAS
Los padres:
En el plan del Creador, hombre y mujer no son sólo responsables de la procreación, también del
proceso de crecimiento sano de cada uno de sus hijos. Este proceso de educación no es puntual,
sino que es un proceso de independización gradual, de varios años, en el que se incluye el desarrollo
físico, emocional y espiritual de cada hijo.
Según los expertos, este proceso, en condiciones normales necesita de 16-18 años. Por tanto, padre y
madre deben sentirse corresponsables de esta formación; de un crecimiento físico, temperamento,
carácter y personalidad y se su formación espiritual, intelectual, moral y religiosa.
Hermanos y hermanas
“1y1” llamados al Amor
Amigos y amigas
ACEPTACIÓN RECÍPROCA
Es el alto precio “a pagar” si se quiere llegar al buen conocimiento y amor mutuo requeridos en todo
buen noviazgo.
Aceptar al otro tal y como es, con lo bueno y lo malo, no como querríamos que fuera, pero sin ignorar
los defectos de cada uno. Para ello, ha de abarcarse:
“1y1” llamados al Amor
COMPRENSIÓN MUTUA
ACEPTACIÓN
COMPRENSIÓN
ÉXITO
Es necesario sentirse comprendidos, urge compartir con el otro los valores y necesidades
personales:
*Necesidades personales:
falta de autoestima, de sentido de la vida, de fe, de amor, de apoyo
familiar, de amigos, de disciplina, de trabajo, de fuerza de voluntad, de castidad, de oración, de
educación, de religión, de objetivos en la vida, de sueños, de esperanzas y de paz.
*Valores: sinceridad, honestidad, autoestima, familia, amigos, bondad, obediencia, buena voluntad,
sentido de responsabilidad, fe, oración, capacidad de sufrimiento, amor a la naturaleza, amor al arte,
amor a la verdad, sentido de la justicia humana, sociabilidad, espiritualidad y religiosidad.
“1y1” llamados al Amor
¡Ven Espíritu Santo!
Contra la necedad, concédeme el Don de Sabiduría, que me libre del tedio y de la
insensatez.
Contra la rudeza, dame el Don de Entendimiento, que ahuyente tibiezas, dudas,
nieblas, desconfianzas.
Contra la precipitación, el Don de Consejo, que me libre de las indiscreciones e
imprudencias.
Contra la ignorancia, el Don de Ciencia, que me libre de los engaños del mundo,
demonio y carne, reduciendo las cosas a su verdadero valor.
Contra la pusilanimidad, el Don de Fortaleza, que me libre de la debilidad y cobardía
en todo caso de conflicto.
Contra la dureza, el Don de Piedad, que me libre de la ira, rencor, injusticia, crueldad y
venganza.
Contra la soberbia, el Don de Temor de Dios, que me libre del orgullo, vanidad,
ambición y presunción.
Descargar

Conocernos mejor 23M2013