Aprovechando la vida
que Dios nos da
Eclesiastés 9:8-18
“Este hombre había estado viviendo todas
estas experiencias bajo el sol, no
preocupándose con nada arriba del sol…
hasta que llegó un momento en que ya
había visto toda la vida. Y había algo arriba
del sol. Es únicamente cuando la
humanidad toma en cuenta a lo que se
encuentra arriba del sol junto
con lo que se encuentra bajo el
sol que las cosas bajo el sol son
vistas a la luz verdadera.”
(Unfolding the Message of the Bible, pág. 229)
Colosenses 3:1-2
1 Ya que han sido resucitados a una vida
nueva con Cristo, pongan la mira en las
verdades del cielo, donde Cristo está
sentado en el lugar de honor, a la derecha
de Dios. 2 Piensen en las cosas del cielo,
no en las de la tierra.
Eclesiastés 9:8-18
8 En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y
nunca falte ungüento sobre tu cabeza.
9 Goza de la vida con la mujer que amas,
todos los días de la vida de tu vanidad que te
son dados debajo del sol, todos los días de tu
vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y
en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.
Eclesiastés 9:8-18
10 Todo lo que te viniere a la mano para
hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en
el Seol, adonde vas, no hay obra, ni
trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.
Eclesiastés 9:8-18
11 Me volví y vi debajo del sol, que ni es
de los ligeros la carrera, ni la guerra de los
fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de
los prudentes las riquezas, ni de los
elocuentes el favor; sino que tiempo y
ocasión acontecen a todos.
Eclesiastés 9:8-18
12 Porque el hombre tampoco conoce su
tiempo; como los peces que son presos en
la mala red, y como las aves que se
enredan en lazo, así son enlazados los
hijos de los hombres en el tiempo malo,
cuando cae de repente sobre ellos.
Eclesiastés 9:8-18
13 También vi esta sabiduría debajo del
sol, la cual me parece grande:
14 una pequeña ciudad, y pocos hombres
en ella; y viene contra ella un gran rey, y la
asedia y levanta contra ella grandes
baluartes;
Eclesiastés 9:8-18
15 y se halla en ella un hombre pobre,
sabio, el cual libra a la ciudad con su
sabiduría; y nadie se acordaba de aquel
hombre pobre.
16 Entonces dije yo: Mejor es la sabiduría
que la fuerza, aunque la ciencia del pobre
sea menospreciada, y no sean escuchadas
sus palabras.
Eclesiastés 9:8-18
17 Las palabras del sabio escuchadas en
quietud, son mejores que el clamor del
señor entre los necios.
18 Mejor es la sabiduría que las armas de
guerra; pero un pecador destruye mucho
bien.
I. La muerte es inevitable disfruta y aprovecha la vida
versículos 8-10
A. Disfruta la vida como una
celebración alegre
versículo 8
Eclesiastés 9:8
8 ¡Vístete con ropa elegante y
échate un poco de perfume!
(Nueva Traducción Viviente)
Filipenses 4:4
4 Estén siempre llenos de alegría
en el Señor. Lo repito, ¡alégrense!
(Nueva Traducción Viviente)
B. Disfruta tu matrimonio
versículo 9
Eclesiastés 9:9
9 Goza de la vida con la mujer amada
cada día de la fugaz existencia que
Dios te ha dado en este mundo. ¡Cada
uno de tus absurdos días! Esto es lo
que te ha tocado de todos tus afanes
en este mundo. (NVI)
Proverbios 18:22
22 El hombre que halla esposa
encuentra un tesoro, y recibe el
favor del Señor.
(Nueva Traducción Viviente)
Proverbios 5:18
18 Que tu esposa sea una fuente
de bendición para ti. Alégrate con
la esposa de tu juventud.
(Nueva Traducción Viviente)
C. Disfruta el trabajo de tus
manos y hazlo bien
versículo 10
Eclesiastés 9:10
10 Todo lo que hagas, hazlo bien,
pues cuando vayas a la tumba no
habrá trabajo ni proyectos ni
conocimiento ni sabiduría. (NTV)
¿Cómo vivirás tu guión?
Colosenses 3:17
17 Y todo lo que hagan o digan,
háganlo como representantes del
Señor Jesús y den gracias a Dios
Padre por medio de él.
(Nueva Traducción Viviente)
1 Corintios 10:31
31 Así que, sea que coman o
beban o cualquier otra cosa que
hagan, háganlo todo para la gloria
de Dios.
(Nueva Traducción Viviente)
Colosenses 3:23-24
23 Trabajen de buena gana en
todo lo que hagan, como si fuera
para el Señor y no para la gente.
24 Recuerden que el Señor los
recompensará con una herencia y
que el Amo a quien sirven es
Cristo;
(Nueva Traducción Viviente)
II. La vida es impredecible –
confía en Dios y aprovéchala
versículos 11-18
A. Nuestras habilidades no
son una garantía de éxito
versículo 11
Eclesiastés 9:11
11 Observé algo más bajo el sol. El corredor
más veloz no siempre gana la carrera y el
guerrero más fuerte no siempre gana la batalla.
Los sabios a veces pasan hambre, los
habilidosos no necesariamente son ricos, y los
bien instruidos no siempre tienen éxito en la
vida. Todo depende de la suerte, de estar en el
lugar correcto en el momento oportuno.
(Nueva Traducción Viviente)
Isaías 45:6-7
6 para que el mundo entero, desde el
oriente hasta el occidente, sepa que no
hay otro Dios. Yo soy el Señor, y no hay
otro.
7 Yo formo la luz y creo las tinieblas, yo
envío los buenos tiempos y los malos; yo,
el Señor, soy el que hace estas cosas.
(Nueva Traducción Viviente)
B. No controlamos cuándo
vendrán tiempos difíciles
versículo 12
Eclesiastés 9:12
12 La gente nunca puede predecir
cuándo vendrán tiempos difíciles.
Como los peces en la red o los
pájaros en la trampa, la gente
queda atrapada por tragedias
repentinas.
(Nueva Traducción Viviente)
Santiago 4:13-16
13 Presten atención, ustedes que
dicen: «Hoy o mañana iremos a tal
o cual ciudad y nos quedaremos un
año. Haremos negocios allí y
ganaremos dinero».
Santiago 4:13-16
14 ¿Cómo saben qué será de su vida
el día de mañana? La vida de
ustedes es como la neblina del
amanecer: aparece un rato y luego
se esfuma.
Santiago 4:13-16
15 Lo que deberían decir es: «Si el
Señor quiere, viviremos y haremos
esto o aquello». 16 De lo contrario,
están haciendo alarde de sus
propios planes pretenciosos, y
semejante jactancia es maligna.
(Nueva Traducción Viviente)
Romanos 8:28
28 Y sabemos que Dios hace que
todas las cosas cooperen para el
bien de quienes lo aman y son
llamados según el propósito que él
tiene para ellos.
(Nueva Traducción Viviente)
C. Nuestras oportunidades
no son una garantía de éxito
versículos 13 al 18
Salomón ilustra este punto
con una pequeña historia:
Eclesiastés 9:13-18
13 Hay otro aspecto de la sabiduría
que me quedó grabado al observar
cómo funciona el mundo. 14 Había
una ciudad pequeña con unos
cuantos habitantes, y vino un rey
poderoso con su ejército y la sitió.
Eclesiastés 9:13-18
15 Un hombre pobre pero sabio
sabía cómo salvar la ciudad, y así la
ciudad fue rescatada. Sin embargo,
pasado el incidente, a nadie se le
ocurrió darle las gracias.
Eclesiastés 9:13-18
16 Por lo tanto, aunque la sabiduría
es mejor que la fuerza, los sabios —
si son pobres— también serán
despreciados. Lo que digan no será
valorado por mucho tiempo.
Eclesiastés 9:13-18
17 Es mejor oír las palabras suaves
de una persona sabia que los gritos
de un rey necio.
18 Es mejor tener sabiduría que
armas de guerra, pero un solo
pecador puede destruir muchas
cosas buenas.
(Nueva Traducción Viviente)
Otra posible traducción de
los versículos 15-16:
Eclesiastés 9:15-16
15 En esa ciudad había un hombre, pobre pero
sabio, que con su sabiduría podría haber
salvado a la ciudad, ¡pero nadie se acordó de
aquel hombre pobre! 16 Yo digo que «más vale
maña que fuerza», aun cuando se menosprecie
la sabiduría del pobre y no se preste atención a
sus palabras. (NVI)
Conclusión:
Dios tiene el control, y cuando nos
sometemos a y confiamos en él
realmente podemos aprovechar la
vida para su gloria.
Salmo 90:10-12
10 Los días de nuestra edad son
setenta años; Y si en los más
robustos son ochenta años, Con
todo, su fortaleza es molestia y
trabajo, Porque pronto pasan, y
volamos.
Salmo 90:10-12
11 ¿Quién conoce el poder de tu ira,
Y tu indignación según que debes
ser temido?
12 Enséñanos de tal modo a contar
nuestros días, Que traigamos al
corazón sabiduría. (RVR1960)
Descargar

Los ciclos tediosos de la vida