ESPECIALIDADES
PROBATORIAS
ESPECIALIDADES PROBATORIAS
En el ámbito de la violencia de género nos encontramos con
particulares dificultades probatorias, por una serie de motivos:
 Se producen en la intimidad del ámbito doméstico;
 No suele haber testigos directos de los hechos, distintos a los
miembros de la familia;
 Situación de dominación dentro de la relación;
 Especial relación de afectividad entre agresor y víctima;
 Suelen ocurrir en el domicilio familiar, allí donde ambos
ejercen su libertad más íntima
En muchas ocasiones la única prueba de cargo que nos
encontraremos es la declaración de la víctima
FACTORES DETERMINANTES DE LAS
DIFICULTADES PROBATORIAS
A) La prueba de la violencia psíquica



No deja huellas físicas detectables
Más difícil es aún el caso de la violencia
psíquica de “escasa entidad”.
Los inconvenientes probatorios se incrementan,
si cabe, en aquellos supuestos en los que el
clima de violencia familiar se crea a través de
omisiones.
B) La prueba de habitualidad


Art. 173 CP: concurre cuando la víctima se
encuentre sometida a un estado de violencia
que permanezca en el tiempo.
Necesaria la creación de un clima de violencia
sostenida, sin exigirse necesariamente un
resultado lesivo.
DECLARACIÓN DE LA
VÍCTIMA
• Se ha admitido tradicionalmente que constituya prueba
de cargo.
• Pero no adquiere sin más eficacia probatoria, sino que
debe pasar por el tamiz de la valoración del órgano
judicial.
• La jurisprudencia ha realizado un importante esfuerzo
sistematizador de los elementos que deben tenerse en
cuenta a la hora de valorarla:
1. Ausencia de motivos de incredulidad,
2. Persistencia en la incriminación,
3. Verosimilitud corroborada por circunstancias
periféricas.
1. Ausencia de motivos de incredibilidad
• Podrá ser objeto de prueba en juicio la
existencia de razones o motivos que hagan
dudar de la veracidad de la declaración
de la víctima: venganza, obtención de una
pretendida ventaja procesal en el
procedimiento de separación o divorcio y
similares.
• La propia naturaleza de las relaciones
familiares, donde se entremezclan
sentimiento e intereses de muy diversa
índole, aconseja prestar una especial
atención al análisis de estas cuestiones.
2. Persistencia en la imputación
• Es frecuente que la víctima no mantenga una actuación
procesal uniforme durante toda la tramitación del proceso
• Actitudes que suele adoptar la víctima es estos casos:
o La víctima comparecerá ante el Juzgado y afirmará
que quiere retirar la denuncia, solicitando el archivo;
o Llamada a declarar, no comparecerá, o no mantendrá
lo manifestado en los momentos iniciales, o incluso
variará su contenido.
• Si se aplica rígidamente la jurisprudencia referida, la falta de
persistencia determinará la ausencia de su eficacia
probatoria.
• Una solución puede ser el art. 714 LECRIM.
2. Persistencia en la imputación
• Art. 714 LECrim: cuando la declaración del testigo
en el juicio oral no sea conforme con la prestada
en el sumario, se permite la lectura de ésta,
procediendo posteriormente a pedir al testigo que
explique la diferencia que se observe en sus
declaraciones.
• La jurisprudencia entiende que en estos casos el
tribunal debe tener libertad para otorgar menos
fiabilidad a unas declaraciones o a otras.
• Especial motivación del juez al otorgar eficacia
probatoria a la declaración de la víctima pese a
sus vacilaciones durante el proceso.
corroboración
a)
Los partes de lesiones y otros informes médicos que
pueden acreditar la existencia de lesiones de la víctima en
un momento concreto, su naturaleza y características.
b)
Declaraciones de vecinos, familiares y otros testigos: si bien
su declaración como testigo directo nunca será por sí
misma suficiente para fundamentar una condena por un
delito de VG, sí que puede resultar muy importante para
corroborar las manifestaciones de la víctima en el plenario.
c)
Testigos de referencia: sólo es admisible cuando concurra
la imposibilidad de oír la declaración de los testigos
directos. La eficacia de esta prueba tiene carácter
excepcional.
DECLARACION DEL MENOR DE
EDAD
• Es plenamente admisible la declaración del menor
como testigo, sin ningún condicionante legal.
• Sin embargo, la valoración de sus manifestaciones debe
quedar sometida a un estricto filtro por parte del Juez:
fabulaciones, miedo, no desarrollo de la capacidad
cognoscitiva, etc. deben ser tenidas en cuenta.
• La LO 14/1999, de 9 de junio, de modificación del
Código Penal, en materia de protección a las víctimas
de malos tratos y de la LECrim, ha introducido dos
medidas de protección de testigos menores de edad:
DECLARACION DEL MENOR DE
EDAD
o Testigo oculto: Aquél cuya identidad es
conocida por el tribunal y por las partes, pero
cuya declaración se produce sin que pueda ser
observada por la mirada de todas las personas
presentes en la sala de vistas.
o Evitar la confrontación visual entre el testigo y el
inculpado: utilizando para ello cualquier medio
técnico o audiovisual que haga posible la
práctica de esta prueba.
o Exclusión de la práctica del careo: La LECRIM
(arts. 455 y 713) regula que no se practicarán
careos con testigos que sean menores de edad
salvo que el juez lo considere imprescindible y no
lesivo para el interés de dichos testigos, previo
informe pericial.
Descargar

ESPECIALIDADES PROBATORIAS