POSICIONES DE DESCANSO Y
PROCEDIMIENTOS DE
INMOVILIZACIÓN Y TRASLADO
EVALUACIÓN DE LA NECESIDAD DE
MOVILIZACIÓN


En muchas ocasiones la víctima no se recuperan
totalmente con las atenciones de primeros auxilios
en el lugar del suceso.
Si hay que evacuar a la víctima con urgencia a un
centro sanitario deberás decidir, junto a los
profesionales, la acción que se debe tomar (esperar
junto a la víctima, o trasladarla a un lugar más
adecuado).


Una recogida y un transporte incorrectos pueden
agravar la lesión de la persona, especialmente si
hay fracturas (se pueden desviar y agravarse).
Especialmente en sospecha de lesión vertebral que
es mejor no mover a la persona lesionada hasta la
llegada de personal especializado.
Secuencia correcta de actuaciones:




Realizar la evaluación de emergencia y las actuaciones
correspondientes en el lugar donde se encuentra la
víctima.
Estabilizar sus funciones vitales (temperatura,
respiración, pulso, dolor), por ejemplo inmovilizando la
zona de la fractura.
Decidir si conviene esperar hasta recibir ayuda
profesional o si hay que trasladarla a un centro
sanitario.
Colocarla en posición de reposo o bien trasladarla con
seguridad, utilizando medios resistentes y adecuados
(veremos como hacerlo).
LA EVALUACIÓN DE URGENCIA


Después de realizar la evaluación de emergencia, si no
existe riesgo vital inmediato, se deben dedicar un par de
minutos a realizar una evaluación sistemática del estado
general de la persona lesionada. Es la evaluación
urgente.
Sus objetivos son conocer con más detalle las lesiones que
sufren las víctimas y su estado a fin de:
Decidir la ayuda que necesita cada una y priorizar las
atenciones.
 Prever si alguien puede sufrir complicaciones graves en los
próximos minutos (o en la próxima hora), antes de la llegada
de la asistencia profesional.


Para llevar a cabo una evaluación urgente, debes explorar de
forma sistemática y completa los puntos siguientes:
Qué se debe explorar
Qué se debe preguntar
CABEZA
Nivel de consciencia
Color de la piel y de las mucosas
Olor del aliento
Lesiones (hemorragias, fracturas,…)
TRONCO
Tipos de respiración
Latidos cardíacos: frecuencia, ritmo
Lesiones en la columna
Lesiones (hemorragias, fracturas…)
EXTREMIDADES
Lesiones (hemorragias, fracturas…)
Dolor: tipo, intensidad, localización
Enfermedades previas
Tratamientos médicos
Alergias
Comidas, bebidas o tóxicos inferidos



Esta exploración se debe realizar sin mover demasiado
a la víctima, ya que puede tener una hemorragia
interna o, simplemente, porque determinadas posiciones
o movimientos pueden causarle mucho dolor.
Es necesario que la exploración sea ordenada para no
olvidar nada: puede ayudarte empezar por la cabeza,
continuar por el tronco (tórax, abdomen y espalda) y
acabar con las extremidades.
Pregunta después por los factores de salud previos que
puedan influir en su estado (sus antecedentes
patológicos), a ella misma o la gente que la acompaña.

IMPORTANTE: cuando alguien necesita
atención sanitaria, el primer impulso es pensar
“hagamos algo rápido”, pero esto es un error.
Es más importante hacer las cosas
correctamente, aunque sea algo más despacio,
mientras esperas la ayuda profesional.
POSICIONES DE SEGURIDAD Y ESPERA


La posición de reposo debe ser cómoda y que evite
complicaciones en su estado de salud mientras dura
la espera.
No hay una posición de reposo adecuada paras
todas las víctimas, sino que la persona necesitará
una u otra en función de:
 Las
características de la lesión que sufre.
 La situación de sus funciones vitales.
 Su estado de conciencia.
Posturas más comunes:





Decúbito lateral estable.
Decúbito supino.
Decúbito supino en flexión.
Estirada con los pies en alto.
Semisentada.
Decúbito lateral estable

También se denomina posición de recuperación o
lateral de seguridad.
Decúbito lateral estable



El decúbito lateral estable permite mantener libres
las vías respiratorias de la víctima y, si vomita o
sangra por la boca o la garganta, evita que aspire
el líquido hacia las vías respiratorias.
Es la postura preferible para las embarazadas y
Para las personas que han quedado inconscientes, si
no hay problemas cardiacos o respiratorios.
Decúbito lateral estable

Se puede dejar a la víctima descansando sobre su
lado izquierdo o derecho salvo en las siguientes
situaciones:
 Si
tiene algún hueso roto, se debe apoyar sobre el lado
sano.
 Si es una mujer embarazada a partir del tercer mes se
debe recostar sobre el lado izquierdo (sobre el derecho,
el útero grávido le comprime la vena cava, lo que
dificulta el retorno venoso).
 Si tiene que estar más de 30´en ésa posición, gira a la
víctima hacia el otro lado, para evitar presión sobre el
brazo que queda debajo.
El decúbito supino



La persona está tumbada boca arriba.
Se debe colocar así cuando tengas que practicarle
ventilación artificial o creas que vas a tener que
hacerlo poco más tarde.
También cuando sospeches de la existencia de
lesiones vertebrales.
El decúbito supino en flexión


La víctima está estirada boca arriba, pero con el cuello y
las extremidades inferiores ligeramente flexionadas. Las
extremidades y la cabeza se sitúan encima de cojines,
jerséis o mantas dobladas.
Así se consigue dejar la musculatura abdominal relajada,
lo que es un requisito cuando la persona ha sufrido un
golpe o una herida o lesión en el abdomen.
Estirada con los pies en alto




Posición de TRENDELENBURG (cirujano que la inventó).
La persona se sitúa con los pies unos 20 cm más elevados que
la cabeza.
Facilita el retorno de la sangre desde las extremidades
inferiores y el abdomen, y aumenta la irrigación en corazón,
pulmones y cerebro.
Es la preferida cuando la víctima está en estado de choque
(shock).
Semisentada o de Fowler




La persona está sentada con el tronco reclinado unos 45º.
Una forma fácil de colocarla en esta posición es apoyando su
espalda y cabeza en el respalda de una silla invertida o bien
poniéndola encima de almohadas u otros objetos.
Es la mejor posición cuando á la víctima le cuesta respirar.
Indicada para: ataque agudo de asma, inhalación de gases
irritantes, infarto agudo de miocardio o insuficiencia cardiaca.

Existen 2 variantes:
 Fowler
bajo: el ángulo de inclinación es de unos 30º
 Fowler alto: el ángulo de inclinación es de hasta 90º
Anti-Trendelenburg


La víctima colocada de cubito supino pero la
cabeza más elevada que las extremidades
inferiores.
Para pacientes en los que se sospeche un aumento
de la presión intracraneal (haber sufrido un
traumatismo craneoencefálico).
EL TRASLADO DE LA VÍCTIMA





El traslado a un centro sanitario debe efectuarse en las
mejores condiciones posibles (no lo antes posible).
En la mayoría de las veces es conveniente esperar una
ambulancia, una UCI móvil, o incluso, un helicóptero de
rescate.
Una recogida y un transporte incorrectos pueden agravar
las lesiones especialmente en el caso de las fracturas.
Cuando sospeches de la existencia de una lesión vertebral,
es mejor que no muevas a la víctima hasta que llegue el
personal especializado.
No obligues a sentarse a una persona que ha sufrido un
accidente grave y, sobre todo, no la traslades en el asiento
de un turismo.

1.
2.
3.
4.
La secuencia de actuación debe ser la siguiente:
Realiza las acciones de proteger y alertar o delégalas
en otra persona.
Efectúa la evaluación de emergencia y las actuaciones
correspondientes en el mismo lugar donde está la
víctima (estabilizar sus funciones vitales).
Haz la evaluación de urgencia. Realiza las actuaciones
que consideres necesarias.
Coloca a la víctima en posición de reposo o trasládala
con seguridad sobre medios resistentes y adecuados.
El traslado manual



Es el que se realiza sin la ayuda de camillas.
Siempre que sea posible, la primera fase es ayudar
a la persona a ponerse en pie, para poder cargar su
peso con más facilidad.
Técnica: vista en la práctica.

Recomendaciones:
 Agáchate
doblando las rodillas, en vez de la cintura.
Levántate poniendo un pie delante del otro.
 Toma a la persona de manera firme.
 Lleva la carga cerca del tronco y sujétala con los
músculos de los miembros superiores e inferiores.
 Mientras cargues el peso, lleva la espalda tan recta
como sea posible. Se hace contrapeso con tu propio
cuerpo.
 Debes mantener el cuerpo en equilibrio estable todo el
rato.
Rautek

Se suele utilizar para sacar a una víctima de un
vehículo, quedando protegida su columna vertebral.
Técnica del puente holandés




Los socorristas se colocan sobre la víctima con las
piernas abiertas y agachados. Uno sujeta la
cabeza, otro la zona alta de la espalda, otro las
caderas y otro las piernas por debajo de las
rodillas.
Las órdenes las da el que sujeta la cabeza.
Se eleva a la vez y otro socorrista puede introducir
una camilla o similar debajo de la víctima.
Todos los movimientos se tienen que realizar a la
vez.
Técnica en “bandeja”


Cuando solo se puede acceder a la víctima desde
un lateral.
3 personas:
 Uno
en la cabeza y parte superior espalda
 Otro en la parte baja de la espalda y muslos
 Otro en las piernas



Pasan los brazos por debajo de su cuerpo.
La que sujeta la cabeza da la orden de levantarla
y todos a la vez se colocan de rodillas.
Desde esta posición, se levantan y la trasladan.
Técnicas de inmovilización

Lo que se pretende con la inmovilización es
mantener fija una determinada región corporal de
la víctima, o a toda ella, dependiendo de la
gravedad de las lesiones.
Normas generales de inmovilización



Debemos mantener alineados los ejes naturales del
cuerpo, pero, si no se puede no intentarlo.
Se deben acolchar las prominencias óseas para
prevenir roces.
Las heridas deben cubrirse antes de inmovilizar la
zona.
Materiales para la inmovilización
Se destacan los siguientes:
 Collarín cervical:
 Tablero espinal:
 Colchón de vacío:
 Férulas:
 Vendajes:
Técnicas de vendaje
Se define el vendaje como la ligadura que se hace
con vendas o con otras piezas de lienzo dispuestas de
modo que se acomoden a la forma de la región del
cuerpo donde se aplican y sujeten el apósito.
Su uso más frecuente, en la actualidad, es cubrir las
lesiones cutáneas e inmovilizar las lesiones
osteoarticulares.
Aplicaciones:









Las indicaciones de los vendajes son variadas, siendo sus
principales finalidades las siguientes:
Limitar el movimiento de la parte afectada.
Fijar apósitos o medicamentos tópicos.
Fijar férulas, impidiendo su desplazamiento.
Facilitar sostén a alguna parte del cuerpo.
Comprimir una parte del cuerpo.
Fijar en su sitio los aparatos de tracción.
Favorecer el retorno de la circulación venosa de las
extremidades.
Moldear zonas del cuerpo, especialmente muñones de
amputación.
Tipos de vendajes:





Vendaje blando o contentivo: Utilizado para sostener las
piezas de una cura o apósito.
Vendaje compresivo: Utilizado para ejercer una compresión
progresiva a nivel de una extremidad, de la parte distal a
la proximal, con el fin de favorecer el retorno venoso.
Vendaje rígido: Con él se logra una inmovilización completa
de la parte afectada.
Vendaje suspensorio: Sostenedor del escroto o de la mama.
Vendaje protectivo: Tiene como objetivo cubrir una parte
sana o enferma para protegerla de una acción nociva.
Tipos de venda:



Las tiras de lienzo utilizadas para realizar los
vendajes se denominan «vendas». Estas varían de
tamaño y de calidad en el material de fabricación.
Aunque se pueden improvisar vendas a partir de
sábanas u otros retales de distintos tejidos, lo más
práctico y cómodo es utilizar vendas fabricadas
específicamente para usos sanitarios.
Los tamaños más usados son anchos de 5 cm, 7 cm,
10cm y 15 cm.
Hay distintos tipos de vendas:



Venda de gasa orillada: Es la de uso más común.
Fabricada en algodón. Su calidad y características
vienen determinadas por la cantidad de hilos por
centímetro cuadrado. Son delgadas, ligeras, blandas, y
porosas. Indicadas principalmente para fijar apósitos.
Gasa de Kling: Es un tipo especial, tejida de tal modo
que tiende a retraerse. Se amolda y fija fácilmente.
Venda de muselina: Fabricada en algodón, pero de
consistencia y grosor mayor que las anteriores. Es poco
elástica pero resistente siendo utilizada para
inmovilizar y sujetar férulas. Permite su uso repetido,
previo lavado.



Venda elástica: Se distingue por su elasticidad. Se fabrica
entretejiendo algodón y fibras sintéticas elásticas. Útil si se
precisa aplicar presión. Permite uso repetido, previo lavado.
Son las indicadas cuando el vendaje se aplica en las
extremidades para facilitar el retorno venoso.
Venda elástica adhesiva: Posee una cara con pegamento, lo
que facilita su fijación. No debe aplicarse diréctamente a la
piel, por problemas alérgicos o de piel delicada. Colocar
debajo otro vendaje de gasa o bien de celulosa.
Vendas impregnadas en materiales: Materiales que
después de su humidificación se solidifican y permiten un
vendaje rígido, como el enyesado. En otras épocas según la
impregnación se denominaban: almidonado, dextrinado,
gelatinado, silicatado.
Técnica de vendaje
El vendaje es un procedimiento habitual de
enfermería para cuya aplicación es necesario conocer
con precisión el objetivo terapéutico. Es imprescindible
conocer y aplicar las siguientes normas para facilitar
la ejecución, asegurar la efectividad del vendaje y
evitar mediante la prevención las complicaciones.

VENDAJES:
 http://www.youtube.com/watch?v=ygP7LystfB8



La indicación del vendaje debe ser precisa. Evitar
su aplicación cuando no sea realmente necesario
Lavado de manos antes y después de la aplicación
de un vendaje. Seguir una técnica aséptica siempre
que en la zona a tratar exista una herida.
Se empleará el tipo de venda adecuado, así como
un ancho y largo, en función de la longitud y
diámetro del segmento a vendar y del efecto
pretendido.




Se iniciará el vendaje después de haber colocado la zona afectada
en la posición que haya de quedar después del vendaje (posición
funcional). El operador y el paciente se situarán de forma cómoda
para ambos y siempre facilitando la ejecución del vendaje.
Se iniciará el vendaje por la zona más distal, avanzando hacia la
proximal, evitando de este modo la acumulación de sangre.
Se vendará de izquierda a derecha (caso de que el operador no
sea zurdo). El rollo se mantendrá hacia arriba, sin desenrollarlo
excesivamente y siempre situado en la parte más proximal del
operador.
Se iniciará y terminará con dos vueltas circulares perpendiculares al
eje del miembro. Nunca deben de ser más vueltas de las necesarias,
cortando la venda sobrante. El extremo final de la venda se
sujetará con esparadrapo, imperdibles, ganchillos especiales o
nudos.



La presión desigual puede impedir la correcta
circulación sanguínea y afectar a la nutrición celular, lo
que inhibe el proceso de curación. Al aplicar la venda,
debe cuidarse que la presión sea uniforme, extremando
la precaución al realizar vendajes compresivos.
Si durante la colocación de un vendaje compresivo o
inmovilizador se observa algún defecto de ejecución, se
debe retroceder hasta el punto del defecto y
corregirlo. Nunca seguir e intentar corregirlo a lo largo
del resto de la colocación.
El vendaje debe mantener un espesor uniforme en toda
su extensión. Se debe evitar que queden unas áreas
más consistentes que otras.



Antes de aplicar un vendaje, sobre todo si es rígido o
tirante, se deben almohadillar y proteger las
prominencias óseas y articulaciones, así como las zonas
de piel adyacentes (pliegues). Toda concavidad debe
rellanarse con algodón.
El vendaje debe resultar cómodo e indoloro para el
paciente. También debe permitir una adecuada
movilidad de los segmentos no implicados en la lesión.
Es muy importante poder observar de forma directa la
extremidad afectada para valorar correctamente si la
circulación es adecuada. Debe permanecer descubierta
una pequeña zona de la porción distal de la
extremidad que se venda.


Durante el tiempo que permanezca colocado el
vendaje debe observarse la parte de piel
descubierta para controlar la eventual aparición de
signos o síntomas que nos indiquen trastornos
neurovasculares.
Deben tenerse en cuenta los siguientes indicadores
de una complicación por compresión excesiva:










o
o
o
o
o
o
o
o
o
o
Palidez
Eritema (enrojecimiento)
Cianosis
Edema
Frialdad de los tejidos
Parestesias (hormigueo, adormecimiento, etc)
Alteraciones de la sensiblidad
Dolor
Aparición de líquido de drenaje
Olor anormal
Vendaje de extremidades. Vueltas en 8 o tortuga
Se utiliza para vendar una zona de articulaciones móviles
(rodilla, tobillo, muñeca, codo).
 Se coloca la articulación ligeramente flexionada, iniciando
el vendaje con dos vueltas circulares en el centro de la
misma,
 Se dirige la venda de forma alternativa hacia arriba y
luego hacia debajo de la articulación, describiendo una
forma de 8, de modo que cada vuelta cubra parcialmente
la anterior y que en la parte posterior la venda siempre
pase y se cruce en el centro de la articulación
 Se termina con un par de vueltas circulares sobre la
articulación
Vendaje tobillo:
http://www.youtube.com/watch?v=NCN8-Adn6Qo
Vendaje rodilla:
http://www.youtube.com/watch?v=qf0E6A8yFA0
Vendaje muñeca:
http://www.youtube.com/watch?v=2wBnmDgK1cM

Vendaje de capelina. Vuelta recurrente





Se emplea para vendar la punta de los dedos, el puño, un
muñón de amputación o la cabeza.
Inicialmente se fija el vendaje con vueltas circulares en el
límite proximal de la zona a vendar
Se lleva el rollo de venda en dirección perpendicular a las
vueltas circulares, pasando por el extremo distal y llegando
a la parte posterior, haciendo un doblez y volviendo hacia
la parte frontal.
Se sigue el vendaje con pases alternativos a la parte
posterior y a la frontal, cubriendo parcialmente las vueltas
precedentes hasta vendar completamente toda la zona.
Se fija el vendaje con dos vueltas circulares.
http://www.youtube.com/watch?v=DUpTET4Ma7M

http://www.youtube.com/watch?v=WFZQLx2MdW
4
Descargar

Descarga