[…it's a new dawn it's a new day it's a new life for me and i'm feeling
good…]Mi primo me heredó su ipod viejo. No sólo me entregó un
universo alterno, sino la retracción onmisciente, una nueva forma de
ver la vida […fish in the sea you know how i feel, river running free you
know how i feel...], otro experimento psicológico, el consuelo y la
tristeza inmediata con unas pulsaciones. No tengo por qué volver a
escuchar ni un sólo barullo de no ser provocado por un instrumento
musical. Para ello no me quitaré los audífonos. No hay algo que mejore
al arte de las sinfonías emitidas por este aparatito. De nuevo me
encuentro en la enorme paradoja de la tecnología: tener un objeto
colosal en algo tan pequeño; […dragonfly out in the sun you know
what i mean, don't you know] y si consideramos que su grandiosidad es
manifestada por tan diminutas bocinas, quienes permiten que el sonido
se instale en lo más profundo del ser, en la conciencia, quizá hasta en el
alma (si es nombre de eso donde están encapsuladas las emociones y
vivencias); parecería increíble.
-[Déjame, que yo no tengo la culpa de verte caer...] ¿No te enteraste?
-Raúl se va a gringolandia, le ofrecieron alternativas de trabajo. Ves que
siempre había querido... [Entre dos tierras estás y no dejas aire que
respirar, woooh]
¡Qué noticia! Mi mejor amigo hará realidad un sueño. El dorado. No me
da envidia, pero tampoco gusto. Es la única persona que me tiene en
contacto con el mundo esquemático, como un portal o ventana a la
realidad que está más en contacto conmigo.
[…I took a photograph of you in the herbaceous border…] Camino sobre el
pasto. Para sentir la textura de este trozo de naturaleza citadino, me quité
los zapatos; dejo que me acaricie el sol mientras me balanceo de un
lado a otro. Las circunstancias me unen cada vez más a ti, Ipi.
[…chocolate on the boil, steamy windows when we met…]
Descubro que un chico me observa con atención, intuyo que desde hace
un rato. Se quita los zapatos y se dirige a mí. (Nombre de cariño dado a su
Ipod.)
[Ven aquí, no sabes cuánto te esperé]— Es divertido lo que haces por aquí.
¿Interrumpo algún ritual?
-- ¿Te parece la iniciación a un culto pagano? [No sabes qué es morir después]
Pues sí
[Your hand reaches for the knife subconscious molding insidious…] -Me
dispongo –le digo con solemnidad- a sacrificar al pájaro de aquél árbol, el de
las crías, a fin de contentar a los dioses, pero necesito la sangre de algún
voluntario ¿Podrías ayudarme con eso?- [Slow mental torture…] Esperando
que huya, asiente con gusto. Saca de su bolsillo [I am the blood you seek to
spill ] un exacto y cuando se dispone a cortarse el brazo derecho, lo detengo.
--No, es un juego.
--Lo sé. Quería participar.
[…¡Loco!, ¡loco!, ¡loco! Como un acróbata demente saltaré] Aunque le temo,
charlo con él. Me explica que su pasatiempo favorito es armar dinosaurios de
cartón, por ello el uso del exacto. Ya no le temo; ahora es patético pero lo
escucho con gusto. Quedamos en vernos después.
Ayer me quité los audífonos por un momento. Extrañaba las voces y algunos
sonidos, mas no lo soporté. Todo parecía tan silencioso, y cuando interveníia
algo sonoro, era horrible, poco armónico y sumamente ruidoso. Algunas voces
tenían un acento nasal, incluso chillón, cuya agudeza era como el terrible pop
fabricado que ama mi vecina; oraciones y diálogos sin una guitarra que indique
cómo reaccionar; poca emotividad y falta de interpretación, palabras que no
valen la pena ser escuchadas y deberían ser remplazadas por la mímica: sí, no,
no sé, ¡Ah!, ¡carajo!...
El barullo, las vociferaciones, el tránsito, perros peleando, niños llorando,
rechinidos... ¡Basta!, ¡Es más de lo que puedo soportar! ¡No hay guitarras,
baterías o violines! ¿Qué clase de mundo es éste donde instrumentos tan
indispensables se convierten en insonoros fantasmas de la cotidianidad?
Compré audífonos, discretos y pequeños, así se pueden ocultar de manera
que parecen una extensión de mis orejas. Orejas mecánicas. Orejas que no
perciben, sino emiten mil armonías. Orejas pequeñas. Orejas prácticas.
Orejas... [Si te gustó, sigue escuchando. De no ser así, da click al próximo
sonido]
[Siento odio hacia la gente cuando la gente me mira…] No puedes vivir fuera
de este mundo. Te guste o no, eres parte de él- Parece decir mi hermana, pues al
usar mis audífonos, perdí la paciencia para escuchar voces poco
rítmicas, [me cortaré las venas para ir a un mundo mejor]así que
aprendí a leer los labios.
No pienso aguantar un regaño. Mi humor lo impide. [porque siento que
ya no fluye sangre por mis venas, fluye odio y hiel] Afortunadamete sólo
debo voltear la cabeza o cerrar los ojos y seguir con lo que estaba.
[Love me two times girl, once for tomorrow and one cause for today]Llevo un
tiempo saliendo con el chico del ritual lúdico. A veces me pregunto cómo
sería su voz. Quizá es como la de Jim Morrison;
Freddy Mercury,
¿O
es bobalicona y sosa como la de Homero?
Imaginaré que es como la de
Kurt Cobain para que no se pierda la magia de ésta deliciosa interrogante. Él
debería agraedecérmelo. Es como si le diera la voz de sus sueños.
[El próximo ejercicio será el mejor. De tu reproductor musical sintoniza la
canción que te remonte al recuerdo más agradable que tengas o al momento
más romántico (no en sentido estricto) que hayas tenido. Escúchala
mientras lees el siguiente párrafo:]
Un “te amo” fue dibujado por sus labios; labios dulces, llenos de placer y
belleza incomparable. Mis ojos no daban crédito a lo que vieron. Le pedí que
lo repitiera y para asegurarme le pregunté si se refería a mí. Rió y me abrazó.
Le pedí que lo repitiera para escucharlo, por lo que me quité los audífonos.
Gracias a mi cabellera, no se había dado cuenta de que los traía puestos.
--¿Desde cuándo los tenías?
-- Hace un par de meses,
--¿Ininterrumpidos?
--Sí
--¿Quieres decir que todo este tiempo no me has puesto atención?
--¡Claro que sí! ¿Sabes lo difícil que es leer tus labios?
Frenético, lanzó al suelo un tulipán blanco que escondía y se fue. Le pedí que
no lo hiciera, pero no hizo caso ¿Cómo habrá sido escuchar esas palabras tan
hermosas, tan ansiosamente esperadas, dirigidas con cariño, sólo para mí?
Ipi y yo estamos más solos que nunca.
“Your batery is low”
¡Aparato de mierda, traicionero! ¡Primero me lo das todo y ahora te lo
cobras! ¡Es injusto! ¡Las cosas no son así: lo que das, es por gusto!
Necesito otro pasatiempo. Voy por un cigarro... Pensándolo bien, no
todo está perdido. Al menos a éste sólo tengo que recargarlo...
Descargar

Un tulipán en el suelo