
La reproducción de pocos individuos
consanguíneos con el objetivo de obtener
una homogeneidad o mantener las
características de la raza, ha determinado
que en esta especie se hayan descrito
muchas patologías moleculares de carácter
hereditario. Cada año se describen cerca 10
enfermedades nuevas a las que, o se las
asocia un ‘componente genético’ como una
de sus causas, o se describe su presentación
en una determinada raza o familia.

Las enfermedades hereditarias más
importantes son las que presentan herencia
de tipo autosómico recesivo ya que
constituyen el 75% de las enfermedades
hereditarias, debido a que existe gran
dificultad para identificar individuos
portadores, ya que no van a padecer la
patología, y si lo hacen será de forma muy
leve o benigna, pero van a jugar un papel
importante en el mantenimiento y la
transmisión de la enfermedad a las
siguientes generaciones.

La enfermedad renal en perros jóvenes es
una enfermedad genética que afecta a los
riñones, se observa en muchas de razas de
perros. Tiene una considerable variación de
raza a raza y tiene diferentes tasas de
prevalencia.

El gen que causa la enfermedad renal juvenil es
un gen autosomico recesivo (ambos padres deben
ser portadores del gen de la enfermedad). La
presencia de un solo cachorro afectado determina
que los padres son portadores. El fenotipo
enfermo se origina por la presencia en el
genotipo de dos alelos mutantes para un gen, por
lo tanto toda la progenie de padres afectados está
afectada. Ambos sexos son afectados con igual
probabilidad. Padres no afectados heterocigotos
pueden originar progenie afectada.

Las lesiones renales tienen componente
hereditario en razas como Lhasa Apso, Shih Tzu,
Perro de aguas, Soft-coated Wheaten terrier,
Golden retriever, Alaskan malamute, Chow
chow, Samoyedo, Cocker spaniel, Bull terrier,
Doberman, Terranova, Rottweiler, Cairn terrier,
Shar pei, Beagle, Boyero de Berna, Elkhound,
Pembroke Welsh Corgi, Basenji, Keeshond,
Bedlington terrier y Schnauzer miniatura; pero
puede aparecer esporádicamente en otras razas.
existe mayor incidencia en unas familias que en
otras dentro de una raza, es más frecuente la
aparición del defecto cuanto más alto es el
parentesco entre los individuos de la población,
es mayor la frecuencia en animales “puros”,
(homocigotos).
 Si la endogamia (reproducción entre parientes
más emparentado que la media de la población)
se practica continuamente durante muchas
generaciones, una población se verá dividida en
subgrupos. Estos subgrupos se denominan líneas
consanguíneas. Consanguíneo es aquel individuo
que proviene de padres emparentados.


La consanguinidad en una raza es causada por la
pérdida de la variación aleatoria, por lo tanto
cambian las frecuencias alelicas y genotipicas de
un determinado locus. La consanguinidad
aumentará la frecuencia de homocigotas. Todos
los caracteres se ven afectados, pero en mayor
medida lo hacen los de baja heredabilidad: tasa
de crecimiento, capacidad reproductiva, vigor y
resistencia a enfermedades.

Los individuos afectados no necesariamente se
producen en cada generación. Todas las
descendencias con ambos padres afectados
también se ven afectados. La frecuencia de la
población en los machos y las hembras es lo
mismo.

Esta patología es causada por mutaciones en uno de
los genes que codifican para el colágeno tipo IV. La
inmunotinción de riñón de perros afectados demostró
ausencia de las cadenas de péptidos COL4α3 y
COL4α4 presentes en la membrana basal glomerular.
Este hallazgo sugirió que la mutación responsable de
la enfermedad estaba en uno de los dos genes que
codifican estas proteínas. Los genes COL4α3 y
COL4α4, que codifican las cadenas COL4α3 y
COL4α4, están situados en el cromosoma 25 del
perro. El gen COL4α4 canino contiene 47 exones. La
secuenciación de COL4α4 identificó un único
cambio de base en el exón 3 que produce un codón
de parada prematuro.
Se reveló una única sustitución de nucleótidos
(adenina cambiado a timina) en la base 115,
causando una mutación sin sentido (lisina
cambiado a un codón de stop) en el exón 3 de los
perros afectados. Cada portador tenía una adenina
y una timina (es decir, una adenina a partir del
alelo normal y una timina del alelo mutado).

Consecuencias previsibles de la mutación sin sentido
en el exón 3 del COL4α4 explican todas las
características más destacadas de la enfermedad en
perros afectados. Una característica es que los
niveles de ARNm para COL4α4 se reducen
considerablemente en los riñones de los perros
afectados según lo evaluado por QRT-PCR, pero los
niveles de transcripciones de COL4α3 y COL4α5 no
se reducen. El mecanismo por el cual tales
mutaciones dan lugar a niveles reducidos de ARNm
para sus respectivos genes es incierto, pero la
descomposición mediada por el antisentido es una
posible explicación.

Una segunda característica es que la
inmunotinción demuestra la total ausencia de
cadenas COL4α4 y cadenas COL4α3 en
membrana basal glomerular, junto con reducción
en la membrana basal de COL4α5 de la cadena.
Debido a que la mutación crea un codón de stop
prematuro, cualquier síntesis de proteínas dirigida
por el gen mutado se traduciría en un péptido
gravemente truncado que sería incapaz de
combinar con sus socios normales (es decir,
COL4α3 y cadenas COL4α5) para producir
α3.α4.α5 heterotrímeros estables.
La ausencia de la red α3.α4.α5 en la MBG
representa todas las características ultra
estructurales, clínicas y patológicas de la
nefropatía progresiva que se produce en perros
con autosomia recesiva.
 En estos perros, incluidos los cercanos a ser
portadores es decir, los padres, hermanos, o sus
hijos, las probabilidades aleatorias de encontrar
heterocigotos para la mutación son uno de cada
dos (es decir, el 50% de probabilidades de
también ser portador).

SINTOMAS DE LA ENFERMEDAD:
Los primeros síntomas de la enfermedad renal
juvenil incluyen beber abundante cantidad de
agua, micción frecuente, orina con poco color u
olor, diluida. Algunos cachorros afectados sufren
escapes de orina. A medida que la enfermedad
progresa, se pueden ver síntomas como vómitos,
diarrea sanguinolenta, pérdida de peso, anorexia,
letargo y debilidad muscular. Hay a veces olor
químico en la respiración, como resultado de los
desechos metabólicos que no pueden ser
excretados por los riñones.

Algunos cachorros no se desarrollan aunque la
mayoría crecen normalmente hasta que aparecen
los síntomas. Algunos pueden parecer
clínicamente normales durante períodos
prolongados de tiempo antes de desarrollar
signos de insuficiencia renal crónica. Los perros
no presentan signos clínicos de insuficiencia
renal hasta que se encuentran afectadas el 66%
de las nefronas. Un perro que tiene afectado un
solo riñón puede ser asintomático, y puede vivir
una vida normal.
DIAGNOSTICO DE JRD:
 Si se encuentran perros menores a dos años de
edad con elevado BUN (nitrógeno ureico en
sangre), creatinina y proteína significante en la
orina, siendo la creatinina la más precisa, debe
sospecharse de enfermedad renal juvenil, ya que
los valores de BUN rara vez superan los 50mg/dl
como resultado de causas no renales. Los
hallazgos de laboratorio son los esperados en una
falla renal crónica (FRC).


El método más eficaz para el diagnostico de JDR
es una biopsia de un riñón tomado después del
segundo mes de vida, o un examen
histopatológico, después de la muerte. La
palpación abdominal puede revelar riñones
pequeños de forma irregular. Un ultrasonido
puede ser una herramienta muy útil, ya que los
riñones están generalmente atrofiados y
subdesarrollados. Hay que tener en cuenta, que
los riñones de los perros afectados pueden ser de
tamaño normal.

Los cachorros suelen morir a los pocos meses de
ser diagnosticados con la enfermedad renal
juvenil, casi siempre antes de los dos años de
edad. Pero si la enfermedad se identifica
temprano, cuando sólo el aumento de consumo
de agua y de orina son evidentes, el tratamiento
médico puede instituirse inmediatamente.
Aunque el daño renal no es reversible, la calidad
y la duración de la vida del cachorro se pueden
mejorar
Una forma de evitar esta enfermedad y todas las
enfermedades hereditarias, es evitar la
endogamia en las razas, aplicando exocria,
apareando individuos menos emparentados que la
media de la población de la que provienen,
reduciendo el número de homocigosis,
aumentando la variabilidad genética entre ellos y
de esta manera disminuyendo el número de
alteraciones genéticas.
 Los criadores pueden seleccionar entre la
progenie los que no son portadores para mantener
como pie de cría y así mantener los rasgos más
deseables de la línea.

Descargar

Enfermedad renal juvenil