Robert Fisher & Beth Kelly.
El cuento comienza en un bosque
donde hace apenas cuatro semanas
nació un pequeño búho.
Era un gran momento en su vida pues sus
padres intentaban enseñarle a ulular, su madre
le pidió que repitiera
<who> el pequeño búho
lo intentó pero de su
pico sólo salió <why>
tras varios intentos,
el bebe búho se
dio cuenta de
que no podía
decir <who>.
Sus padres le dijeron que debía decir <who>
pues es lo que decían todos los búhos y el
preguntó por qué. Siguieron insistiendo, pero
todo fue inútil el pequeño búho sólo podía
decir <why>.
Una vez a la semana, los búhos celebraban
un encuentro. En una de ellas el viejo búho
que era el líder pidió a todos los bebes
búhos que ulularan. Todos ellos dijeron
<who>, todos excepto el pequeño búho que
dijo <why>
La mamá dice a otra mamá, que le pregunta
como es su hijo: “Bueno...es diferente”.
Trata de no poner en evidencia sus
dificultades: “No, eh...todavía no está
preparado”
El viejo búho sabio miro irritado al
bebe búho, y le pidió que dijera <who>,
al explicarles los padres que no podía
decirlo el viejo búho dijo que tendría
que expulsarlo del bosque.
Al bebe búho no le
quedó otra alternativa
que abandonar a
sus padres y el
bosque que tanto
amaba y salir a
ese extraño y
aterrador lugar
llamado… el mundo.
Y en él vivieron
distintas aventuras
y aprendieron a saber
quienes eran realmente.
Viajando por ahí se encontró con un pato
que tenía la misma situación: no sabía decir
“cuac” sino “cuic” y por lo tanto fue
expulsado del área de los patos. Ellos, solos
al fin se hicieron muy amigos.
El cuento comienza con la desilusión de mamá y papá ante un hijo que no puede
expresarse como ellos. La mamá dice a otra mamá, que le pregunta como es su hijo:
“Bueno...es diferente”.
Trata de no poner en evidencia sus dificultades: “No..eh...todavía no está
preparado”
Además ambos padres hacen grandes esfuerzos para resolver y disimular esa
situación que los avergüenza y preocupa. Negación y evitación.
Después se observa la discriminación, la sanción social ya que al ser percibido como
distinto es separado de sus pares.
El sentirse identificado con el pato, que ha pasado por lo mismo. Y la importancia de
los grupos de auto-ayuda, que permiten al disfluente no sentirse solo o raro . Se
lee:
“Eres como un hermano, a mí también me echaron” “qué casualidad que nos hayamos
conocido, ninguno de los dos es capaz de decir lo que se supone que debe decir”.
Lease: hablar como se supone que debe hablar.
Objetivos irreales y relación entre las demandas y las capacidades ante todo lo que
deciden hacer:
Inscribirse en la facultad de medicina, trabajar, ganar dinero, ser estrellas de
cine, divertirse. La idea es: “Hacer algo para convertirnos en alguien”. Todo en
medio de una gran confusión.
La resistencia al cambio como obstáculo para el cambio y el aprendizaje:
Miedo al ataque de lo nuevo y a la pérdida de lo conocido E. Pichón Riviere.
“Cada vez que les preguntaba porqué no cambiaban de trabajo continuó bebé buho
las personas me contestaban que siempre habían estado haciendo eso o que no
sabían hacer otra cosa.”
Setecientas treinta personas, dijo el pato, dijeron que las deba miedo cambiar
porque se sentían seguras haciendo lo de siempre...incluso aunque no les gustara.
Esfuerzo, como obstáculo en las difluencias:
“ ¡Lo has dicho, casi lo has dicho! Dijo bebé buho emocionado”
“Me ha costado mucho trabajo, cada vez que lo intento estoy a punto de ahogarme”
Aumentar la autoestima como objetivo del tratamiento de la disfluencia:
“Aprendiendo a amarte a ti mismo, el conocimiento y el amor vencen al miedo”
Termina con una apelación a atreverse a ser diferentes y libres, A SER QUIENES
SON.
Debemos ser libres para poder elegir como queremos vivir
nuestra vida y esta debe ser vivida de acuerdo a nosotras
ideas, a nuestras convicciones. Pero para ello debemos
conocernos a nosotros mismos, saber que es lo que
queremos, y si fuese necesario luchar por ello.
¿Difícil no? Si es difícil, pero no imposible. Si uno no se
encuentra a si mismo, no encuentra nada. Debemos
aceptarnos tal y como somos, actuar de acuerdo a ello;
confiando en nosotros, saber cuales son nuestras
capacidades, aprender de nuestras experiencias y de las
de los demás, creciendo interiormente pero respetando a
los demás.
En definitiva realizarnos como persona, amarnos para
poder amar a los demás. Tenemos que vivir nuestra propia
vida , tal como queremos vivirla.
Descargar

1El buho que no podía ulular