Ejercitación viaje en la literatura
Lea atentamente cada uno de los fragmentos
y luego identifique el sentido del viaje
predominante en el texto.
«Esta isla es muy grande y muy llana y de árboles
muy verdes y muchas aguas y una laguna en el
medio muy grande sin ninguna montaña y toda ella
verde que es placer de mirarlas… más para no perder
tiempo quiero ver si puedo ir a la isla de Cipango…»
Del Diario de Colón, días 12, 13 y 14 de octubre de 1492
A)Verdad
B)Felicidad
C)Inmortalidad
D)Diversos lugares
E)Muerte
Quince minutos antes de aterrizar en el Aeropuerto
Internacional Imán Jomeini de Teherán el capitán habla por el
altavoz a los pasajeros: “We have an important announcement
to make to all the female: because of Iranian law all the
women have to use a scarf to cover their heads. We highly
recommend you do not leave this airplane without one.” El
anuncio no sorprende a nadie, y una a una las mujeres del
vuelo LH600 de Lufthansa empiezan a enderezar sus asientos
y a cubrirse el cabello y el cuello con los hijabs que
descansaron sobre sus hombros todo el vuelo. El iraní
cuarentón de la fila de enfrente empina el último trago de su
tercera cerveza Warsteiner, se arremolina en su asiento y
cierra los ojos. Y yo, a sabiendas de que la Sharia castiga con
prisión a las mujeres –musulmanas o no– que aparezcan en
público sin un “apropiado” hijab, saco de mi mochila la
pañoleta morada que compré para evitar que este texto sea la
crónica de una prisión iraní. El avión comienza el descenso.
A)Verdad
B)Visión crítica y social
C)Inmortalidad
D)Felicidad
E)Muerte
«Los ciertos es que es una isla sin árboles, sin otro
interés más que los famosos Moais, las esculturas en
piedra que dominan su paisaje. Son figuras que
proyectan cierta tristeza. Están impávidos al paso del
tiempo y, por más que se nos diga que fueron
construidos por los nativos, su origen es misterioso.»
A)Diversos lugares
B)Felicidad
C)Inmortalidad
D)Visión crítica y social
E)Muerte
«Hay cementerios solos,
tumbas llenas de huesos sin sonido,
el corazón pasando un túnel
oscuro, oscuro, oscuro,
como un naufragio hacia adentro nos morimos,
como ahogarnos en el corazón,
como irnos cayendo desde la piel del alma»
Pablo Neruda
A)Verdad
B)Visión crítica y social
C)Inmortalidad
D)Felicidad
E)Muerte
¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa
conjunción de los astros, en qué secreto día
que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa
y singular idea de inventar la alegría?
J.L. Borges.
A)Verdad
B)Visión crítica y social
C)Felicidad
D)Inmortalidad
E)Muerte
“Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén,
descender del cielo, de Dios, dispuesta como una
esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del
cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con
los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su
pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios”
Libro del éxodo
A)Verdad
B)Visión crítica y social
C)Felicidad
D)Tierra prometida
E)Muerte
En medio del camino de nuestra vida
me encontré en un oscuro bosque,
ya que la vía recta estaba perdida.
¡Ah que decir, cuán difícil era y es
este bosque salvaje, áspero y fuerte,
que al pensarlo renueva el pavor.
Tan amargo, que poco lo es más la muerte:
pero por tratar del bien que allí encontré,
diré de las otras cosas que allí he visto.
No sé bien repetir como allí entré;
tan somnoliento estaba en aquel punto,
que el verdadero camino abandoné.
Pero ya que llegué al pie de un monte,
allá donde aquel valle terminaba,
que de pavor me había acongojado el corazón,
miré en alto, y vi sus espaldas
vestidas ya de rayos del planeta,
que a todos lleva por toda senda recta.
Entonces se aquietó un poco el espanto,
que en el hueco de mi corazón había durado
la noche entera, que pasé con tanto afán.
Y como aquel que con angustiado resuello
salido fuera del piélago a la orilla
se vuelve al agua peligrosa y la mira;
así mi alma, que aún huía,
volvióse atrás a re mirar el cruce,
que jamás dejó a nadie con vida.
La Divina Comedia, Dante Alighieri
A)Infierno
B)Visión crítica y social
C)Inmortalidad
D)Felicidad
E)Muerte
Su traje y sus maneras estaban muy distantes de
asemejarse a las maneras y al traje de nuestros
elegantes de la capital. Todo en aquel joven revelaba
al provinciano que viene por primera vez a Santiago.
Sus pantalones negros embotinados por medio de
anchas trabillas de becerro, a la usanza de los años de
1842 y 43; su levita de mangas cortas y angostas; su
chaleco de raso negro con grandes picos abiertos,
formando un ángulo agudo, cuya bisectriz era la línea
que marca la tapa del pantalón; su sombrero de
extraña forma y sus botines, abrochados sobre los
tobillos por medio de cordones negros, componían
un traje que recordaba antiguas modas, que sólo los
provincianos hacen ver de tiempo en tiempo por las
calles de la capital.
A. Blest Gana.
A)Infierno
B)Diversos lugares
C) Visión crítica y social
D)Felicidad
E)Muerte
De todas las desesperaciones, la de la muerte
tiene que ser la peor
ella y el miedo a morir, cruz y raya
cuando ya se puede pronosticar el día y la hora
Hay una fea probabilidad de que el miedo a
morir y la desesperación
de la muerte sean
normalmente inseparables como la uña y la
carne
Recuerdo a un amigo de otros años él huía de
noche de
su casa y del hospital
sin más salvoconducto que el que se daría a un
condenado en el infierno
se dejaba caer en casa de amigas que no
compartían su amor
por ellas, condenadamente bellas
exigía con argumentos propios de la ciencia de
la locura
que lo recibieran en esas casas como huésped
estable
me parece ver cómo al final de esas
conversaciones imposibles
era reconducido a su madriguera por las señoras y los
esposos
en medio del gran silencio, él, el gnomo de la selva
negra del amanecer
de vuelta a su anticasa
o al aeródromo de los hospitales para que no
perdiera su vuelo.
Enrrique Lihn
A)Infierno
B)Diversos lugares
C) Visión crítica y social
D)Felicidad
E)Muerte
Cuando alguien busca, suele ocurrir que sus ojos
solo ven aquello que anda buscando, y ya no
logra encontrar nada ni se vuelve receptivo a
nada porque sólo piensa en lo que busca,
porque tiene un objetivo y se halla poseído por
él.
Buscar significa tener un objetivo, pero
encontrar significa ser libre, estar abierto,
carecer de objetivos...
No.... un auténtico buscador, alguien que realmente
deseara encontrar, no podía aceptar doctrina
alguna. Pero, el que ha encontrado sí puede adoptar
cualquier doctrina, todas, todos los caminos y
objetivos...
He tenido ideas, sí, e incluso razonamientos de vez
en cuando. En alguna ocasión he creído sentir en mí
cómo se percibe la vida en el corazón, pero tan sólo
por una hora o un día. Eran muchas las ideas, y me
sería difícil comunicártelas.
Mira, Govinda, ésta es una de las cuestiones que he
descubierto: La sabiduría no es comunicable.
Siddhartha de Hermann Hesse
A)Infierno
B)Diversos lugares
C) Visión crítica y social
D)Verdad
E)Muerte
Canta, Musa Celestial, la primera desobediencia del
hombre y el fruto de aquél árbol prohibido, cuyo
gusto mortal trajo al mundo la muerte y todas
nuestras desgracias, con la pérdida del Edén”…
“De una sola ojeada y atravesando con su mirada un
espacio tan lejano como es dado a la penetración de
los ángeles, vio aquel lugar triste, devastado y
sombrío; aquel antro horrible y cercado, que ardía
por todos lados como un gran horno. Aquellas
llamas no despedían luz alguna; pero las tinieblas
visibles servían tan sólo para descubrir cuadros de
horror, regiones de pesares, oscuridad dolorosa, en
donde la paz y el reposo no pueden habitar jamás,
en donde no penetra ni aun la esperanza”.
“El abismo no tiene límites ni vacío, porque Yo soy
el abismo; lo infinito está lleno de mí. Pero Yo, a
quien nada puede contener, me retiro y no extiendo
por todas partes mi bondad, que es libre de obrar o
de no obrar: el Hado y la Necesidad en Mí no
influyen: mi voluntad es el Destino”.
J. Milton, el paraíso perdido
A)Verdad
B)Diversos lugares
C) Visión crítica y social
D)Infierno
E)Muerte
¡Salve, llama creadora del mundo,
lengua ardiente de eterno saber,
puro germen, principio fecundo,
que encadenas la muerte a tus pies!
Tú la inerte materia espoleas,
tú la ordenas juntarse a vivir,
tú su lodo modelas, y creas
miles de seres de formas sin fin.
Desbarata tus obras en vano
vencedora la muerte tal vez;
de sus restos levanta tu mano
nuevas obras triunfante otra vez.
Tú la hoguera del sol alimentas,
tú revistes los cielos de azul,
tú la luna en las sombras argentas,
tú coronas la aurora de luz.
Gratos ecos al bosque sombrío,
verde pompa a los árboles das,
melancólica música al río,
ronco grito a las olas del mar.
Tú el aroma en las flores exhalas,
en los valles suspiras de amor,
tú murmuras del aura en las alas,
en el Bóreas retumba tu voz.
Tú derramas el oro en la tierra
en arroyos de hirviente metal;
Tú abrillantas la perla que encierra
en su abismo profundo la mar.
Tú las cárdenas nubes extiendes
negro manto que agita Aquilón;
con tu aliento los aires enciendes,
tus rugidos infunden pavor.
José de Espronceda
A)Verdad
B)Diversos lugares
C) Visión crítica y social
D)Infierno
E)Muerte
Un cielo azul de estrellas
brillando en la inmensidad;
un pájaro enamorado
cantando en el forestal;
por ambiente los aromas
del jardín y el azahar;
junto a nosotros el agua
brotando del manantial
nuestros corazones cerca,
nuestros labios mucho más,
tú levantándote al cielo
y yo siguiéndote allá,
ese es el amor mi vida,
A)Verdad
B)Diversos lugares
C) Felicidad
D)Infierno
E)Muerte
Quiero llorar mi pena y te lo digo
para que tú me quieras y me llores
en un anochecer de ruiseñores,
con un puñal, con besos y contigo.
Quiero matar al único testigo
para el asesinato de mis flores
y convertir mi llanto y mis sudores
en eterno montón de duro trigo.
Que no se acabe nunca la madeja
del te quiero me quieres, siempre ardida
con decrépito sol y luna vieja.
Que lo que no me des y no te pida
será para la muerte, que no deja
ni sombra por la carne estremecida
F. G. Lorca, El poeta dice la verdad
A)Diversos lugares
B)Verdad
C) Felicidad
D)Infierno
E)Muerte
A la casa del poeta
llega la muerte borracha
ábreme viejo que ando
buscando una oveja guacha
Estoy enfermo - después
perdóname vieja lacha
Ábreme viejo cabrón
¿o vai a mohtrar I'hilacha?
por muy enfermo quehtí
teníh quiafilame I'hacha
Déjame morir tranquilo
te digo vieja vizcacha
Mira viejo dehgraciao
bigoteh e cucaracha
anteh de morir teníh
quechame tu güena cacha
La puerta se abrió de golpe:
Ya - pasa vieja cufufa
ella que se le empelota
y el viejo que se lo enchufa
N. Parra, El poeta y la muerte
A)Diversos lugares
B)Muerte
C) Felicidad
D)Infierno
E)Verdad
En este tiempo vino a posar al mesón un ciego, el cual,
pareciendole que yo sería para adestrarle, me pidió a mi
madre, y ella me encomendó a él, diciendole como era hijo de
un buen hombre, el cual, por ensalzar la fe, habia muerto en
la de los Gelves, y que ella confiaba en Dios no saldría peor
hombre que mi padre y que lo rogaba me tratase bien y
mirase por mi, pues era huerfano. Él respondió que así lo
haría y me recibía no por mozo sino por hijo. Y así le comenzé
a adestrar a mi nuevo y viejo amo. Como estuvimos en
Salamnca algunos días pareciendole a mi amo que no era la
ganancia a su contento, determinó irse de allí; y cuando nos
hubimos de partir; yo fui a ver a mi madre, y, ambos llorando,
me dio su bendición y dijo:
-Hijo, ya se que no te veré más. Procura de ser bueno y Dios te
guíe. Criado te he y con buen amo te he puesto; válete por ti.
Y así me fui para mi amo, que esperándome estaba.
Salimos de Salamanca, y, llegando a la puente, está a la
entrada de ella un animal de piedra, que casi tiene forma de
toro, y el ciego, mandóme que llegase cerca del animal, y, allí
puesto me dijo:
-Lázaro, llega al oído a este toro y oirás gran ruido dentro de
él.
Yo simplemente llegué, creyendo ser así. Y como sintió que
tenia la cabeza par de la piedra afirmó recio la mano y diome
gran calabaza en el diablo del toro, que mas de tres dia me
duro el dolor de la cornada, y dijome:
-Necio, aprende, que el mozo del ciego un punto ha de saber
mas que el diablo.
Y rio mucho la burla.
Parecióme que en aquel instante desperté de la simpleza en
que, como niño, dormido estaba. Dije entre mi: <<>>.
Comenzamos nuestro camino, y en unos pocos días me
mostró jerigonza. Y, me viese de buen ingenio, holgábase
mucho y decía:
-Yo oro ni plata te lo puedo dar; mas avisos para vivir muchos
te mostraré.
Y fue así, que, después de Dios, este me dio la vida, y, siendo
ciego me alumbró y adestró en la carrera de vivir.
A)Diversos lugares
B)Muerte
C) Felicidad
D)Infierno
E)Verdad
Las claves son las siguientes:
D
B
A
E
C
D
A
C
E
D
D
E
C
B
B
A
Descargar

Ejercitación viaje en la literatura Lea atentamente cada uno de los