Los ciclos tediosos
de la vida
Eclesiastés 1:4-11
Eclesiastés 12:13-14
13 Aquí culmina el relato. Mi conclusión
final es la siguiente: teme a Dios y
obedece sus mandatos, porque ese es el
deber que tenemos todos. 14 Dios nos
juzgará por cada cosa que hagamos,
incluso lo que hayamos hecho en secreto,
sea bueno o sea malo. (Nueva Traducción Viviente)
“Este hombre había estado viviendo todas
estas experiencias bajo el sol, no
preocupándose con nada arriba del sol…
hasta que llegó un momento en que ya
había visto toda la vida. Y había algo arriba
del sol. Es únicamente cuando la
humanidad toma en cuenta a lo que se
encuentra arriba del sol junto
con lo que se encuentra bajo el
sol que las cosas bajo el sol son
vistas a la luz verdadera.”
(Unfolding the Message of the Bible, pág. 229)
Eclesiastés 1:4-11
4 Las generaciones van y vienen, pero la
tierra nunca cambia. 5 El sol sale y se
pone, y se apresura a dar toda la vuelta
para volver a salir. 6 El viento sopla hacia
el sur y luego gira hacia el norte. Da
vueltas y vueltas soplando en círculos.
Eclesiastés 1:4-11
7 Los ríos desembocan en el mar, pero el
mar nunca se llena. Luego el agua vuelve
a los ríos y sale nuevamente al mar. 8
Todo es tan tedioso, imposible de
describir. No importa cuánto veamos,
nunca quedamos satisfechos. No importa
cuánto oigamos, nada nos tiene
contentos.
Eclesiastés 1:4-11
9 La historia no hace más que repetirse;
ya todo se hizo antes. No hay nada
realmente nuevo bajo el sol. 10 A veces la
gente dice: «¡Esto es algo nuevo!»; pero la
verdad es que no lo es, nada es
completamente nuevo.
Eclesiastés 1:4-11
11 Ninguno de nosotros recuerda lo que
sucedió en el pasado, y las generaciones
futuras tampoco recordarán lo que
hacemos ahora.
Eclesiastés 1:4-5
4 Las generaciones van y vienen, pero la
tierra nunca cambia. 5 El sol sale y se
pone, y se apresura a dar toda la vuelta
para volver a salir.
¿Te quieres sentir
pequeño?
Hagamos un viaje
por el universo…
Eclesiastés 1:6
6 El viento sopla hacia el sur y luego gira
hacia el norte. Da vueltas y vueltas
soplando en círculos.
Eclesiastés 1:7
7 Los ríos desembocan en el mar, pero el
mar nunca se llena. Luego el agua vuelve
a los ríos y sale nuevamente al mar.
Filipenses 3:17-20
17 Amados hermanos, tomen mi vida
como modelo y aprendan de los que
siguen nuestro ejemplo. 18 Pues ya les
dije varias veces y ahora se los repito de
nuevo con lágrimas en los ojos: hay
muchos cuya conducta demuestra que
son verdaderos enemigos de la cruz de
Cristo.
Filipenses 3:17-20
19 Van camino a la destrucción. Su dios es
su propio apetito, se jactan de cosas
vergonzosas y solo piensan en esta vida
terrenal. 20 En cambio, nosotros somos
ciudadanos del cielo, donde vive el Señor
Jesucristo; y esperamos con mucho
anhelo que él regrese como nuestro
Salvador.
Eclesiastés 1:8
8 Todo es tan tedioso, imposible de
describir. No importa cuánto veamos,
nunca quedamos satisfechos. No importa
cuánto oigamos, nada nos tiene
contentos.
Eclesiastés 3:11
11 Sin embargo, Dios lo hizo todo
hermoso para el momento apropiado. Él
sembró la eternidad en el corazón
humano, pero aun así el ser humano no
puede comprender todo el alcance de lo
que Dios ha hecho desde el principio
hasta el fin.
Eclesiastés 1:9-10
9 La historia no hace más que repetirse;
ya todo se hizo antes. No hay nada
realmente nuevo bajo el sol. 10 A veces la
gente dice: «¡Esto es algo nuevo!»; pero la
verdad es que no lo es, nada es
completamente nuevo.
Tomás Alba Edison, uno de los inventores más
grandes del mundo, dijo que sus inventos
realmente nada más eran el “descubrir los
secretos de la naturaleza y aplicarlos para el
contentamiento de la humanidad.”
Eclesiastés 3:15
15 Los sucesos del presente ya ocurrieron
en el pasado, y lo que sucederá en el
futuro ya ocurrió antes, porque Dios hace
que las mismas cosas se repitan una y otra
vez.
Eclesiastés 1:11
11 Ninguno de nosotros recuerda lo que
sucedió en el pasado, y las generaciones
futuras tampoco recordarán lo que
hacemos ahora.
1 Corintios 3:10-15
10 Por la gracia que Dios me dio, yo eché
los cimientos como un experto en
construcción. Ahora otros edifican
encima; pero cualquiera que edifique
sobre este fundamento tiene que tener
mucho cuidado. 11 Pues nadie puede
poner un fundamento distinto del que ya
tenemos, que es Jesucristo
1 Corintios 3:10-15
12 El que edifique sobre este fundamento
podrá usar una variedad de materiales:
oro, plata, joyas, madera, heno o paja; 13
pero el día del juicio, el fuego revelará la
clase de obra que cada constructor ha
hecho. El fuego mostrará si la obra de
alguien tiene algún valor.
1 Corintios 3:10-15
14 Si la obra permanece, ese constructor
recibirá una recompensa, 15 pero si la
obra se consume, el constructor sufrirá
una gran pérdida. El constructor se
salvará, pero como quien apenas se
escapa atravesando un muro de llamas.
Descargar

Los ciclos tediosos de la vida