EL OCIO: ΕΣΞΟΛΕ
El ocio debía ser lo que más tiempo ocupara en la vida de
los ciudadanos ya que estaba mal considerado el
trabajo, para ello tenían esclavos y extranjeros.
1.Banquetes
2.Música
3.Teatro
4.Fiestas
 El simposio o banquete era común a todos los
antiguos griegos, a quienes les gustaba mucho la
alegría de los banquetes con motivo de las fiestas
familiares, fiestas de la ciudad o cualquier otro
acontecimiento digno de celebrarse: éxitos diversos,
sobre todo en los concursos de los poetas o de los
atletas, la llegada o la partida de un amigo
Dentro de los banquetes se diferenciban diferentes fases
en ellos:
 En primer lugar se saciaba el hambre con la comida
propiamente dicha.
 En segundo lugar se procedía a la ingestión de bebidas,
vino sobre todo, paralelamente a toda clase de
distracciones en común y muy diversas, según los
lugares y las épocas, como conversaciones,
adivinanzas, audiciones musicales, espectáculos de
danza, etc.
1. Solían comer tumbados, o más
bien con las piernas
extendidas.
2. Las mesas, pequeñas, eran
portátiles.
3. En cuanto se instalaban los
invitados, los criados les
ofrecían el aguamanil y la jarra
para se lavaran las manos .
4. No había servilletas, por lo
cual se limpiaban con bolitas
de miga de pan que luego
tiraban.
5. Comían con los dedos casi
toda la comida.
6. Para amenizar la cena habia
una flautista tocando un
instrumento llamado αὐλός.
La música de la Antigua Grecia era un arte
que se encontraba presente en la sociedad
de forma casi universal: en las celebraciones,
funerales, en el teatro, a través de la música
popular o mediante las baladas que
presentaban los poemas épicos.
Representaba, por tanto, un papel integral
en las vidas de los habitantes de la antigua
Grecia.
Sus partituras: Se conservan una sesentena de
fragmentos musicales griegos, desafortunadamente
muy incompletos, transmitidos esencialmente en
papiros de época greco-romana encontrados en Egipto.
La función de la música en la sociedad de la
antigua Grecia estaba de cierto modo vinculada a
su mitología:
Anfión aprendió la música de Hermes, y luego
construyó Tebas usando una lira de oro con la
que podía colocar las piedras en su lugar tan
sólo con el sonido que emitía. Orfeo, el maestro
de música, tocaba su lira con tal maestría que
podía hacer dormir a las bestias, y el mito de la
creación del orfismo mostraba la génesis a
través de una narración en el que Rea tocaba un
tambor, llamando la atención de los hombres
sobre los oráculos de la diosa
La lira
La citara
La flauta de Pan
 Existían localidades fijas en las filas destinadas a los magistrados
de la ciudad, a los sacerdotes de Dioniso y a aquellos ciudadanos
que habían contribuido de forma especial al bienestar público,
estos tenían un lugar privilegiado.
 El resto de la sociedad estaba distribuido por tribus, y cada una
de ellas tenía asignado un sector determinado, según tu posición
económica.
 Respecto a las mujeres, casi siempre marginadas de las
actividades principales en la sociedad griega, algunas cuestionan
su presencia en el interior del recinto teatral y se ha llegado a
suponer que asistían a los espectáculos desde fuera en los
caminos que bordeaban la ladera de la Acrópolis sobre la que se
ubicaba el teatro ateniense.
Las bacanales
En el mundo griego y romano, las bacanales
eran fiestas en honor a Dioniso en las que se
bebía sin medida. Las sacerdotisas
organizadoras de la ceremonia se llamaban
bacantes y el nombre ha quedado asociado a las
orgías romanas. El culto primitivo era
exclusivamente de mujeres para mujeres y
procedía del culto original al dios Pan.
 Las Panateneas (Παναθήναια) eran unas fiestas
religiosas que se llevaban a cabo todos los años en
Atenas dedicadas a Atenea (protectora de la ciudad),
en el mes de hecatombeón (primer mes en el
calendario ático) equivalente a la segunda mitad de
nuestro mes de julio actual.
 Por otra parte, y cada cuatro años, se celebraban las
que duraban cuatro días más Grandes Panateneas
que las anuales y que eran las más prestigiosas y
apreciadas por los ciudadanos de Atenas, similares, en
importancia, a los Juegos Olímpicos.
Nerea Pena Rodriguez
Descargar

O ocio na civilización grega: banquetes, música, teatro e festas.