MISION
Difundir, conservar, investigar, comunicar, documentar,
promocionar; la Esmeralda Colombiana por medio de la
exposición dando a conocer Sus distintas formaciones y
características. Transmitiendo mediante la exhibición de piezas
exóticas y únicas el valor mineral, histórico y cultural que la
gema nacional nos ofrece. Así mismo recaudar piezas que
posean diferentes coleccionistas, para que hagan parte de la
Corporación Museo de la Esmeralda Colombiana, de este modo
darlas a conocer ante el mundo. Dejando a Colombia un
patrimonio Histórico-Cultural de gran importancia, contribuyendo
así al buen nombre del país.
Ser la entidad que reúna, impulse y realce cada uno de los sectores
que se han desarrollado en torno a la esmeralda, incluyendo sus
propuestas, proyectos y programas. Buscando una alianza
internacional con países que comercializan este mineral, para que se
pueda abrir un mercado reconocido, presentándole al mundo una
organización ejemplarizante en la cual se resalte el valor mineral,
histórico y cultural de la gema nacional, más que su valor comercial.
Es objetivo de la corporación museo de la esmeralda desarrollar dentro
de sus actividades pedagógicas las estrategias necesarias para
compartir en forma global los conocimientos adecuados sobre la
esmeralda y acabar con mitos que se han desarrollado alrededor de
ella.
OBGETIVOS GENERALES
La Corporación Museo de la Esmeralda
Colombiana desea posesionarse como ente
difusor de una parte fundamental del
patrimonio cultural colombiano para la
conservación y preservación de nuestra
riqueza natural, determinando además un
espacio pedagógico de análisis, investigación
científica y certificación de autenticidad de las
esmeraldas colombianas
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
La corporación como museo de Ciencias Naturales y entidad sin ánimo de
lucro, y de acuerdo con la definición adoptada por el Concejo Internacional
de Museos –ICOM- por la UNESCO y por Colombia como país miembro,
trabajará en desarrollo de los siguientes objetivos sociales que constituyen
su razón de existir:
1. Adquirir y preservar una colección de piedras preciosas y exóticas
obtenidas por mineros, geólogos, gemólogos, talladores, explotadores y
comerciantes de las mismas, explotadas en el territorio colombiano, con el
fin de conservar estos minerales como un patrimonio cultural de las
generaciones actuales y futuras de Colombia.
2. Investigar, estudiar y clasificar científicamente esta colección de piedras
preciosas, para proveer de contexto y de sentido esta muestra mineral.
3. Dar a conocer, mediante la exhibición de esta colección, nuestra
riqueza mineral, promoviendo el sentimiento de arraigo de los
colombianos, como un ejemplo constructivo de nuestras
posibilidades presentes y futuras.
4. Ser un centro cultural vivo y punto de encuentro de la comunidad,
lo cual implica crear conciencia entre los colombianos sobre la
importancia del uso del tiempo libre en lo cultural, sobre la utilización
de los museos como efectivos recursos pedagógicos y en general,
sobre la importancia que tiene el patrimonio cultural de la nación y
de los museos como guardianes del patrimonio, de la memoria y de
la identidad nacional.
5. Realizar exposiciones, seminarios, talleres y congresos de
educación no formal, publicaciones, videos, CDs, trabajos
fotográficos y demás actividades y certámenes, con el fin de dar a
conocer a los colombianos y al mundo, la riqueza de nuestro país,
en especial la de nuestra gema verde.
INTRUDICCION
La preservación de las riquezas naturales colombianas siempre se han
visto afectadas por la falta de apoyo y recursos económicos que ayuden a
su cuidado y existencia, el sector minero esmeraldífero no escapa de este
problema.
En la actualidad este sector no cuenta con una entidad sólida que adquiera
y conserve las maravillosas piezas que son explotadas en las minas, por el
contrario son comercializadas indiscriminadamente a personas particulares
que pueden pagar su valor, en ocasiones inferior a su precio real, ya que
las piezas encontradas hacen parte del patrimonio colombiano, pero
desaparecen sin dejar huella.
Es por eso que un grupo de personas interesadas en rescatar el verdadero
valor histórico, cultural y natural de la esmeralda, se ha reunido para
ponerse a disposición de los colombianos y extranjeros, conformando “La
Corporación Museo de la Esmeralda Colombiana MEC”; entidad sin
ánimo de lucro, que tiene un propósito firme: el rescate de este mineral tan
preciado, proyectándolo nacional e internacionalmente y así contribuir a
mejorar la imagen de nuestro país.
Colombia es el único país en el mundo que produce la mayor parte de un sólo
producto, en este caso la esmeralda.
Las minas colombianas rinden el 55% de la producción mundial, incluyendo
los ejemplares más grandes, tiene la más amplia gama de coloraciones: verde
arroz, verde azul, verde amarillo, algunas con el característico fuego interior.
Estas calidades no se obtienen en ninguna otra parte del mundo; existen
diferentes formaciones de la esmeralda colombiana que son poco conocidas
por su escasez pero su importancia geológica es un aporte inigualable, el
Museo las dará a conocer y las mantendrá como patrimonio cultural.
Podemos apreciar que existe en nuestras manos las herramientas necesarias
para lograr que La Corporación Museo de la Esmeralda Colombiana MEC
sea la institución más importante y completa del mundo, recuperando la
invaluable importancia de nuestra riqueza cultural y propiciando el desarrollo
económico.


Todo empezó con un sueño de su gestor y director, VILMAR YADIL
NOVOA BOHORQUEZ, hijo y nieto de mineros, nacido en Somondoco,
donde creció en la atmosfera asfixiante de las minas, donde el trabajo es
agotador, el oxigeno escaso y la temperatura alcanza los 50 grados
centígrados. Ahí, bajo la tierra, en las minas de Chivor.
Su primera exhibición, fue realizada en el Hotel la FONTANA en el año
2003. Siendo aplaudida por cientos de visitantes, entre ellos: estudiantes,
universitarios, turistas ( nacionales y extranjeros ). Y desde entonces ha
venido realizando diferentes exposiciones, dentro y fuera del país.




El nombre Esmeralda o smaragdos, remonta su origen a la antigua Persia o
a la India y simplemente significa “piedra verde”. La esmeralda, es una
gema o mineral precioso denominado berilio. Su composición normal
incluye berilio, aluminio, silicio y oxígeno: A12 Be3 (Si6 O18). Posee un
peso específico entre 2,67 y 2,78. Junto con el diamante, el rubí y el zafiro
forman el conjunto clásico de piedras preciosas denominadas así por su
belleza, durabilidad y rareza. Las esmeraldas son todas distintas;
individuales se juzgan por su color, brillo, transparencia y proporción.
El origen de las esmeraldas colombianas es muy particular, puesto que son
las únicas en el mundo que se encuentran asociadas con rocas
sedimentarias; circunstancia que se refleja en su magnífica calidad, lo cual
repercute en su alto valor comercial.
Durante un milenio Colombia ha sido la principal fuente de esmeraldas del
mundo, lo que significa que cinco siglos antes de la conquista española,
estos cristales brillantes se comercializaban entre grupos indígenas en toda
América.
Pronto aparecieron esmeraldas de origen colombiano en colecciones
europeas y orientales; y en el transcurso de los últimos quinientos años, las
esmeraldas mejor talladas han provenido de la India.
Cuenta la leyenda que Are, el creador del pueblo de los muzos, se detuvo a la orilla del río
Carare y de un puñado de tierra creó a los primeros seres de linaje humano: FURA (mujer)
y TENA (hombre). Su amor debía ser único y de ser traicionado les llegaría la vejez y la
muerte. Por siglos la pareja pobló la tierra hasta que apareció ZARBÍ en busca de la flor
que tenía el alivio a los dolores y la cura para las enfermedades. Conmovida por sus
fallidos esfuerzos, Fura decidió acompañarlo, pero encontraron en la selva la ocasión
propicia para la infidelidad. Al ver que Fura se convirtió en una mujer triste y vieja, Tena
comprendió la traición y supo que debía morir. Como castigo, Fura tendría que sostener y
regar con sus lágrimas su cuerpo. Tena afiló cuidadosamente su macana y sobre las
rodillas de Fura se atravesó el corazón, no sin antes buscar venganza y convertir a Zarbí
en un peñasco. Zarbí, sin embargo, pudo defenderse: se desgarró las entrañas y su
sangre se transformó en un torrente de agua que, al encontrar a Fura con el cuerpo de
Tena, enfurecido los separó, dejándolos frente a frente convertidos en dos peñascos. Ante
la muerte de Tena, el dolor de Fura fue inmenso. Sus gritos, en la quietud de la selva, se
convirtieron en mariposas multicolores y sus lágrimas se transformaron, a la luz del sol,
en una cordillera de esmeraldas. Finalmente Fura y Tena fueron perdonados por el dios
Are, quien los puso como guardianes para vigilar la tierra de los muzos y permitió que
sean las aguas del río Minero, sangre de Zarbí, las que descubran, limpien y abrillanten
sus esmeraldas.
EXPOCIONES
TRAPICHES
Para que sea perfecto debe tener seis cristales
de esmeralda separados por lutita.
OJO DE GATO
Entre las esmeraldas más importantes, por su
belleza y originalidad, al reflejar ante la luz solar
o algunas luces artificiales una línea que se
asemeja al ojo de un gato ante el viso óptico.
MACLAS O DRUSAS
Es la unión natural de varios cristales de
esmeralda en una sola pieza
GANGAS O MINERALES
Punto de cristalización de las vetas
mineras
INCLUSIONES
CACHUCHA
Primera en su clase por incluir tres minerales
en uno: Ojo de Gato, Trapiche y esmeralda
tradicional.
ESMERALDAS EXOTICAS
ARTE EN LA ESMERALDA

Las esmeraldas son minerales denominados silicatos de berilio cuya
composición
básica incluye berilio, aluminio, silicio y oxigeno
(Be3Al2SiO3)6; pueden presentar inclusiones de calcita, cuarzo, lutita,
pirita, entre otras y reciben su color verde del cromo y del vanadio. Con
el diamante, el rubí, y el zafiro conforman el conjunto de piedras
preciosas. La muestra esta conformada por distintas cristalizaciones o
formaciones de la esmeraldas, entre ellas: Ojos de Gato, que se
encuentran únicamente en la mina de Coscuez (Boyacá) y se destacan
por que al reflejar la luz se puede percibir en su interior una línea
sedosa y luminosa en dirección perpendicular que se asemeja al ojo de
un gato. Trapiches, que están compuestos por seis cristales de
esmeraldas separados por calcita, lutita o pirita y de presentan solo en
las minas colombianas. Su nombre nace de su similitud con las ruedas
dentadas de los trapiches empleados para la molienda de la caña de
azúcar. Maclas o Drusas, caracterizados por ser la unión natural de
varios cristales de esmeraldas en una sola pieza. Gangas o Minerales,
que son formaciones de distintos minerales en una sola misma roca.
Canutillos, que se distinguen por su forma hexagonal. Y Rarezas, piezas
de características geológicas especiales.
Descargar

Museo DE LA ESMERALDA COLOMBIANA