Crianza de tencas
La tenca
•
LA TENCA (TINCA TINCA) ES UNA CIPRÍNIDO ENDÉMICO DE DIVERSAS ZONAS DE EUROPA. SU CULTIVO EN
ESPAÑA SE REALIZA EN SU MAYOR PARTE EN EXPLOTACIONES EXTENSIVAS EN ZONAS DE
EXTREMADURA Y CASTILLA Y LEÓN Y SU PRODUCCIÓN ACTUAL RONDA LAS 200 TONELADAS. EL
CONOCIMIENTO QUE A NIVEL NACIONAL SE TIENE DE ESTA ESPECIE ES MÁS BIEN REDUCIDO, PERO SU
ALTO VALOR COMERCIAL (12 EUROS ELKILO, APROXIMADAMENTE), SU EXQUISITEZ DESDE EL PUNTO DE
VISTA GASTRONÓMICO Y UNA DEMANDA QUE NO PUEDE SER ABASTECIDA POR LAS CHARCAS
TRADICIONALES, CONVIERTE ESTE CULTIVO EN SUMAMENTE ATRACTIVO. ASIMISMO, ELCULTIVO DE
ESTA ESPECIE HA LLEGADO A SER CONSIDERADO INCLUSO COMO ELEMENTO DINAMIZADOR Y DE
DIVERSIFICACIÓN DEL SECTOR PRIMARIO Y DE LA ECONOMÍAS RURALES DE COMUNIDADES COMO
EXTREMADURA Y CASTILLA Y LEÓN.
La superficie máxima de estas charcas
declaradas explotaciones de
acuicultura es de 50 ha, con
profundidades de hasta 9 metros en su
cota más profunda junto al muro de
contención. Esto hace que la relación
superficie/volumen sea alta, con una
profundidad media de no más de 2,5
metros,lo que posibilita una buena
capacidad biogénica. En la actualidad
existen un total de 132 charcas
declaradas explotaciones de
acuicultura en Extremadura, que
ocupan una superficie de 700 ha, con
una superficie media de 6,6 ha
cada una.
Reproducción de la tenca
Una vez que la charca embalsa agua
con las lluvias de otoño e invierno, la
reproducción de la tenca se realiza por
los procedimientos convencionales,
consistentes en introducir en una
charca ejemplares adultos de la
especie, en muchos casos sin conocer
el porcentaje de machos y hembras. Se
elegían para este fin lagunas con agua
clara y abundante vegetación
sumergida, que sirve de soporte para
que las hembras puedan depositar sus
huevos y resulte fácil la fecundación de
los mismos. Tras la eclosión, una vez
reabsorbida la vesícula vitelina, la
larva o alevín puede mantenerse
adherido a esta vegetación para
comenzar su alimentación externa
basada en rotíferos y otros
invertebrados presentes en el medio.
Durante todo el verano las tencas se
alimentan de las reservas naturales de
la charca, para ser pescadas a
principios del otoño, cuando ya se han
desarrollado hasta alcanzar de 3 a
7cm, según la densidad y el alimento
disponible.
En cuanto a la elección de tencas
reproductoras, pueden seleccionarse
ejemplares de 400 a 600 g de peso,
que tengan de 3 a 4 años, siendo
aconsejable seleccionar un número
mayor de machos que de hembras. Se
diferencian fácilmente unos de otros,
pues los machos tienen las aletas
ventrales o pelvianas más
desarrolladas y fuertes,
distinguiéndose a simple vista el
segundo radio por su grosor.
A finales de abril y principios de mayo
se observan las tencas en cardúmenes,
diferenciándose las que van a frezar de
las otras más tardías, que están
diseminadas y más estáticas. Comienza
la hembra el desove sobre la
vegetación, y varios machos la siguen
para fecundar los huevos que se
adhieren a las plantas.
Engorde de la tenca
Las charcas de engorde no tienen las
aguas transparentes y carecen de la
vegetación descrita para las charcas de
alevinaje. Tienen gran cantidad de
materia orgánica por los arrastres de
lluvia de las inmediaciones o bien por
la carga ganadera que defeca
directamente, dando lugar a que la
capacidad biogénica del medio sea
alta. Cuando la charca ha embalsado
agua suficiente, se repuebla con una
cantidad de alevines que va a
depender de la capacidad biogénica.
Una vez efectuada la repoblación a
finales del otoño, se espera al inicio
del buen tiempo para, en algunas
explotaciones, ayudar al alimento
natural con trigo cocido o previamente
ablandado mediante su remojo en
agua durante 48 horas. La extracción
de tencas se produce desde mediados
de julio hasta septiembre, momento
en que algunas charcas se quedan sin
agua.
Crecimiento
La tenca, en general, tiene un
crecimiento relativamente lento,
especialmente en su primer año de
vida, ya que al nacer a finales de
primavera o principios de verano
dispone de poco tiempo para una
eficaz actividad. Ésta decrece con el
descenso de las temperaturas al
principio del otoño, y a medida que
éste avanza, se llega a paralizar casi
por completo, no volviendo a
comenzar hasta la primavera del año
siguiente.
Por este motivo, se ha generalizado la
denominación de tencas de un verano,
de dos veranos o tres veranos, según
los años que tengan. Para dar una idea
del estado de crecimiento de las
poblaciones de tenquinos al llegar el
mes de octubre, diremos que oscila
entre 2,5 y 10 cm, fundamentalmente
en función del momento en que
efectuaron la freza los progenitores.
Recolección de tencas
Presenta muchas dificultades,
especialmente si son pequeñas. Por
supuesto, de no contar con un
procedimiento de vaciado de la charca,
esta tarea es poco menos que
imposible, y sólo podrá tenerse un
relativo conocimiento de lo que se ha
producido en los años de per tinaz
sequía.Teniendo la charca desagüe, se
comenzará la recolección a principios
de otoño, debiendo desaguarla de
noche para dejarla de día al nivel más
constante posible. Debe cuidarse cada
año, dejar el fondo limpio y con
canales de drenaje, porque esto
facilita grandemente las operaciones
de pesca.
Sistemas de producción
Método extensivo: las producciones
de este tipo oscilan entre los 200 y los
500 kilos por hectárea, según la capacidad biogénica de las aguas y la ayuda
alimenticia complementaria.
Método semi-intensivo: está menos
extendido, y denominamos como tal a
aquel que, aprovechando la infraestructura
existente, permite dotar a las charcas de
algunos estanques de clasificación y permanencia de los ejemplares
capturados hasta su comercializaciónasí
como el utillaje imprescindible, tal como
comederos fotovoltaicos, con gran
capacidad en la tolva, que sirven para
complementar la dieta natural y hasta
triplicar la producción natural.
Método intensivo: consiste en la
construcción de estanques adecuados
de entre 500 y 2000 m
Descargar

Crianza de tencas(Jesus Garrido y Daniel Fernandez).