LA PARÁBOLA DE LA RANA
HERVIDA
Si a una rana se la
pone en una olla,
sobre un fuego
intenso, buscará
saltar y escaparse,
mientras que si la
ponemos en una
olla en agua a
temperatura
ambiente, y no la
asustamos, se
queda tranquila.
Cuando se va
aumentando la
intensidad del
fuego, la rana se
acomoda porque
siente muy bien
la nueva
temperatura del
agua
Quedará cada
vez más
aturdida y
finalmente no
estará en
condiciones de
salir de la olla.
Lo mismo sucede con las personas que no
mejoran la calidad de su estudio, que se
conforman con ir sobreviviendo; se van
acomodando a los cambios pero no hacen
nada por mejorar, por ampliar sus
expectativas y quieren hacer algo hasta que
es demasiado tarde.
Descargar

LA PARÁBOLA DE LA RANA HERVIDA