Integrantes: Dayanne Sarmiento Payé, Milagros Vega Matos,
Erika Rodríguez Bedoya, Rossio Toledo Llanos, Alejandra Juárez
Pinto, Luhanna Torres Delgado, Claudia Cano Cárdenas.
Ideas principales:
• Los filisteos atacan Israel y los israelitas huyen
• Los filisteos también asesinan al hijo de Saúl (Jonatán)
• Saúl se siente derrotado y se suicida
• Los filisteos cuelgan el cuerpo degollado de Saúl en la muralla de Bet – Seán
• Habitantes de Yabés recuperan el cuerpo de Saúl derribando las murallas de Bet –
Seán
Ideas principales:
• Después de volver de su campaña victoriosa David se encuentra con un hombre
• Un amalecita haraposo del campamento de Saúl le cuenta a David lo sucedido
• David se enfurece por lo que el hombre mató al rey ungido por Yavé, hablando de Saúl
• David aún molesto mata al hombre amalecita
• David hace un cántico fúnebre para Saúl y para Jonatán
David ungido rey en Hebrón
David consultó al Señor: "¿Debo subir a una de las ciudades de Judá?". El Señor le respondió: "Sí, sube". David
le preguntó: "¿Adónde subiré?". "A Hebrón", le respondió el Señor.
Entonces David subió con sus dos mujeres, Ajinóam, de Izreel, y Abigail, la mujer de Nabal, el de Carmel. Y se
establecieron en Hebrón
El mensaje de David a Iabés de Galaad
Le informaron a David que los hombres de Iabés de Galaad habían sepultado a Saúl,
él envió unos mensajeros para decirles: "Que el Señor los bendiga por haber realizado este acto de fidelidad
hacia Saúl, dándole sepultura.”
El reinado de Isbaal sobre Israel
Abner, hijo de Ner, jefe del ejército de Saúl, había tomado a Isbaal, hijo de Saúl, y lo había hecho cruzar a
Majanaim,
donde lo proclamó rey de Galaad, en pocas palabras, de todo Israel.
Isbaal, hijo de Saúl, tenía cuarenta años cuando comenzó a reinar sobre Israel, y reinó dos años. Sólo la casa
de Judá seguía a David.
David fue rey de Judá, en Hebrón, durante siete años y seis meses.
El enfrentamiento de Israel y Judá en Gabaón
Abner, hijo de Ner, y los servidores de Isbaal, hijo de Saúl, salieron de Majanaim a Gabaón.
También salieron Joab, hijo de Seruiá, y los servidores de David, y los encontraron junto al estanque de Gabaón. Allí
tomaron posiciones, uno a cada lado
Abner propuso entonces a Joab: "Que salgan unos cuantos muchachos y midan sus armas delante de nosotros". "Muy
bien", replicó Joab.
Cada uno le hundió la espada en el costado de su adversario, de manera que cayeron todos al mismo tiempo. Por eso a
aquel lugar, que está junto a Gabaón, se lo llamó "Campo de los costados".
Aquel día se libró un combate muy encarnizado, y los hombres de Israel cayeron derrotados ante los servidores de
David.
Seruiá: Joab, Abisai y Asael. Asael empezó a perseguir a Abner que se dio vuelta y dijo: "¿Eres tú, Asael?". "Sí, soy yo",
respondió él. Abner siguió diciendo:"¡Deja de seguirme! ¿O tendré que dejarte tendido de un golpe? ¿Y cómo podría
luego mirar de frente a tu hermano Joab?"
Pero Asael no quiso apartarse, y Abner lo hirió en el vientre con la punta trasera de su lanza y él cayó muerto allí
mismo.
Joab y Abisai persiguieron a Abner. Y al ponerse el sol, llegaron a la colina de Ammá, que está al este de Guíaj, sobre el
camino del páramo de Gabaón.
El fin de la lucha
Los benjaminitas se concentraron detrás de Abner
Entonces Abner gritó a Joab: ¿Qué esperas para decirle a tu gente que deje de perseguir a sus hermanos?" Joab
respondió: "¡Por la vida de Dios, si tú no hubieras hablado, sólo por la mañana habría dejado esta gente de perseguir a
sus hermanos!"
Joab y todo el ejército se detuvieron, ya no persiguieron más a Israel y desistieron del combate.
Abner y sus hombres cruzaron el Jordán y llegaron a Majanaim.
Joab, dejó de perseguir a Abner y reunió toda la tropa.
Los servidores de David, en cambio, habían matado a trescientos sesenta entre los benjaminitas y los hombres de
Abner.
Descargar

libro de Samuel