GENERO ÉPICO
Relación de sucesos
que tienen más de
tradicionales o
maravillosos que de
históricos o
verdaderos
Una narración oral o escrita, en prosa
o verso, de apariencia más o menos
histórica, con una mayor o menor
proporción de elementos imaginativos.
Aparece a veces para explicar
algunas tradiciones piadosas o el
nombre de un lugar, y en las
narraciones genealógicas, para
explicar el origen de algún apellido,
etc.i
Son transmitidas de generación en
generación desde un pasado remoto y, por lo
general, se consideran históricas
Mexicali, como todos los
pueblos, tiene sus leyendas,
nacidas la mayor parte, de
la imaginación de la gente.
Algunas de estas ya son
parte de las tradiciones
cachanillas. Una de ellas se
refiere a un personaje real,
pero que no vivió nunca en
Mexicali, Joaquín Murrieta
el legendario bandido
californiano. Murrieta vivió
a mediados del siglo XIX en
San Fernando, California.
Cuando México perdió California, los norteamericanos atacaron y
mataron a los rancheros mexicanos que se quedaron a vivir en
Estados Unidos. Algunos mexicanos respondieron atacando poblados
de estadounidenses. Uno de ellos fue Joaquín Murrieta, un bandido
generoso que asaltaba y repartía el dinero entre los mexicanos
pobres. Fue perseguido y asesinado. Las huidas de Murrieta para
esconderse de sus perseguidores dieron origen a las leyendas sobre
sus entierros.
Desde San Fernando hasta Mexicali se
cuentan leyendas sobre las apariciones de
Murrieta, a quien identifican porque según
algunos, les ha hablado y dice quien es. En
Mexicali, dicen las personas que viven en los
ranchos cercanos al Cerro El Centinela, que la
noche entre los día uno y dos de febrero de
cada año, en El Centinela aparece una
lumbrada.
Cuando algunas personas se atreven a
caminar hacia la lumbre, al acercarse, la
lumbre desaparece porque no son las
personas a quienes está destinado ese
tesoro. En los ranchos de La Progreso, La
Zaragoza y los alrededores, algunas
personas aseguran que encontraron
monedas de oro en la sierra y que son
parte del tesoro de Murrieta.
Descargar

Leyenda - por: ANa karen de LEÓN sánchez