MITO DE PÍRAMO Y TISBE
La historia de Píramo y Tisbe narra lo que sucede entre ellos.
Eran una pareja de jóvenes enamorados que no se podían ver
porque los padres de ambos no querían. Se comunicaban
mediante gestos. Un día descubrieron que una grieta en la
pared había hecho realidad sus sueños porque, gracias a
ella, se podían ver y concertaron una cita. Una noche
quedaron en una morera que había junto a una fuente. Tisbe
fue la primera en llegar pero una leona que fue a reclamar su
sed a la fuente la asustó y ella se escondió, dejándose caer
el velo que llevaba puesto. La leona jugueteaba con el velo y
lo manchó de sangre. Píramo, al llegar vio que el pañuelo
estaba ensangrentado y pensó que Tisbe había muerto.
Entonces él se colocó bajo la morera y se suicidó clavándose
una espada. De su sangre viene el color púrpura de las
moras. Tisbe salió de su escondite y vio las moras de un
color diferente y dudaba de si era esa la morera o no,
entonces al ver el cuerpo de Píramo tirado en el suelo
descubrió que sí era. Ella, llorando de dolor, lo abrazó y se
suicidó también.
REALIZADO POR: MIRIAN GARRE GARCÍA
Descargar

Diapositiva 1