Habacuc 2:2-3.
Y Jehová me respondió, y dijo: Escribe la
visión, y declárala en tablas, para que corra
el que leyere en ella. 3 Aunque la visión
tardará aún por un tiempo, mas se apresura
hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare,
espéralo, porque sin duda vendrá, no
tardará.
El diccionario define visión, como imagen que, de
manera sobrenatural, se percibe por el sentido de
la vista o por representación imaginativa. Pero yo
no me refiero a ese tipo de visión, sino a la
VISIÓN de Dios, a lo que se espera según
Heb.11:1, a lo que no se ve, a la visión como un
elemento de la fe. Es nuestra responsabilidad
definirla bien conforme a la voluntad de Dios.
Estoy hablando de una Visión de Dios profética,
que se cumplirá, glorificará y exaltará a Dios.
Algo que se está llevando a cabo y que se va a
cumplir pronto antes que Cristo venga, en donde
el Espíritu Santo actuará con el propósito de
transformar ciudades enteras como (Guayabo)
para la Gloria de Dios. Es una visión donde tú y
yo somos parte, protagonistas y colaboradores
de Dios.
La visión proviene de
Dios y la
pone en nuestros
corazones.
Para una persona, para un líder, para una
Iglesia, la Visión dada por el Espíritu Santo
es muy importante ¿Por qué? Porque la
Visión es lo que el Espíritu Santo utiliza
como guía, y es la marca de la meta,
enciende y alimenta el fuego dentro del
líder y lo lleva adelante con los que le
siguen.
La visión para
NUESTRA IGLESIA
I.Co.1:10.
Os ruego, pues, hermanos, por el Nombre
de Nuestro Señor Jesucristo, que habléis
todos una misma cosa, y que no haya entre
vosotros divisiones, sino que estéis
perfectamente unidos en una misma mente
y en un mismo parecer.
¿Había divisiones en la Iglesia de Corinto? Si.
¿Por qué? ¿Sabes qué es división? Significa: dos
visiones, desavenencia, desunión, discordia.
Debemos mantenernos unidos en una misma
mente y en un mismo parecer. En nuestra Iglesia
todos tenemos clara la Visión, porque es la única
forma que caminamos unidos en una misma
mente y en un mismo parecer.
Nuestra visión tiene dos
ingredientes.
Propósitos y Estrategias.
Primer Ingrediente:
PROPÓSITOS
¿Se ha preguntado por qué y para
qué existe usted? Medite en la
Visión de Dios para su vida. ¿Por
qué y para qué estoy en ésta
Iglesia? Piense en el propósito que
tiene Dios para su vida.
UN GRAN COMPROMISO
AL GRAN MANDAMIENTO
Y A LA GRAN COMISIÓN,
HARÁ UNA GRAN IGLESIA
Y UN GRAN CRISTIANO
EL GRAN MANDAMIENTO
En Mateo.22:37-39. Jesucristo nos da la
razón de ser lo que queremos ser como
Iglesia. El dijo: AMARÁS AL SEÑOR TU
DIOS con todo tu corazón, y con toda tu
alma, y con toda tu mente. 38Este es el
primero y grande mandamiento.
39Y
el segundo es semejante:
AMARÁS A TU PRÓJIMO como a
ti mismo.
De aquí deducimos dos propósitos
para nuestra Iglesia que son:
>>ADORACIÓN<>SERVICIO<<
LA GRAN COMISIÓN
Y en Mateo.28:18-20. El dijo: ID, Y HACED
DISCÍPULOS a todas las naciones,
BAUTIZÁNDOLOS en el nombre del Padre, y del
Hijo, y del Espíritu Santo; 20ENSEÑÁNDOLES que
guarden todas las cosas que os he mandado. Aquí
tenemos los otros tres propósitos que son:
>EVANGELÍSMO<>DISCIPULADO<
>>COMUNIÓN<<
:
Adoración.
Comunión. Compañerismo.
Evangelismo.
Discipulado.
Servicio.
Nuestra declaración de propósitos es:
(Traer personas a Jesús, orar por ellas
y atenderlas, enseñarles la palabra de Dios
y la comunión unos con otros, para que se
parezcan a Él cada día, perseveren en sus
caminos y le adoren, capacitarles para
enviarles a hacer discípulos en otras
ciudades y a todas las naciones, con
señales y prodigios en el poder del Espíritu
Santo)
¿Qué hacer y cómo organizarnos? Oración: Señor
quiero entender qué estoy haciendo y cómo está
organizada mi Iglesia para cumplir con los propósitos.
También te pido que me muestres cómo voy a organizar
mi vida espiritual, contigo Dios. Ayúdame para tener
bien definida la escala de prioridades en mi vida. {Dios,
Familia, Iglesia, Trabajo, Estudios, Etc....} Quiero
Señor aprovechar bien el tiempo y que me uses para
ganar muchas almas para Ti.
Segundo Ingrediente:
ESTRATEGIA
Estructura de la
Estrategia
Líderes
Nm. 11:16-17. Entonces Jehová dijo a Moisés:
Reúneme setenta varones de los ancianos de Israel,
que tú sabes que son ancianos del pueblo y sus
principales; y tráelos a la puerta del tabernáculo de
reunión, y esperen allí contigo. 17 Y yo descenderé y
hablaré allí contigo, y tomaré del espíritu que está en ti,
y pondré en ellos; y llevarán contigo la carga del pueblo,
y no la llevarás tú solo.
Líderes de Grupos Familiares
Ex. 18:17-23. 17 Entonces el suegro de Moisés le
dijo: No está bien lo que haces. 18 Desfallecerás
del todo, tú, y también este pueblo que está
contigo; porque el trabajo es demasiado pesado
para ti; no podrás hacerlo tú solo. 19 Oye ahora mi
voz; yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Está tú
por el pueblo delante de Dios, y somete tú los
asuntos a Dios. 20 Y enseña a ellos las ordenanzas
y las leyes, y muéstrales el camino por donde
deben andar, y lo que han de hacer.
21 Además escoge tú de entre todo el pueblo
varones de virtud, temerosos de Dios, varones
de verdad, que aborrezcan la avaricia; y
ponlos sobre el pueblo por jefes de millares,
de centenas, de cincuenta y de diez. 22 Ellos
juzgarán al pueblo en todo tiempo; y todo
asunto grave lo traerán a ti, y ellos juzgarán
todo asunto pequeño. Así aliviarás la carga de
sobre ti, y la llevarán ellos contigo. 23 Si esto
hicieres, y Dios te lo mandare, tú podrás
sostenerte, y también todo este pueblo irá en
paz a su lugar.
Dios organizó al pueblo de Israel de la
siguiente manera: Primero Escogió a Moisés
como Líder y le puso setenta ancianos para
que le ayudaran a llevar la carga, por lo tanto
éstos tenían que ser del mismo espíritu de
Moisés, es decir. Los ancianos tenían que
tener la misma Visión de Moisés y tenían
que ser Líderes de Familias.
Luego se le dio la orden que escogiera
Líderes de 10, de 50, de 100 y de
1.000 de acuerdo a sus capacidades
para que le ayudaran en la tarea de
conducir al pueblo hasta la tierra
prometida. [Por supuesto se le dijo que
antes debía consultar a Dios]
En nuestra Visión, a éstos grupos les llamamos:
{1} Líderes de Grupos Familiares.{10 personas}
{2} Supervisores auxiliares. {50 personas}
{3} supervisores generales. {100 personas}
{4} pastores de área. {1.000 personas} Todos se
encargarán de ayudar y resolver los problemas de la
gente y aplicar los propósitos de Dios en sus vidas.
Lideres de Grupos Familiares 10 Personas
Supervisores Auxiliares 50 Personas
Supervisores Generales 100 Personas
Pastores de área 1000 Personas
Los Líderes debían reunir requisitos especiales, para
desempeñar la funciones como tales. En Ex. 18:21
se nos dice que éstos líderes debían ser personas
de VIRTUD, TEMEROSOS DE DIOS, VARONES
DE VERDAD Y QUE ABORREZCAN LA AVARICIA.
Más adelante vemos que Dios escogió personas
para asignarles tareas específicas como: Labores
sacerdotales, Diseño y construcción del Templo,
Ministerio de Alabanza, Labores de porteros y cuidar
de los tesoros etc....
En nuestra Iglesia creemos que todos necesitan
estar bajo el cuidado de un Líder. Cada quien
necesita desarrollarse en sus relaciones,
habilidades, actitudes y en su Liderazgo, por lo
tanto necesita estar en un Grupo Familiar, de lo
contrario ésta persona no podrá crecer ni sentirse
parte de la Visión de la Iglesia.
Descargar

Descarga