“IDENTIDAD
Y ESPIRITUALIDAD
DEL EDUCADOR
CATÓLICO”
“…Un camino y un encuentro”
Mg. Alexis Barreto Zavala
http://alexisbz.jimdo.com
¿PORQUE SOY MAESTRO?
Cierto día me preguntaron: ¿por qué era
maestro?
Si no mal recuerdo quien me hizo esa pregunta
fue Leonardo el zapatero que de vez en cuando
se encarga de mi calzado. Después el empleado
de transporte que diariamente me lleva a casa,
volvió a hacerme la misma pregunta.
No se si se confabularon para hacerme todos
la misma pregunta o si fue una casualidad.
Pero lo cierto es que lograron inquietarme y
aquí estoy yo mismo esta mañana
preguntándome: ¿por qué soy un maestro?
A decir verdad no he encontrado la respuesta
correcta pero en cambio he encontrado
muchas respuestas.
Son respuestas sobre todo para mí mismo y
para ese maestro que hace algún tiempo vive
en mi interior. Soy maestro porque se me ha
concedido el privilegio de construir mundos
posibles y soñar con universos imposibles,
porque comparto el cambio y a veces también
hago que el cambio ocurra.
Soy maestro porque cada día aprendo el doble
de lo que enseño. Porque es la única forma
que existe de ganarlo todo sin perder nada.
Soy maestro porque me siento como el
alfarero tomando en mis manos mentes
inocentes que al pasar por mis clases se
convertirán en preciosos elementos de la
alfarería.
Soy maestro porque tengo la oportunidad de
compartir con seres humanos de verdad, con
personas de carne y hueso, con gente que
se equivoca, que tropieza y cae y se vuelve
a levantar sin rendirse.
Soy maestro, porque es la única manera de
lograr que me paguen mientras me divierto.
Soy maestro porque mis estudiantes me conceden
el privilegio de contarme sus confidencias de
expresarme sus desalientos y de manifestarme
sus ilusiones.
Soy maestro porque creo que Dios tiene
confianza en mí; de otra manera no permitiría el
buen señor que esté compartiendo con hombres y
mujeres ávidos de aprender y de emprender.
Pudieron ir a otra parte para calmar su sed
de aprender pero vinieron donde mí buscando un
maestro.
Soy maestro porque tengo fe, esperanza y
amor. Tengo confianza en un porvenir del cual
se me ha permitido ser protagonista.
En resumidas cuentas, quiero decir en este
momento y frente a todos: “que soy
maestro, porque los maestros somos
constructores de paz, sembradores de
sueños, visionarios de mundo nuevos y
mejores, es por eso que maestro soy y por
siempre lo seré”.
Alejandro Rutto Martínez
Jesús aparece en el escenario
religioso de su tiempo como uno
más de estos maestros de Israel.
Pero, viene a enseñar a vivir.
Acepta ser llamado "Rabbí” Maestro- y se rodea de unos
seguidores (discípulos)
para enseñarles a vivir de la
misma manera que Él lo hace.
Como ejemplo incomparable, Jesús es llamado
maestro más de 60 veces en las escrituras.
Su principal misión fue enseñar las cosas de
Dios a través de parábolas, historias y lo hacía
en cualquier lugar.
Como maestros, tenemos el don de enseñar y
la Biblia habla de este don como una gracia.
“De manera que, teniendo diferentes dones, según
la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese
conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en
servir; o el que enseña, en la enseñanza”.
(Rm. 12, 6-7)
¿QUIÉN ES JESÚS, EL MAESTRO?
Maestro, es uno de los
pocos títulos que
Jesús se atribuye a sí
mismo.
Jn 13,13.
Jesús se distingue de
todos los otros
maestros por algunas
características que lo
hacen único.
En aquel tiempo los
discípulos tenían el
derecho de seleccionar
al maestro que más les
convenciera y
conviniera.
En el caso de Jesús, no
es así. Él mismo escoge
personalmente a cada
uno de sus seguidores y
les da un nuevo
mandamiento.
Jn. 15,16
Los discípulos de Jesús lo siguen
por toda la vida y no les está
permitido volver atrás.
Lc. 9,62
Los discípulos entraban al servicio del
maestro casi de la misma forma que un
esclavo servía a su amo.
Jesús, por su parte, no los llama siervos,
sino amigos.
Jn. 15,15
Jesús es el maestro de maestros y a pesar
de todo fue insultado, maltratado por la
gente y nos dice que si a nosotros nos
pasa eso debemos sentirnos felices porque
grande es la recompensa que tendremos
en le cielo.
Mt. 5,11
Algunos rasgos de la Pedagogía
de Jesús:
Jesús es el Buen Pastor (Jn. 10, 1-21)
Él ama a sus ovejas, les busca los mejores pastos, las
conoce, las llama por su nombre. Ellas lo escuchan y
lo reconocen.
Jesús los amó hasta el extremo (Juan 13, 1)
En el encuentro con las personas Jesús establece una
relación personal. Entra en el corazón de cada uno, por
eso: Perdona, sana, ilumina, consuela, fortalece, abre
los ojos, resucita, pone de pie… no se guarda nada.
Jesús enseña con autoridad (Mt. 7, 29)
¿Con qué autoridad haces estas cosas?...
¿Quién te dio esa autoridad?
¿Quién te avala o autentifica?...
Su personalidad y su actuar es absolutamente idéntico
a lo que dice y propone.
“Oyeron que se dijo, …pero YO les digo…”
Su SER coincide con su misión…
Jesús enseña con Parábolas (Mc. 4, 33)
No les enseñaba nada sin parábolas. Con ellas se
acerca a la realidad y sencillez de quien lo escucha.
Desde la vida cotidiana nos lleva a realidades
profundas, de esa forma nos invitan a un cambio de
vida y de paradigmas.
Desarrollaba el intelecto a través del pensamiento
deductivo.
Jesús enseña
con preguntas:
1. Jn. 1,38: ¿qué buscan?
Para establecer puntos de contacto.
2. Mc. 10,18; Mt. 20,22: ¿por qué me llamas
bueno?
Para iniciar y estimular el pensamiento.
3. Jn. 6,1-7: ¿dónde podríamos comprar pan
para dar de comer a todos estos?
Para probar el compromiso y el entendimiento
espiritual (FE).
4. Lc. 10,36: ¿quién de los tres te parece que fue
el prójimo del que cayó en manos de los
asaltantes?
Para ayudar a los discípulos a descubrir la verdad
5. Lc. 14,3; 13,2: ¿piensan que aquellos Galileos
murieron así por ser más pecadores que los
demás?
Para emplear la disputa, la argumentación y la
lógica ¿se puede sanar en sábado, o no?
6. Mt. 6,25; Lc. 6,39-41:
¿no vale más la vida
que el alimento y el
cuerpo que el vestido?
¿puede un ciego guiar a
otro ciego?
Para introducir una
enseñanza llevando a la
reflexión.
CARACTERÍSTICAS DE LA
ENSEÑANZA DE JESÚS:
Utiliza la técnica del discurso en diferentes
escenarios y ante diversas audiencias.
Emplea el método narrativo para puntos
claves de la enseñanza y provoca la
reflexión.
Aprovecha el acercamiento de las personas para
clarificar ideas y conceptos que guían la vida.
Emplea refranes populares: Mt. 6,24; Mt. 9,12.
Hace uso de la asociación de ideas, enseñanza
individualizada y aprendizaje socializado.
CUALIDADES QUE HACEN DE JESÚS
UN MAESTRO EXCEPCIONAL:
EN LA PEDAGOGÍA DE JESÚS
ENCONTRAMOS:
1. Total
coherencia entre
vida y palabra.
2. Usa un lenguaje
vivo, concreto,
accesible a todos.
3. Muestra
siempre una
actitud de
misericordia.
4. No duda en
corregir cuando es
necesario.
5. Encarna Él mismo
su doctrina.
6. Cree en las
posibilidades del
otro.
7. Deja libertad de
decisión y genera
responsabilidad.
¿Qué imitar de Jesús en la vida diaria?
En Palabra
Efesios 4,29 dice: “ninguna palabra
corrompida salga de su boca”.
La conversación que glorifica a Dios es
"buena para la necesaria edificación, a fin
de dar gracia a quien escucha”.
Hay lugar para la diversión y el gozo,
porque "el corazón alegre es una
buena medicina" (Pr. 17,22).
Pero no hay lugar para la conversación
vulgar, las palabras de enojo, ni la
lengua mentirosa.
Efesios 4,25 dice cómo debe ser
nuestra conversación: “desechando la
mentira”.
Un siervo de Dios nunca debe mentir, ni
contradecirse, diciendo una cosa a una
persona y otra cosa a otra.
En Conducta
Ser una persona que vive de acuerdo a sus
convicciones, basadas en principios bíblicos.
Toda su vida es un sermón, ilustrado por sus
actividades, los sitios que frecuenta y sus
posesiones.
En Amor
Servir en amor no necesariamente
significa que debes dar la mano y
abrazar a toda persona todo el tiempo.
San Pablo demostró su amor a la Iglesia
por medio del trabajo duro (1 Ts. 2,712; Flp. 2,27-30).
Tú te puedes santificar
haciendo tu trabajo con
amor, con entrega y sin
esperar nada a cambio
(a excepción de tu
remuneración, que en
este caso sí será justa)
En Fe
La palabra griega traducida “fe” en 1 Tim.
4,12 significa fidelidad, honradez, o
firmeza.
San Pablo dice: "lo que se requiere de los
maestros es que cada uno sea hallado fiel"
(1 Co. 4,2).
¿Eres fiel en tu trabajo, en tu propia vida?
En Pureza
La palabra griega traducida pureza (hagneia) se refiere
no sólo a la castidad sexual sino también a la intención
del corazón. Si su corazón es puro, su comportamiento
también lo será.
La historia demuestra que un buen esfuerzo laboral puede
ser devastado por la impureza sexual. Debemos mantener
pureza moral absoluta.
Para ello: la vida sacramental, la oración personal
y comunitaria son buenas estrategias.
IDENTIDAD DEL
EDUCADOR CATÓLICO
“Y sin fe es imposible agradar a Dios;
porque es necesario que el que se
acerca a Dios crea”
Hb. 11,6
La identidad cristiana en la iglesia
es un acto de fe, y es a la vez la
meta, la motivación y el contenido
de la vida de la iglesia.
La prioridad de la fe es la base de la
identidad (pertenencia) en la iglesia.
Determina el tipo de iglesia que debemos
construir: una iglesia cristocéntrica,
con orientación bíblica, conducida por el
Espíritu Santo y al servicio de los demás.
El educador
cristiano
empieza,
actúa y
termina con
la oración que
pide la guía
divina
El auténtico
educador
cristiano mira
hacia el futuro.
Es una persona
con carisma,
capaz de
motivar a los
demás hacia una
meta común:
Cristo.
Influye en las personas; está
motivado por las metas, tiene una
orientación en común con quienes
buscan dirección en él… Tiene gente
dispuesta a seguirle.
1. La atención, el cuidado y el
trabajo mental más grande;
2. El ejercicio de la sabiduría y de
un juicio sensato;
3. La abnegación, un corazón no
dividido, y
4. Un firme propósito de sacar
adelante las tareas propuestas.
“Educar es cuestión del corazón…”
Aceptar a
los demás
como son
“No tenga más alto
concepto de sí que el que
debe tener, sino que piense
de sí con cordura,
conforme a la medida de la
fe que Dios repartió a
cada uno”
Rm. 12,3
Ganarse la confianza de los
demás
"Y tenemos confianza respecto a ustedes en el Señor, en
que hacen y harán lo que les hemos mandado".
2 Tes. 3,4
Tener una mentalidad abierta.
Olvidar el rencor, la amargura y el odio.
Es mejor persuadir que imponer.
Utilizar un enfoque cristiano siempre
“Hermanos míos, que su fe en
nuestro glorioso Señor Jesucristo
sea sin diferencia de personas...
pero si hacen diferencia, cometen
pecado, y quedan convictos por la
ley como transgresores".
St. 2, 1.9
• Sentido del humor
• Tener fe en nuestros
estudiantes
• Irradiar alegría
• Tratar a los
humildes con
respeto
• Ser tolerantes
• Aceptar sin rencor
los fracasos y
críticas
Dar
confianza
“Sea nuestra palabra siempre
con gracia, sazonada con sal,
para que sepan como deben
responder a cada uno”
Col. 4,6
No solo a través de las
palabras,
sino también a través de la
firmeza
con que se expresan.
Mantener la serenidad en las crisis
“Ustedes también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadan a
su fe, virtud, a la virtud conocimiento, al conocimiento, dominio
propio, al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad."
1 P. 1, 5-6
Disputa + Ira = Animosidad mutua.
Discusión + Consideración = Respeto mutuo.
Ser breve
en la
conversación
“Hay tiempo de callar,
y tiempo de hablar”
Ecl. 3,7
“Sé pronto para oír,
lento para hablar”
St. 1,19
Albert Einstein propuso la
siguiente fórmula para triunfar:
x
--- + z = Éxito
y
en donde:
x = Trabajo esforzado
y = Ocio
y cuando se le preguntó por el
significado de z dijo: “es la
capacidad de mantener la
boca cerrada"
Mostrar un carácter estable,
sincero, cortés y amistoso
"Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra
de Dios, sino que con sinceridad como de parte de Dios, y delante
de Dios, hablamos en Cristo.” 2 Cor. 2,17
ESTABILIDAD
DE CARÁCTER
CERO
ENOJO
CORTESÍA
DISPOSICIÓN
AMISTOSA
Ayudar a los estudiantes en
su crecimiento
“Antes bien, crezcan en la
gracia y el conocimiento de
Nuestro Señor y Salvador
Jesucristo"
2 P. 3,18
Dejar que los otros hablen,
no interrumpirlos ni criticarlos;
dejar que se expresen para que no alienten temores
futuros.
Emplear el método de la
persuasión
"Conociendo, pues, el temor
del Señor, persuadimos a los
hombres, pero a Dios le es
manifiesto lo que somos, y
espero que también lo sea a
sus conciencias”
2 Cor. 4,11
REQUISITOS DE UN BUEN
EDUCADOR CRISTIANO:
Tener una relación personal con Cristo:
oración, sacramentos, vida espiritual…
Vivir la vida cristiana en obediencia
a la Palabra de Dios
Ser sensible, tierno e interesado
en las necesidades de los otros.
Ser creativo con
ideas originales y
saber buscar ideas
de otras fuentes.
Ser persona con
autoridad.
Tener una actitud
positiva y entusiasta:
Buen carácter del
maestro influye en la
enseñanza.
No temer el trabajo duro, ya
que la enseñanza requiere
horas de preparación y
estudio.
LO QUE EL EDUCADOR DEBE
HACER:
Leer y estudiar
continuamente la
Biblia y las fuentes
que le ayudarán a
ser mejor maestro.
Orar por sus
estudiantes
durante la
semana. Recordar
sus necesidades y
también visitarles
de vez en cuando.
Preparar su
sesión de clase
dedicando el
tiempo
necesario para
hacerlo bien.
Llegar a tiempo
para cada clase.
METAS QUE DEBE TENER EL
EDUCADOR:
Que el estudiante entienda y aprenda el tema.
Que el estudiante guarde las verdades bíblicas
en su mente y corazón.
Que la vida del estudiante sea transformada
como resultado de la enseñanza.
Que el estudiante llegue a tal nivel de motivación
que sea un modelo para otros.
PROPÓSITO DE LA
EDUCACIÓN CRISTIANA
Educar
para el
reino
de Dios
Educar
para
nutrir
la fe
Educar
para la
libertad
ESPIRITUALIDAD DEL
EDUCADOR CRISTIANO
El educador cristiano eficaz guía,
dirige y ayuda a los estudiantes en el
aprendizaje y declara la verdad de la
Palabra de Dios.
Si sólo declara la verdad, se convierte
en un mero predicador.
Su tarea principal es fomentar el
ambiente adecuado para que tenga
lugar el aprendizaje auténtico, en el
que los estudiantes busquen a Dios.
UN TESTIGO
DE
JESUCRISTO
Y DE SU
PEDAGOGÍA:
Requiere haber
experimentado un
encuentro vivo con Jesús.
Se es testigo de aquello que
se participa, especialmente
con Cristo reflejando su
pedagogía e interiorizando
el evangelio en su vida
diaria.
Ser un agente de desarrollo
humano.
ADEMÁS:
Comunica a Cristo como
buena noticia
Es una persona en
desarrollo permanente.
Se deja evaluar.
Es un ser positivo y
participativo.
Es acogedor, sincero y
leal.
Es profesionalmente serio.
ROL TRASFORMADOR DEL
EDUCADOR CRISTIANO
El educador es considerado un
compañero del estudiante en el
proceso de crecimiento y maduración
en la fe.
Como transformador explícitamente
rechaza el autoritarismo,
paternalismo y prácticas
manipuladoras inmersas en la
práctica de la educación cristiana.
CUALIDADES DEL EDUCADOR CATÓLICO
Espiritualidad
profunda
Celebra su vida
en la Liturgia.
Persona de
oración
Ayuda a su
comunidad a
liberarse del
egoísmo
Vida sacramental
(Confesión –
Eucaristía)
Reflexiona la
propia realidad
(Evangelio )
Integrado en su
comunidad
*
Psicológicamente
equilibrado: emociones;
*
*
*
*
Trabaja en equipo,
*
Siente dentro de sí la
vocación de “ser
educador”.
Líder;
Creativo;
Responsable,
perseverante y puntual;
10 CARACTERÍSTICAS
PRIORITARIAS:
1. Compromiso
eclesial
2. Sentido misionero
3. Superación integral
4. Prudencia
5. Autoformación
6. Autoestima
7. Asertividad
8. Coherencia
en su
condición de educador
9. Desarrolla
un
“Proyecto de Vida”
10. Respeto
comunidad
(identidad)
a
la
educativa
Descargar

Descarga - Educando para la vida Alexis Barreto Zavala alexisbaza