Guerra de los misiles en Cuba
Crisis de los misiles en Cuba es como se denomina al conflicto
entre los Estados Unidos, la Unión Soviética y Cuba en octubre
de1962 generado a raíz del descubrimiento por parte de Estados
Unidos de bases de misiles nucleares soviéticos en territorio
cubano. Junto al Bloqueo de Berlín son las mayores crisis entre
ambas potencias durante la Guerra Fría y en la de Cuba es donde
más cerca se estuvo de una guerra nuclear.
La crisis abarca el período comprendido entre el descubrimiento
de los misiles (15 de octubre de 1962) hasta el anuncio de su
desmantelamiento y traslado de vuelta a la URSS (28 de
octubre de 1962)
Revolución Cubana
Desde 1959, la Revolución Cubana afectó los intereses
estadounidenses en la isla. Como respuesta, el entonces
presidente Eisenhower inició un plan dirigido a derrocar
el régimen popular recién instaurado. Ésta comprendía
el bloqueo económico, propaganda contrarrevolucionaria y
ayuda a grupos armados dentro de Cuba contrarios a Fidel
Castro. Se decidió invadir militarmente a la isla
utilizando exiliados cubanos. Aunque participarían pilotos de
guerra estadounidenses, no estaba prevista la intervención
directa del ejército de Estados Unidos.
La derrota en el intento de invadir la República de Cuba, utilizando
un desembarco de disidentes entrenados por la CIA por Bahía de
Cochinos. La respuesta militar desencadenada por Cuba bajo la
dirección de Fidel Castro derrotó la invasión en menos de 72 horas.
Como respuesta al fracaso de Bahía de Cochinos, Estados
Unidos puso en marcha
la Operación Mangosta. Ésta
constituía, entre otras cosas,
un plan secreto de invasión
militar a Cuba, pero ahora de
manera directa utilizando el
ejército estadounidense. Se
planeaba iniciar el conflicto
mediante una provocación
que tuviera lugar en la Base
Naval de Guantánamo o en las
aguas jurisdiccionales de
Cuba.
Como respuesta al fracaso de Bahía de Cochinos, Estados Unidos puso
en marcha la Operación Mangosta. Ésta constituía, entre otras cosas,
un plan secreto de invasión militar a Cuba, pero ahora de manera
directa utilizando el ejército estadounidense. Se planeaba iniciar el
conflicto mediante una provocación que tuviera lugar en la Base Naval
de Guantánamo o en las aguas jurisdiccionales de Cuba. Los rusos
descubrieron las intenciones de EEUU.
El líder soviético Nikita
Krushchev informó a Cuba
propuso a La Habana la
instalación en Cuba de cohetes
de alcance medio como medida
disuasiva contra los planes del
gobierno estadounidense. Fidel
Castro entra en desacuerdo y le
dice que con ese propósito, es
preferible un acuerdo militar
entre Cuba y la URSS
Por su cercanía a Estados Unidos, una base de misiles de este tipo
potencialmente podía vulnerar a aquel país, compensando la escasa
provisión soviética de misiles de alcance intercontinental, igualando
así la amenaza que significaba para el pueblo soviético los misiles
estadounidenses emplazados en Turquía, estado fronterizo con la
URSS, y en la República Federal Alemana. Por ello, el líder soviético
Nikita Krushchev y su gobierno decidieron asegurar la isla con la
instalación de bases de misiles, con capacidad para alcanzar Estados
Unidos y dispuestos para llevar cabezas nucleares
Los soviéticos habían subestimado
la capacidad de los servicios de
Inteligencia de los Estados Unidos
que no tardaron en detectar la
presencia de las bases de misiles
mediante violaciones del espacio
aéreo cubano con aviones
espías U-2
Se desata la crisis de los misiles
. El 22 de
octubre de 1962, Kennedy se dirigió a la Nación con un
mensaje televisado de 17 minutos. Habló de establecer una
cuarentena y un cerco alrededor de la isla. Para cumplir esta
medida se desplegaron barcos y aviones de guerra
estadounidenses. Krushchev dirigió un mensaje a Kennedy el 24 de
octubre: "...la URSS ve el bloqueo como una agresión y no instruirá
a los barcos que se desvíen";
pero en las primeras horas de
la mañana, los buques
soviéticos disminuyeron la
velocidad, con el fin de evitar
algún conflicto mayor.
El 27 de octubre, la defensa antiaérea soviética, logró detectar e
interceptar un avión espía U-2, que fue derribado por un misil cuando
espiaba el oriente de la isla de Cuba, aumentando aún más la tensión.
Sin embargo, el mismo día Krushchev propuso a Kennedy el
desmantelamiento de las bases soviéticas de misiles nucleares
en Cuba, a cambio de la garantía de que Estados Unidos no realizaría ni
apoyaría una invasión a la antilla caribeña. Además, también debería
realizar el desmantelamiento de las bases de misiles nucleares
estadounidenses en Turquía. Después de continuas negociaciones
secretas, de las que estuvo excluido Castro, Kennedy aceptó
Este acuerdo se conoció más tarde, ya que
Kennedy lo aceptó con la condición de no invadir
Cuba ni apoyar a nadie con esa intención. El
desmantelamiento de los misiles de Turquía no fue
público hasta que se llevó a cabo seis meses
después.