Desafíos de la
familia pastoral
1. Exposición
“Cuando un hombre acepta las
responsabilidades de ministro, asevera
ser portavoz de Dios, encargado de
recibir las palabras de la boca de Dios y
de transmitirlas al pueblo.¡ Cuán cerca
del gran Pastor debe mantenerse
entonces! ¡Cuán humildemente debe
andar delante de Dios, mientras
mantiene oculta su propia
personalidad y ensalza a Cristo! ¡Y
cuán importante viene a ser que el
carácter de su esposa concuerde con el
modelo dado en la Biblia, y que sus
hijos sean mantenidos con toda
seriedad en sujeción”
El hogar Cristiano, 322, 323.
¿Qué hacer?
a. Acepte la situación.
b. No viva para agradar a
los hombres, viva para
agradar a Dios.
c. Viva en comunión con
Dios.
Desafíos de la
familia pastoral
2. Privacidad
¿Qué hacer?
a. Nunca pierda la
hospitalidad y el buen
trato.
b. Mantenga sus límites.
Desafíos de la
familia pastoral
3. Tiempo para la familia
“En algunos casos, los hijos de
los predicadores son los niños
a quienes más se descuida en
el mundo, por la razón de que
el padre está poco con ellos, y
se les deja elegir sus
ocupaciones y diversiones”
El Hogar Cristiano, 322.
“Ninguna disculpa tiene el
predicador por descuidar el
círculo interior en favor del
círculo mayor. El bienestar
espiritual de su familia está ante
todo. En el día del ajuste final de
cuentas, Dios le preguntará qué
hizo para llevar a Cristo a
aquellos de cuya llegada al
mundo se hizo responsable. El
mucho bien que haya hecho a
otros no puede cancelar la
deuda que él tiene con Dios en
cuanto a cuidar de sus hijos”
El Hogar Cristiano, 322.
¿Qué hacer?
a. Establezca prioridades.
b. Tenga un equipo de
trabajo y delegue.
c. Defina el tiempo para la
familia.
Desafíos de la
familia pastoral
4. Participación de la esposa
en los programas de la iglesia
“Sobre la esposa del ministro pesa una
responsabilidad que ella no debiera ni
puede descartar livianamente. Dios
requerirá con intereses el talento que
le fue prestado. Ella debiera trabajar
fervorosamente, con toda fidelidad y
unida con su esposo a fin de salvar
almas. Nunca debiera poner en
primer plano sus deseos y
preferencias, ni expresar una falta de
interés en el trabajo de su esposo, ni
insistir en sus sentimientos de
nostalgia y descontento”
El Evangelismo, 489
“Recuerde la esposa del predicador que
tiene hijos, que ella tiene en su hogar un
campo misionero en el cual debe trabajar
con energía incansable y celo invariable,
sabiendo que los resultados de su trabajo
perdurarán por toda la eternidad. ¿No son
las almas de sus hijos de tanto valor como
las de los paganos? Atiéndalos, pues, con
amante cuidado. Le ha sido encargada la
responsabilidad de demostrar al mundo la
fuerza y excelencia de la religión en el
hogar. Ella ha de ser regida por los
principios, no por los impulsos, y ha de
trabajar con el sentimiento de que Dios es
quien le ayuda. No debe permitir que
nada la aparte de su misión”
El Evangelismo, 490.
“Debiera estar dispuesta a
acompañar a su esposo, si las
tareas del hogar lo permiten, y
debiera ayudarle en sus
esfuerzos para salvar almas”
El Evangelismo, 489
¿Qué hacer?
a. Priorice a su familia.
b. Utilice sus dones para
servir a la iglesia en la
medida de sus
posibilidades.
c. Tenga un equipo de
apoyo.
d. Recuerde que su
presencia es importante.
Desafíos de la
familia pastoral
5. Finanzas
¿Qué hacer?
a. Establezca su
presupuesto familiar.
b. Cuide sus egresos.
c. Apóyese en los
coordinadores de
publicaciones para la
distribución de
materiales de la iglesia.
Desafíos de la
familia pastoral
6. Mudanzas
¿Qué hacer?
a. Acepte la situación.
b. Recuerde que es Dios
quien dirige su
ministerio.
c. Prepare a sus hijos.
Cuide de no
transmitirles ideas
negativas.
d. Planifique los detalles
de la mudanza.
Descargar

Yo y mi casa serviremos al Señor - Desafíos