La hora del
planeta
Curso de Religión
André Saona
Mateo Hernández
Sebastián Melchor
Renato Barraza
¿Qué texto bíblico nos
habla del pedido de
Dios para cuidar el
planeta?
 Génesis
1:29-31

Se nos menciona que tras acabar la
creación, el propio Dios declaró que todo lo
creado era bueno en gran manera y lo
ponía a nuestra disposición.

Por lo tanto nosotros tenemos la obligación
de cuidar todo lo que Dios creo para
nosotros.
¿Por qué Dios nos pide cuidar
el planeta?
 El
planeta fue una obra maravillosa
creada en perfecta armonía por Dios,
cada cosa, animal y planta creada por el
tiene un significado de ser, si nosotros
malogramos o matamos algo de esta
cadena de valor entonces nos estamos
destruyendo nosotros mismos.
¿ Como podemos cuidar el
planeta?





Debemos de recobrar nuestra posición como cuidadores y
protectores de la creación de Dios.
La tierra está en peligro debido a la deforestación, al uso
indiscriminado de los recursos naturales, a la polución y
contaminación sin control.
Tenemos que ser muy cuidadosos con la forma en que vivimos,
la energía que consumimos, el agua que usamos, la forma en
que nos alimentamos y qué hacemos con los alimentos.
Tenemos que reciclar, preservar y nunca gastar los recursos más
de lo necesario.
Además, tenemos que apoyar las campañas que tengan como
finalidad preservar y mantener la creación de nuestro Padre,
porque llegará un día en que, como dice la Escritura, se nos
pedirá cuenta de ello.
¿Por qué San Francisco de
Asís es el patrono de la
ecología?



Entre los santos y los hombres ilustres que han tenido un singular
culto por la naturaleza, como magnífico don hecho por Dios a
la humanidad, se incluye justamente a San Francisco de Asís.
Francisco se convirtió en el primer ser humano preocupado
por el equilibrio entre animales, plantas y seres humanos. Fue el
primero humano que se concibió a si mismo en relación con
todas las cosas creadas; sabía que no importa cuán diferentes
seamos, todos somos criaturas de Dios, y la visión fraterna de
Francisco no incluía únicamente a los seres humanos, sino a
toda la realidad animada e inanimada
El, en efecto, tuvo un gran aprecio por todas las obras del
Creador, compuso aquel bellísimo "Cántico de las Criaturas", a
través de las cuales, especialmente del hermano sol, la
hermana luna y las estrellas, rindió la debida alabanza, gloria,
honor y bendición al buen Señor.
Descargar

Descarga