TEMA:
El callejón del beso
Una pareja de jóvenes vio interrumpido su amor, debido a que las
familias a las que pertenecían eran enemigas. Ana era hija de
españoles acomodados que vivían del lado derecho del callejón y
Carlos era un pobre minero que vivía del lado izquierdo.
La pareja de amantes se veían clandestinamente en el balcón donde
pasaban noches conversando, pero una noche el padre de Ana
sorprendió a la pareja mientras se estaban besando de balcón a
balcón.
El padre de Ana estalló en cólera y amenazó a su hija advirtiéndole que
la mataría si la volvía a ver con Carlos.
El amor de los jóvenes los llevó a no hacer caso de la advertencia del
padre de Ana y continuaron con sus encuentros, hasta una triste
noche donde fueron sorprendidos nuevamente por el padre de Ana,
que sin avisar tomó una daga y mató a su hija frente a los ojos de su
amado Carlos, quien besó la mano de su amada mientras ella caía
muerta.
La mulata de Córdoba
Según datos, era tan hermosa que todos los hombres del lugar estaban
prendados de su belleza. Mujer de sangre negra y española, pertenecía por
su nacimiento a esa clase social tan despreciada durante la colonia, clase
menospreciada y señalada como inferior por la ignorancia y la intransigencia
de la época.
Fue encerrada en una de las celdas donde pasaba las horas tras los, pesados
barrotes a la vista del carcelero. Un día la hermosa joven quien a base de
buenos tratos se había ganado la estimación de su guardián, le rogó
amablemente que le consiguiera un pedazo de carbón. Extrañado el
guardián por tan raro antojo, pero ansioso de servir a tan bella prisionera, el
hombre llevó a la celda lo que aquella mujer pedía.
Dice la leyenda que la Mulata dibujó sobre las sombrías paredes, una ligera nave
con blancas velas desplegadas que parecían mecerse sobre las olas. El
carcelero, admirado, le preguntó que significaba aquel prodigio. Cuenta que
la joven, con una encantadora sonrisa, le comentó que en ese hermoso
velero iba a cruzar el mar, y dando un gracioso salto subió a cubierta
diciendo adiós al asombrado guardián que la vio esfumarse con la nave por
una esquina del obscuro calabozo.
PRESENTADO POR:
FABIAN CESPEDES AGUILAR
Descargar

FABIAN - tic2deporte