1. La excursión en el parque nacional fue muy
horrible. Una vez allí, montamos a caballos
arriba de una montaña. Nos caímos.
¡Afortunadamente, nadie se rompió la cabeza!
Habían relámpagos y un caballo murió. No
supimos que pasó. Durante la noche, cayó
mucho granizo, nos refugiamos en una cuerva.
En la mañana, nos fuimos a casa porque la
excursión de acampar fue horrible.
2. Una vez allí en el bosque, los insectos nos
molestaron porque perdimos el repelente de
insectos. El día siguiente, llovía mucho y habían
relámpagos. No dejó de llover por cinco horas.
Esa noche, hubo una inundación en la cabaña
por eso no dormimos nada. Decidimos
levantarnos y hicimos una fogata. Contamos
cuentos de fantasmas alrededor de la fogata y
nos divertimos. Al fin de la excursión,
estábamos cansados y nos fuimos a nuestra
casa. ¡Ese viaje fue inolvidable!
3. Durante una excursión en las montañas,
vimos un oso grande. Él estaba cerca del río por
eso no pudimos ir de pesca. Así nosotros
decidimos dar un paseo. Hacía sol y buen
tiempo. Anduvimos por tres horas hasta llegar
un grupo de rocas. Escalamos la roca más alta
hasta que alcanzamos la cima. Miramos por los
binoculares y vimos el paisaje. ¡Era tan
hermoso! Descansamos un rato y hicimos un
picnic. ¡Fue una aventura fantástica!
4. Acampábamos en el valle. Durante toda la
noche, cayó granizo sobre la tienda de acampar.
Nos despertamos y fuimos al baño detrás de
una roca durante la tormenta. ¡Hacía muy mal
tiempo! Nos perdimos. Afortunadamente yo
traje una linterna. La usamos para encontrar el
sitio de campamento otra vez. También, la
brújula nos ayudó, pero el granizo destruyó la
tienda de acampar y tuvimos que dormir
adentro de los árboles. ¡Qué desastre!
5. Cuando fui de cámping en el desierto, me
perdí. También, perdí mi brújula. Hacía calor
pero de repente oí trueno. Me refuguié debajo
de una roca pero una hora después, hacía buen
tiempo y el sol apereció. Seguí el sol y encontré
el sitio de cámping a la anochecer. Una vez allí,
asé los malaviscos para la cena, toqué mi
guitarra y canté las canciones. ¡Qué divertido!
6. Cuando fui de cámping, los relámpagos
destruyeron los árboles. Hubo un incendio en
el bosque, cuando huí del bosque, empezó a
caer granizo. Yo busqué mi coche y me refugié
adentro. ¡Estaba conduciendo cuando choqué
con una puma! La puma no murió, y él se fue al
bosque. ¡Mi carro estaba roto! Tuve que andar
por cuatro horas al pueblo cercano. Fue una
aventura desastrosa y nunca quiero ir de
cámping nada más. ¡Qué horrible!
7. Cuando fui de cámping la última vez,
muchos desastres ocurrieron. Por ejemplo, una
vez allí, comenzó a llover. Había muchos
truenos y relámpagos. Yo corrí para refugiarme,
pero perdí el equilibrio y me caí. Después de
caerme, me perdí en la montaña donde vivían
muchos animales peligrosos. Finalmente, vi el
sitio de cámping, volví y encendí una fogata. Al
amanecer, salí y fui a mi casa donde comí los
panqueques. ¡Quiero ir a la playa la próxima
vez!
8. Cuando estábamos cazando en la
naturaleza, decidimos escondernos detrás de
un árbol. Buscamos algo de cazar. De pronto,
apareció un alce de la nada. Él nos acercó. ¡Era
hermoso y enorme! En ese momento no quería
matarlo. Dejé de cazar y anduve al río. Pesqué
por un rato y saqué tres pescados. Volví al sitio
de cámping y asé los pescados sobre la fogata.
¡Estában riquísimos! Decidí que me gusta
pescar más que cazar.
Descargar

Slide 1 - rykovichspanish