IT 13 de50
NATURALEZA TEOLOGIA,1
Teología = ciencia en la que la razón del creyente, guiada por la
fe teologal, se esfuerza en comprender mejor los misterios revelados en sí mismos y en sus consecuencias para la existencia
humana.
Es fe que busca entender, impulsada no
por simple curiosidad, sino por amor y
veneración hacia el misterio.
San Agustín, Sermón 48, 7: “intellige
ut credas, crede ut intelligas”.
San Anselmo: “si no creéis no entenderéis”.
IT 14 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 2
La teología comparte la búsqueda del conocimiento de Dios con la vía mística o contemplativa. Esta no depende tanto como la teológica del esfuerzo humano, sino que es fruto
muy directo de la gracia y el favor divinos.
Estas dos vías de acceso a Dios no se oponen.
La teología sin medida alguna de contemplación degenera en una ciencia de puros conceptos, y la mística sin ninguna teología, podría
convertirse en autoengaño y fantasía espiritual.
La teología no es una tarea puramente individual del teólogo: sirve
a la Iglesia. Es un aspecto de la función doctrinal de la Iglesia, que
engloba el Magisterio, la teología y la catequesis.
IT 15 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 3
La teología supone la unión de la razón y la fe. Algunos momentos
de importancia en la historia de los Concilios y de los papas sobre
esta cuestión:
1. Nicea (325): para combatir la herejía de Arrio, usa el término
filosófico “omousios” (consustancial).
2. Bulas de 1228 y 1231 de Gregorio IX sobre el uso de la filosofía
aristotélica en teología.
3. Siglo XIX: la Iglesia defiende el uso de la razón en teología contra
el fideismo de Bautain, el tradicionalismo de Bonnetty. Además
impugna los abusos de la razón en teología contra Hermes en 1835 y
Günther en 1857. Pío IX en la encíclica Qui pluribus (1846) y el
Concilio Vaticano I tratan también de la armonía entre fe y razón.
4. Siglo XX: Pablo VI en 1974 trata de la unión entre filosofía y
teología en Santo Tomás. En 1998, Juan Pablo II escribe la Encíclica
Fides et Ratio.
IT 16 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 4
El lenguaje humano es, junto a la razón y la fe, el tercer presupuesto de la teología. La Revelación no trae su propio lenguaje. El lenguaje ordinario de los hombres es el modo normal de
expresar la revelación de Dios.
La vía de la analogía permite superar los límites del
lenguaje humano para hablar de Dios y de los misterios cristianos. Se aplica según tres momentos: positivo, negativo y de eminencia.
Se puede distinguir en el terreno de la fe: 1) el lenguaje
bíblico (lo usan también por lo general los credos y confesiones de fe); 2) el lenguaje teológico (los teólogos de
los primeros siglos usaron el lenguaje de la filosofía
griega); 3) el lenguaje litúrgico (se basa en el bíblico).
IT 17 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 5
Los lenguajes de palabras no son
los únicos modos de expresar lo
religioso. Es también importante
el lenguaje de las imágenes (habitual en la Iglesia: una imagen
vale más que mil palabras), de
los gestos (genuflexión, manos
extendidas, inclinaciones de
cabeza, signos de la cruz...), del
silencio (en la liturgia como
“clima natural de adoración”).
IT 18 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 6
Objeto de la teología
La teología trata de Dios y le considera:
- ya en sí mismo (esencia, atributos y Personas divinas),
- ya como principio y fin de todas las cosas (estudia
entonces las criaturas, los actos humanos, las normas
que rigen la conducta humana, la gracia divina y las virtudes).
La teología depende por entero de la Revelación. Pero
puede y debe ocuparse además de cualquier realidad
terrenal, siempre que lo haga a) para explicar su sentido
último a la luz del Evangelio; y b) para determinar su
repercusión espiritual y moral en el hombre.
IT 19 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 7
La teología es imperfecta y susceptible de un progreso
que nunca termina. Debe ser consciente de que reflexiona sobre el misterio de Dios, que nunca puede ser abarcado por la razón humana, ni siquiera guiada por la luz
de la fe.
La teología está también condicionada
por los límites de la razón y del lenguaje.
El teólogo sabe que está en presencia de
misterios insondables. “Si has comprendido del todo es que no es Dios lo que
has encontrado” (San Agustín).
IT 20 de50
NATURALEZA TEOLOGIA, 8
La teología cristiana es sabiduría.
Su mirada a la realidad es más
profunda que la mirada filosófica
o científica, que consideran las
cosas sólo por lo que son en sus
apariencias externas.
Los Padres de la Iglesia consideraban la teología como sabiduría.
Cuando se convierte en ciencia (escolástica, s. XIII), no deja de
ser comprendida y cultivada también como sabiduría.
Descargar

Naturaleza de la Teología