¿QUÉ ES
UN REY
PARA MÍ?
CARTA A MI REY
Querido Rey Felipe VI:
Me llamo Alicia y tengo 10 años.
Vivo en un pueblo de la provincia de Badajoz, llamado Zafra.
¿Te acuerdas de mi pueblo y su feria? El pasado mes de octubre
estuviste aquí y todo el mundo, en mi localidad, se preocupó
por tu seguridad y por que estuvieras muy cómodo, tanto que
te sintieras como uno más de nosotros.
Pero no te escribo esta carta para contarte estas cosas, sino para que
sepas mi opinión sobre qué eres tú para mí.
El otro día recordé, gracias a mi perro Bucki, que tú, nuestro rey, eres
nuestro protector, el de todos los españoles e incluso llegué a pensar:
“¿cómo es posible que una única persona, tú, puedas protegernos a
todos los españoles?” Y claro, la respuesta vino por dos motivos: volví a
recordar la feria y pensé: “al igual que todos los que vivimos en Zafra
pusimos todos los medios para protegerle a él en octubre, él pone todos
sus medios para protegernos a todos”.
Pero el segundo motivo fue el más importante y el que me hizo estar
segura de que tú, el rey de España, eres para mí, mi protector.
Te voy a contar lo que me ocurrió el otro día con mi perro Bucki . Y
no es que quiera compararte con un perro, pero sí con una cualidad
que él tiene y que creo que tú también.
Mi familia y yo tenemos una casa en la playa y en invierno nadie vive en nuestra
urbanización, porque, claro, no es tiempo de playa.
El fin de semana pasado nos fuimos a pasarlo allí para disfrutar con la arena y dar
paseos a la orilla del mar. Llegó la noche y mi perro Bucki siempre duerme en el
salón y nosotros en las habitaciones de arriba. De pronto oímos ladrar a Bucki muy
enfadado y a un hombre dar voces dentro de casa. Mi padre bajó enseguida y
encontró a Bucki mordiéndole los pantalones y gruñendo muy enfadado a un policía
con cara de susto y con ganas de salir pitando. Mi padre logró tranquilizar a Bucki y
pudo hablar con el policía. Ya con menos miedo, le contó que, al estar la
urbanización deshabitada en invierno, había habido muchos robos y vigilan todas las
noches la zona.
Al ver nuestra casa iluminada pensaron que pudieran
haber entrado los ladrones, y querían asegurarse
acercándose a ella, pero Bucki había protegido tan bien
a sus habitantes que estaban seguros de que no eran
ladrones los que habían encendido las luces, sino sus
propios dueños.
Esa noche nos sentimos muy orgullosos de Bucki y
nosotros también lo protegeremos siempre.
Pues bien, al igual que mi perrito Bucki nos protegió a
mis padres, a mi hermano y a mí, creo que tú, nuestro
rey, nos proteges a todos los españoles, porque España
es tu casa y los españoles tu familia.
Espero que vuelvas a Zafra algún día y te
pueda conocer en persona.
Un abrazo muy fuerte.
ALICIA BARRANTE ESPÍNOLA.
Descargar

Qué es un Rey para ti