El término fée del francés, tiene similar procedencia, y de él derivaron las
palabras inglesas fey y fairie, que con el correr de los tiempos sufrieron
variaciones en su ortografía pasando por: fayerye, fayre, faerie, faery y
fair.
En su definición etimológica, se entiende por Hada: ser fantástico con
forma de mujer y a la cual se le atribuyen poderes mágicos.
Descargar

Hadas.