EL MUÑECO PUZZLE
HABÍA UNA VEZ UNA JUGUETERÍA DONDE VENDÍAN PELOTAS, MUÑECOS Y
MUÑECAS, COCHES, AVIONES, PATINES Y CIENTOS DE JUGUETES MÁS.
UN DÍA LLEGÓ UN NIÑO A COMPRAR Y LE DIJO AL DEPENDIENTE:
- POR FAVOR, ¿ME DAS UNA COCINITA PARA JUGAR A LAS CASITAS CON MI
HERMANA?
- ¿QUIERES ADEMÁS COMPRAR ESTE MUÑECO PUZZLE TAN BONITO?
- ¡PERO, SI TIENE UN PELO QUE PARECE UNA CACA Y UNAS OREJAS DE
SOPLILLO QUE PARECE QUE VA A VOLAR!
MÁS TARDE LLEGÓ UN HOMBRE Y DIJO:
¿ME PUEDES VENDER UNA MUÑECA PARA MI HIJA?
- ¿QUIERE ADEMÁS COMPRAR ESTE MUÑECO TAN BONITO?
- ¡PERO, SI TIENE LAS PATAS TAN TORCIDAS QUE PARECE
PATIZAMBO, Y LOS BRAZOS PARECEN SALCHICHAS¡
MÁS TARDE, ENTRÓ A COMPRAR UNA NIÑA RUBIA:
- QUIERO UNA PELOTA GRANDE PARA JUGAR CON MI HERMANO.
¿QUIERES COMPRAR ESTE MUÑECO TAN BONITO QUE TENGO?
- ¡PERO, SI TIENE LA CABEZA TAN CUADRADA QUE NI SIQUIERA ME
SERVIRÍA PARA JUGAR A LA PELOTA!
NADIE QUISO COMPRAR EL MUÑECO PUZZLE. AL CAER LA NOCHE, EL DUEÑO
DE LA TIENDA CERRÓ LA PUERTA Y SE FUE A SU CASA.
DE PRONTO SE OYÓ UN RUIDO: MUA, MUA, MUA,...
ERA EL MUÑECO PUZZLE QUE RECORDABA CUANDO LO LLAMARON PELO DE
CACA Y SE SINTIÓ TAN TRISTE QUE SE LO ARRANCÓ. LUEGO, RECORDÓ
CÓMO LE LLAMARON OREJAS DE SOPLILLO Y SE LAS QUITÓ. MÁS TARDE SE
MIRÓ LAS PIERNAS Y NO PUDO SOPORTAR QUE LE LLAMARAN PATIZAMBO Y
SE LAS ARRANCÓ. SUS DELGADOS BRAZOS LE PARECIERON SALCHICHAS. NO
LO PUDO RESISTIR Y SE LOS QUITÓ.
LO QUE MÁS LE DOLIÓ ERA QUE LE DIJERAN QUE NO VALÍA PARA NADA.
DE PRONTO, DE UNA CAJA, SALIÓ UNA PRECIOSA BAILARINA Y LE
PREGUNTÓ:
- ¿POR QUÉ LLORAS?
- MUA, MUA. PORQUE NADIE ME QUIERE.
- YO SÍ TE QUIERO PORQUE ERES DIFERENTE A LOS DEMÁS.
MIENTRAS ESTO LE DECÍA FUE ACARICIANDO AL MUÑECO Y
COLOCÁNDOLE SU CABEZA, SUS PIERNAS Y BRAZOS, SUS GRANDES
OREJAS Y SU PELO ROJO EN SU SITIO.
DE UNA RADIO DE JUGUETE QUE HABÍA POR ALLÍ, SALIÓ UNA PRECIOSA
MÚSICA TITULADA LA SINFONÍA DE LOS JUGUETES.
… Y EL MUÑECO PUZZLE Y LA BAILARINA SE PUSIERON A BAILAR
MIENTRAS SE MIRABAN A LOS OJOS COMO SÓLO DOS MUÑECOS
SABEN MIRARSE.
Y TODOS LOS JUGUETES SALIERON DE SUS CAJAS Y SE PUSIERON A
BAILAR CON ESA PRECIOSA MÚSICA.
Y COLORÍN COLORADO
ESTE CUENTO SE HA ACABADO
Adaptación libre para infantil de:
Xtóbal
Descargar

cuento-el-muneco