EL TABACO
PRESENTADO: T4. ALVARADO R. BLANCA S.
QUE ES EL TABACO
El tabaco es un producto de la agricultura originario de América y procesado
a partir de las hojas de varias plantas del género Nicotiana tabacum. Se
consume de varias formas, siendo la principal por combustión produciendo
humo. Su particular contenido en nicotina la hace muy adictiva. Se
comercializa legalmente en todo el mundo, aunque en muchos países tiene
numerosas restricciones de consumo, por sus efectos adversos para la salud
pública.
Su composición incluye un alcaloide, la nicotina, que se encuentra en las
hojas en proporciones variables (desde menos del 1% hasta el 12%). Cuando
estas hojas se procesan para producir cigarrillos se añaden sustancias
químicas que pueden ser dañinas para la salud.
El género Nicotiana abarca más de 50 especies clasificadas en cuatro grupos
principales: N. tabacum, N. petunoides, N. rustica y N. polidiclia. La especie
N. tabacum, se puede clasificar en cuatro variedades: havanesis, brasilensis,
virgínica y purpúrea, que son el origen de las distintas variedades usadas en
la comercialización.
HISTORIA DEL TABACO
Los expertos en vegetal han determinado que el centro del origen del tabaco,
se sitúa en la zona andina entre Perú y Ecuador. Los primeros cultivos debieron
de tener lugar entre cinco mil y tres mil años a.C. Cuando se coloniza América,
el consumo estaba extendido por todo el continente. Fumar (inhalar y exhalar
el humo del tabaco) era una de las muchas variedades de consumo en
América del Sur. Además de fumarse, el tabaco se aspiraba por la nariz, se
masticaba, se comía, se bebía, se untaba sobre el cuerpo, se usaba en gotas en
los ojos y se usaba en enemas. Se usaba en ritos como soplarlo sobre el rostro
de guerreros antes de la lucha, se esparcía en campos antes de sembrar, se
ofrecía a los dioses, se derramaba sobre las mujeres antes de una relación
sexual, y tanto hombres como mujeres lo utilizaba como narcótico.
Algunos químicos que contiene el cigarrillo
PERJUICIOS PARA LA SALUD
Considerado inicialmente como un posible medicamento, el tabaco ha
resultado ser, sobre todo a causa de la nicotina, un producto que modifica
gravemente las respuestas del sistema nervioso del organismo. Algunas
personas se habitúan rápidamente a consumirlo y llegan a fumar varias
decenas de cigarrillos por día.
El proceso patológico más frecuente producido por el tabaco es la bronquitis y
el enfisema, fenómenos principalmente de tipo inflamatorio y destructivo,
pero que pueden complicarse con lesiones obstructivas, de fibrosis alveolar e
incluso de neumotórax. Las opiniones son más dispares en lo que respecta a
los trastornos neuropsiquiátricos destacando, sobre todo, los casos de
excitación o malestar. La nicotina tiene un efecto directo sobre el sistema
vascular, pudiendo producir gangrena como complicación de la enfermedad de
Buerger. El hábito tabáquico influye negativamente en la potencia sexual
masculina.
PERJUICIOS PARA LA SALUD
Por lo general, los trastornos crónicos del nicotinismo aparecen después de
varias decenas de años. Las demás manifestaciones que normalmente se
nombran –cáncer de labio en los fumadores de pipa, cáncer de vejiga, cáncer
de esófago- han sido demostradas con certeza; en el caso del cáncer de vejiga,
se ha observado una mayor peligrosidad del tabaco negro que del rubio. Estos
efectos se deberían más que a la nicotina, a los alquitranes y diversos
productos químicos procedentes de la combustión, aunque el tabaco mascado
"sin humo" también produce cáncer de la cavidad oral.
El uso simultáneo del alcohol aumenta la carcinogenicidad del tabaco respecto
al cáncer de cabeza y cuello. El tabaco es el responsable del diagnóstico de casi
la totalidad de casos de enfermedad pulmonar obstructiva y enfisema y de
cáncer de pulmón, y se le achaca un tercio de la responsabilidad en la
contracción de cualquier tipo de cáncer o de enfermedad coronaria. De hecho
es el responsable de la bronquitis crónica, hipertensión arterial, hemorragia
cerebral y del cáncer de pulmón, esófago y cavidad oral y laringe.
EL TABAQUISMO Y RENDIMIENTO EN EL DEPORTE
Los administradores deportivos que aceptan patrocinio de compañías
tabacaleras, enfrentan un serio problema ético. Aun cuando sean indiferentes
al hecho de que el tabaquismo es una de las causas del cáncer, existen además
otros tipos de problemas.
Mientras que el deporte siempre ha apuntado al mejoramiento de la salud
física y mental de los participantes, ya no queda ninguna duda de que el
tabaquismo disminuye las aptitudes y los beneficios del entrenamiento.
También puede empeorar algunas de las habilidades perceptivas y motoras
necesarias para muchos deportes y ocupaciones.
Por lo tanto, la unión del nombre de una compañía tabacalera con un evento
o producto deportivo es, evidentemente incoherente.
De acuerdo con los descubrimientos de numerosos investigadores, los
fumadores comienzan con una desventaja en un número de áreas básicas
relacionadas con el rendimiento:
EL TABAQUISMO Y RENDIMIENTO EN EL DEPORTE
Capacidad aeróbica: la habilidad de introducir oxígeno y abastecer las fibras del
cuerpo durante el ejercicio, es en promedio más baja en los fumadores que en
los NO fumadores.
Capacidad vital: el volumen de aire que se puede expirar con máximo esfuerzo
después de una inspiración profunda, es también significativamente más bajo
en los fumadores.
La sangre: en los fumadores transporta una carga más pesada de monóxido de
carbono, que las de los NO fumadores, ya que la hemoglobina es 250 veces más
ávida de CO que de oxígeno.
Efectos en las habilidades perceptivas y motoras: la evidencia experimental no
es muy clara. El hecho de tratar de descubrir los verdaderos efectos del tabaco
sobre las capacidades perceptivas y motoras del mecanismo inconsciente de
recompensa que el fumador ha aprendido, requiere una investigación muy
cuidadosa.
EL TABAQUISMO Y RENDIMIENTO EN EL DEPORTE
El estudio dice que es posible para el fumador habitual, que el tabaco aumenta la
resistencia mental y neutraliza el declinamiento del rendimiento en condiciones
monótonas. Sin embargo, no hay evidencias de que exista una mejora en el
rendimiento por encima del que el fumador ya tenía en su estado inicial de no
fatiga.
El tabaquismo perjudica el rendimiento del fumador en las siguientes formas:
1) Los programas de educación física no son tan efectivos.
2) Los fumadores registran un aumento significativo en las pulsaciones y en el
ritmo cardíaco después de realizar ejercicios.
El corazón también está obligado a realizar más trabajo: los fumadores tienen
un ritmo cardíaco significativamente acelerado con respecto a los NO fumadores.
Aparentemente el tabaco reduce la eficiencia del corazón, obligándolo a bombear
cantidades más pequeñas de sangre a un ritmo más acelerado.
EL TABAQUISMO Y RENDIMIENTO EN EL DEPORTE
Oxígeno: los fumadores adquieren una mayor deuda de oxígeno que los
fumadores. Tienen que utilizar más energía del proceso de recuperación para
poder realizar el ejercicio. Consecuentemente, tardan más en recuperarse que
los NO fumadores después de un ejercicio.
OPINION
El tabaco es un grave problema social, ya que la mayoria de las personas suelen
empezar a fumar porque se sienten mas mayores, o piensan que le veran como
mas maduros aunque no es asi. El problema del tabaco es que una vez que
empiezas es dificil dejarlo ya que tiene sustancias muy adictivas.
La gente suele empezar a fumar entre los 16-20 años ya que es cuando mas se sale
de fiesta, con los amigos... y empiezan a fumar porque se ven mejor socialmente,
sin pensar que hay mucha gente que odia el olor a tabaco y el humo, y sin saber
que le esta poniendo los pulmones negros y causando un gran mal en su cuerpo.
Descargar

el tabaco - BLANCASTIVALIS