Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
La estructura
 Las estrofas
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando;
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
}
cuarteto
}
cuarteto
} terceto
} terceto
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
La estructura
 Las estrofas
 La rima
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
A
A
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
A
B
B
A
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando;
A
B
B
A
C
D
C
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
D
C
D
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
La estructura
 Las estrofas
 La rima
 El sistema métrico
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Her-mo-sas nin-fas que en el rí-o, me-ti-das,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Her-mo-sas nin-fas que en el rí-o, me-ti-das,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Her-mo-sas nin-fas que en el rí-o, me-ti-das,
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
Con-ten-tas ha-bi-táis en las mo-ra-das
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
de re-lu-cien-tes pie-dras fa-bri-ca-das
y en colunas de vidrio sostenidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
1
2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Her-mo-sas nin-fas que en el río, me-ti-das,
sinalefa
sinéresis
1
2 3 4 5
6
7 8 9 10 11
Her-mo-sas nin-fas que en el río, me-ti-das,
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
1
2 3 4 5
6 7 8 9 10 11
Her-mo-sas nin-fas que en el río, me-ti-das,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en co-lu-nas de vi-drio so-ste-ni-das;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
La estructura
 Las estrofas
 La rima
 El sistema métrico
 La sintaxis/la semántica
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas [que en el río metidas,]
contentas habitáis en las moradas
Ninfas, habitáis en las moradas
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas
hipérbaton
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
ninfas,
habitáis en moradas
fabricadas de piedras
y sostenidas en colunas de vidrio;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas...
En la mitología griega, divinidad
subalterna y femenina de las fuentes, de
los bosques y de los ríos …son la
personificación de las fuerzas de la
naturaleza.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
Contentas habitáis en las moradas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas
Hermosas ninfas que en el río metidas,
contentas habitáis en las moradas,
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
}
}
Ninfas/río
Cuarteto
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
anáfora
}
cuarteto
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
En París está doña Alda,
la esposa de don Roldán,
trecientas damas con ella
para la acompañar:
...
las ciento hilaban oro,
las ciento tejen cendal,
las ciento tañen instrumentos
para doña Alda holgar.
“Romance de Doña Alda”
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
En París está doña Alda,
la esposa de don Roldán,
trecientas damas con ella
para la acompañar:
...
las ciento hilaban oro,
las ciento tejen cendal,
las ciento tañen instrumentos
para doña Alda holgar.
“Romance de Doña Alda”
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando;
}
}
Ninfas/río
actividades
} terceto
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando;
}
}
}
Ninfas/río
actividades
interrupción
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
que o no podréis de lástima escucharme,
que o no podréis de lástima escucharme,
hipérbaton
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
o convertido en agua aquí llorando,
o convertido en agua aquí llorando,
o convertido en agua aquí llorando,
hipérbole
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
antítesis
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando;
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
}
}
Ninfas
}
}
actividades
interrupción
consecuencias
Soneto XI
de Garcilaso de la Vega
Hermosas ninfas que en el río, metidas,
contentas habitáis en las moradas
de relucientes piedras fabricadas
y en colunas de vidrio sostenidas;
agora estéis labrando embebecidas,
o tejiendo las telas delicadas;
agora unas con otras apartadas,
contándoos los amores y las vidas;
dejad un rato la labor, alzando
vuestras rubias cabezas a mirarme,
no os detendréis mucho según ando;
que o no podréis de lástima escucharme,
o convertido en agua aquí llorando,
podréis allá despacio consolarme.
Descargar

Soneto XI de Garcilaso de la Vega